Durante los últimos años, mi Guatemala, el país de la eterna primavera y de una gran mayoría de guatemaltecos que están llenos de amor por la patria, por el prójimo y por sacar adelante a nuestra nación, se ha parecido más a una serie de Netflix.

Una serie con los giros más inesperados que ningún productor hubiera sido tan creativo como para inventar los ataques, contra ataques y el molesto alboroto que hemos vivido.

Los guatemaltecos queremos paz. Paz unos con otros, para convivir y disfrutar de nuestra bella nación, mientras con la oración y la acción, seguimos levantando a Guatemala.

A pesar de estos subi bajas que hemos vivido, este domingo todos los que amamos nuestra Guatemala, el atol de elote, las tostadas con salsa de tomate o guacamol, los rellenitos, los chuchitos, los tamales, los paches y todo esto sobre todo, compartido en familia, con buenos amigos, en paz y en reuniones sociales que ocurren desde que sale el sol y hasta después que se pone, tenemos que ir a votar.

Un gobierno no va a salvar a Guatemala, sólo Dios puede salvarla, al transformar el corazón de todo guatemalteco que cree en Jesucristo como el salvador y se arrepiente de sus pecados.

Pero aunque un gobierno no puede salvar a Guatemala, sí puede hundir a nuestra nación como lo hemos visto en otras naciones de Latinoamérica, que experimentan problemas mucho más serios, que gracias a nuestro Padre, no ocurren acá.

Su voto es importante, no lo bote. Y aunque Guatemala por momentos parece una Guatemala a la Netflix, nuestro llamado es a construirla y no a destruirla. Y la indiferencia ante unas elecciones, no la construye.

Este domingo, vayamos y animemos a todos los guatemaltecos a votar. Y luego de las elecciones, sigamos orando y accionando para honrar a Dios, a nuestra nación y a nuestro prójimo.

Amo a mi Guatemala. El domingo iré a votar. ¿Y usted?

«La justicia enaltece a una nación, pero el pecado deshonra a todos los pueblos.» Proverbios 14:34

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 900,000 descargas.

161,570 suscriptores

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram y YouTube

Ore hasta que Dios le dé un milagro o hasta que Dios lo llame a su presencia… Cuando oramos no le damos órdenes a Dios, le suplicamos, reconociendo quién es Él y que nuestra vida, total dependencia y fidelidad a Él, no dependen de una respuesta, sino de quién Él es.

Pablo tuvo un aguijón en la carne, tres veces oró a Dios que se lo quitara y no se lo quitó. A pesar de ese aguijón en la carne, escribió inspirado por el Espíritu Santo, trece de las veintisiete cartas del Nuevo Testamento. Y sirvió a Dios incansablemente y con un gozo inspirador a pesar de todo.

Y declaró cuando sabía que su muerte estaba próxima y no una muerte por causa del aguijón en la carne, que aún seguía en Él: «He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe.» 2 Timoteo 4:7

La guerra o batalla espiritual a nivel individual, es mantenerse en la fe. Sin importar la tentación que se nos presente o venga lo que venga y pase lo que pase. ¿Qué nos sostiene? Jesús nuestra esperanza de gloria. Aquel a quien Dios resucitó y que es garantía de resurrección para nosotros los que hemos creído.

A Dios lo honramos por lo que Él es y no por lo que Él hace. Aunque ya hizo en Cristo y siempre hará. Pero no siempre hará conforme a nuestra voluntad. Somos sus siervos, que aceptamos lo que viene, siempre confiando en Él.

Sólo existe un lugar en donde ya no necesitaremos ni fe, ni esperanza y será en el cielo, porque le veremos cara a cara y seremos salvos para la eternidad. Pero el amor permanece para siempre. Por eso amemos en dos direcciones: hacia el cielo y en el suelo. En la buenas y en las malas.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 900,000 descargas.

