Lea la introducción de mi libro #LiderazgoCuarenta gratis el 27/Agosto

agosto 8, 2016

Como usted sabe, lanzo libros gratis cada 14 de febrero y 27 de agosto día de mi cumpleaños.

Este año para mi cumpleaños 40, lanzaré gratis mi quinto libro: Liderazgo Cuarenta, cuarenta años de vida, cuarenta lecciones sobre liderazgo.

Este libro le permitirá convertirse en un líder de impacto.

Le comparto la introducción y si no tiene mis 4 libros anteriores, #Emparejarse #NoviazgoDeAltura #MeQuieroCasar y #MetasDeVida, descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Mis libros en conjunto están por sumar las 500,000 descargas.

Por favor comparta esta publicación en sus redes sociales con los botones al final de la misma, para que muchos más puedan convertirse en un líder de impacto y transformemos nuestro mundo.

Un abrazo,

Alex.

*****

Libro Liderazgo Cuarenta
Introducción

Usted no sólo puede, usted debe ser líder. Grábese estas palabras. Usted no sólo puede, usted debe ser líder. Su mundo actual y las generaciones futuras se lo agradecerán.

Liderazgo es transformación. Todo lo que las manos de un buen líder toquen, reverdecerá. El liderazgo hace la diferencia entre el día y la noche, el orden y el caos, la dirección y la incertidumbre y el logro o la ilusión. El liderazgo trae vida en donde hay muerte, un oasis en donde hay desierto, esperanza en donde hay desilusión y resultados en donde hay mediocridad. Usted no sólo puede, usted debe ser líder. Esto es algo urgente.

Son las 3:30 de la madrugada y estoy acostado en mi cama en un cuarto en el Hostal Santa Cruz del IRTRA (Instituto de Recreación de los Trabajadores) en Rehu en Guatemala. Mi cuarto está oscuro, no tengo sueño, porque la emoción y los dos cafés que me tomé a las diez de la noche me vencen. Ver el índice del viaje que juntos realizaremos en este libro, me tiene despierto.

Regresé a mi cuarto a la media noche y mi esposa y mis cuatro hijos ya duermen. Más de 80 personas del Liceo Fráter – el colegio bilingüe inglés/español de la iglesia cristiana en la que sirvo y que fue fundado en 1986, cuyo slogan es: educación que trasciende a la eternidad – nos venimos dos días y una noche para celebrar el día del maestro.

Anoche tuvimos la cena Neón para recordar que debemos reflejar la luz de Jesús entre nosotros y a nuestros alumnos. Hace cuatro años teníamos quinientos treinta y cinco alumnos. Cuatro años después tenemos ochocientos cuarenta y ocho y no sólo creceremos más el año próximo sino que estamos solicitando la apertura de otro colegio con la misma calidad que nos ha distinguido por 30 años pero ahora en Ciudad San Cristóbal donde tenemos otra sede de la congregación.

¿Cómo logramos esto? Siendo líderes. ¿Quiénes? Todos. Por mucho tiempo no quise tomar las riendas del colegio, tenía suficiente con el trabajo en La Fráter, la iglesia que fundaron mis papás en 1,979 y que hoy tiene más de 15,000 miembros. Pero llegó el día, no hubo opción.

La cantidad de alumnos venía con una tendencia a la baja, la persona que dirigía a la Directora del colegio renunció y lo que esta persona veía, lo distribuimos entre cuatro y yo tomé el colegio al que tanto le había huido no por falta de pasión, sino por falta de tiempo. Verdaderamente, los niños son vida y ser maestro de lo más gratificante que existe.

Luego de trabajar por más de 10 meses con la Directora Académica y Administrativa vi que no llegaríamos a donde debíamos. Las habían colocado en un puesto que no era para ellas. Eran perfectas para otro puesto, para nada haraganas, con mucho conocimiento, pero liderar es un mundo que va más allá de la capacidad. Liderar es ver el futuro soñado, definir la cruda realidad del presente y definir los pasos para alcanzar lo soñado.