161,570 suscriptores

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram y YouTube

El comunicado oficial publicado en las redes sociales de Julito Melgar dice:
«Hoy 19 de abril de 2019 a las 2:00 p.m. nuestro valiente y amado Julio Melgar terminó victorioso la buena carrera en esta vida y partió a la presencia del Señor. Durante todo este proceso vivimos en un constante milagro donde Dios nos dibujó lo que es tener una fe inquebrantable a través de su vida. Sabemos que Dios obró, Él siempre tuvo el control y confiamos en su soberanía. Tenemos un Padre bueno que sabrá sostener, sanar y fortalecernos como familia y ministerio. Agradecemos profundamente a todas las personas que creyeron junto con nosotros; gracias por levantar nuestros brazos tantas veces. Definitivamente no seremos los mismos, ahora tenemos una fe más grande para seguir adorando por siempre al único digno, porque así nos lo enseñó nuestro Julio, que ahora llegó al lugar que pertenece. “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” Filipenses‬ ‭4:6-7‬ ‭NTV

Ante esta triste y dura noticia para su familia, amigos más cercanos y los que fuimos edificados de alguna manera por la vida de Julito, escribí en mis redes sociales:

Nuestra esperanza no es una vida eterna en este cuerpo terrenal, sino una vida eterna en un cuerpo celestial. Clic para tuitear Así como creemos que Jesús murió y resucitó, un día resucitaremos con él. Por eso para nosotros los cristianos: "El vivir es Cristo y el morir es ganancia". Clic para tuitear Para el cristiano la muerte duele, pero duele con esperanza… Clic para tuitear Mantener la fe, es mucho más que esperar un milagro, es ser fieles a Dios, a pesar de lo bueno o malo que venga a nuestras vidas, hasta que él nos llame a su presencia. Nuestras oraciones y cariño, por la familia Melgar. Clic para tuitear

Recientemente publiqué en mis redes, algo que titulé: «La muerte no es una derrota para el cristiano« Le recomiendo leerla y compartirla, para que tengamos una perspectiva bíblica sobre la muerte. Para leerla dé clic aquí

«Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. 14 ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él. 15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto. 16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. 18 Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras.» 1 de Tesalonicenses 4:13-18

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 900,000 descargas.

161,570 suscriptores

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram y YouTube

Ya sea en el extranjero por www.frater.tv o en persona en el Mega Auditórium de La Fráter Ciudad San Cristóbal en Guatemala, disfrute de la presentación teatral, La Vía Dolorosa. El 12, 13 y 14 de abril a las 7 de la noche.

La Vía Dolorosa es el Clásico Teatral de la Semana Santa que, durante 22 años, Fraternidad Cristiana de Guatemala ha presentado de manera gratuita. Esta es una representación de la vida, mensaje, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Durante estos años, más de 370,000 personas han asistido a esta magna presentación. Solo el año pasado se logró una convocatoria de 34,600 personas.

Este es un montaje de primera, con efectos sonoros y visuales que transportan al asistente a través del tiempo a la tierra de Israel, donde Jesucristo partió la historia de la humanidad en dos.

Cuando iniciamos eran solamente 60 actores los que participaban, ahora están involucrados más de 300 voluntarios, que conforman 18 diferentes comisiones, entre ellas:

Teatro: 80 personas, Danza: 30 personas, Backstage: 12 personas, Fotografía: 20 personas, Utilería: 5 personas, Efectos especiales: 9 personas, Producción y Multimedia: 11 personas, Cantantes y Coro de voces: 56 personas, Maquillaje: 11 personas, Sonido: 6 personas, Televisión: 15 personas, Iluminación: 7 personas, Vestuario: 24 personas, entre otros.

La Vía Dolorosa se presenta cada año, una semana antes de la Semana Santa y este año se llevará a cabo el viernes 12 y sábado 13 de abril a las 19:00 hrs. y el domingo 14 de abril a las 10:00 y 19:00 hrs. en La Fráter Ciudad San Cristóbal. La entrada es gratuita. Para los que estén en el extranjero podrán verla en vivo por www.frater.tv

Las puertas del Mega Auditórium se abrirán 3 horas antes del inicio de cada presentación. También tendremos un Food Court con restaurantes para que puedan llegar temprano y comer con la familia y amigos. Este estará abierto los tres días desde las 14:00 hrs. y contamos con amplio parqueo interno gratuito en nuestras instalaciones.

Sigan nuestras publicaciones en: www.facebook.com/laviadolorosa/ y en www.laviadolorosa.com

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma,

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 900,000 descargas.

161,570 suscriptores

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram y YouTube


Pareciera que la teología de muchos con respecto a la vida, es que la vida en esta tierra, debe ser eterna y que la muerte, es una maldición a ser evitada a toda costa. Qué tan contrario a lo que enseña la Biblia. Clic para tuitear Nuestros días están contados y nos espera no el vacío sino la vida eterna con Dios.

Y es que nuestra esperanza, no es una vida eterna en este cuerpo terrenal, sino una vida eterna, en un cuerpo celestial. Así como Jesús murió y resucitó, nosotros un día moriremos y resucitaremos a una vida eterna, donde estaremos con Dios para siempre.

«¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él» 1 Tesalonicenses 4:14

Y es que tener fe, no es ser fiel porque Dios hará un milagro. Tener fe, es ser fiel a Dios aunque no haga un milagro. La fe, cree que Dios existe, cree en la redención de los pecados por el sacrificio de Jesús en la cruz y en la promesa de la vida eterna.

La muerte no es una derrota para el cristiano. Nuestra vida redimida en esta tierra, y nuestra esperanza eterna, dependen de la muerte del Justo, Jesucristo, que al tercer día Dios lo resucitó. Por eso Pablo podía decir con plena convicción: «Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia» Filipenses 1:21

Si la muerte fuera una derrota, Jesús fuera la derrota más grande, pero Dios lo resucitó. Si la muerte fuera una derrota todos los fieles discípulos de Jesús que han muerto como mártires, por enfermedades, accidentes u otras causas, no tendrían esperanza, pero todos, tienen esperanza eterna.

Para el cristiano la muerte no es una derrota. La muerte desde los ojos de Dios, tiene mucho valor: «Mucho valor tiene a los ojos del Señor la muerte de sus fieles» Salmo 116:15

¿Cómo es posible que mucho valor tenga a los ojos del Señor la muerte de sus fieles? Es que para nosotros es un triste adiós con esperanza eterna. Pero para Dios, es un bienvenido a casa.

¿No puede entristecerse uno? Claro que sí. Tanto por la muerte, como por la enfermedad de un ser querido. No existe dolor más grande que la separación física de aquellos que amamos en esta tierra. Para el cristiano la muerte duele, pero duele con esperanza Clic para tuitear

Pero no lloremos hacia el suelo en desesperanza. Lloremos hacia el cielo de donde viene mi socorro. Y oremos como oró Jesús en el jardín del Gestsemaní previo a su arresto: «Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: «Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú»» Mateo 26:39

Tengamos la convicción de Sadrac, Mesac y Abednego quienes ni amanenzados doblaron su rodilla ante una estatua y prefieron ser lanzados a un horno de fuego y le dijeron al rey: «Sadrac, Mesac y Abednego le respondieron a Nabucodonosor: —¡No hace falta que nos defendamos ante Su Majestad! 17 Si se nos arroja al horno en llamas, el Dios al que servimos puede librarnos del horno y de las manos de Su Majestad. 18 Pero, aun si nuestro Dios no lo hace así, sepa usted que no honraremos a sus dioses ni adoraremos a su estatua.»

No adoraron la estatua porque fueran a ser salvados del hornos de fuego. No la adoraron porque su fidelidad a Dios era más grande que cualquier cosa. Sabemos que Dios los libro del horno de fuego. Pero no fueron fieles porque Dios los libró. Fueron fieles porque Dios era Dios y vivían para honrarlo y obedecerlo.

Oremos para vivir en la fe y para morir con la fe. Como buenos soldados, fieles a la misión celestial de ser el pueblo de Dios, pueblo santo, que ama y le sirve, siempre. Clic para tuitear

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 900,000 descargas.

161,570 suscriptores

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram y YouTube