Traje a dos personas en sus lugares que bajo mi dirección y con una capacidad creciente mes a mes en su liderazgo, juntos con sus equipos logramos esta hazaña. Devolver al Liceo Fráter no sólo su gloria pasada, vencer por dos años consecutivos el récord en la cantidad de alumnos y buscar la excelencia y el gozo en el aprendizaje en todo.

Sé lo que es liderar, sé lo que es celebrar los triunfos y sé lo que es tragarse y aprender de los fracasos. No le hablo desde una perspectiva teórica, sino desde una en donde toda mi vida he estado expuesto al liderazgo.

Nací en una familia de dos soñadores. Dos personas de fe cristiana que encontraron en Jesús el perdón de pecados, en su sacrificio en la cruz la reconciliación con Dios y en la promesa de la resurrección la esperanza eterna.

Mi papá, Jorge H. López y mi mamá Elsy de López junto a 20 mujeres más fundaron Fraternidad Cristiana de Guatemala, una iglesia cristiana para la familia que proclama el amor de Dios, manifiesta el poder del Cristo resucitado y persevera en el orden dado en la Biblia.

Sin ningún activo más que el de un sueño de predicar el evangelio de Jesús y de convertirse en una iglesia modelo para Latino América y el mundo, ese joven de 28 años comenzó lo que los miembros bautizarían como La Fráter. Hoy tenemos dos sedes en propiedad, todo a nombre de la iglesia y nada a nombre de los López.

En La Fráter Roosevelt tenemos un Auditórium para 3,500 personas inaugurado en Febrero de 1,991 – el de mayor capacidad de su época -. En la Fráter Ciudad San Cristóbal tenemos un Mega Auditórium para 12,244 personas en butacas tipo teatro inaugurado en mayo del 2,007 y en ambas sedes otros auditóriums más pequeños y aulas suficientes para atender a los niños.

Todo esto ha sido construido al contado producto de la íntegra administración de los recursos económicos por parte de mi papá, de las juntas directivas de voluntarios a lo largo de los años y de la generosidad voluntaria de cada uno de sus miembros.

Me formé bajo la sombra de mis papás. Liderazgo en la casa, liderazgo en la calle y liderazgo en la iglesia. Tuve un curso continuo desde pequeño en la Universidad la pura “O”. Esta es la universidad de la Observación. Solía acompañar a mis papás en todo: a orar por enfermos a hospitales, a predicar a funerales y entierros, a visitar a miembros a sus casas, a predicar a iglesias, hoteles, a la radio e incluso a debates en televisión. Ahí estaba yo a la sombra de mis papás.

No sólo estaba a la sombra de mis papás sino a la sombra de muchos de los líderes nacionales e internacionales. Asistir a desayunos de niño y estar cerca de otros pastores o de líderes importantes de la época como Luis Palau, Alberto Mottessi y otros, fue otra de mis escuelas en la Universidad de la Observación.

También estuve a la sombra de muchos líderes en La Fráter. Miembros que al visitar sus grupos en casa, sus empresas o sus casas de recreación en la playa o en un lago, siempre eran una gran lección e inspiración. Escuchar sus historias de cómo comenzaron, cómo crecieron y cómo manejaban sus negocios, inspirador y aleccionador. Pero más allá de esto, su pasión por conocer de Dios en la Biblia, de servirle y a su prójimo.

Bien se ha dicho que los cristianos somos las personas del Libro. Alguien dijo: “La Biblia es como un paracaídas, si no se abre, no sirve de nada”. Un libro tan antiguo, pero tan relevante como ningún otro porque el mensaje se origina en Dios. Estas personas eran personas del libro, exitosas en las cuestiones de la tierra, pero consagradas a un propósito celestial y eterno. Ahí estaba yo en la Universidad de la Observación.

Mi mamá también fue fundamental en el desarrollo de mi liderazgo. Ella dirige hasta el día de hoy La Zona de Campeones – como le llamamos al área de niños en La Fráter –. Ahí me disfrazaba de payaso, fui maestro de niños, encargado de juegos y de grupos de niños en retiros, aprendí a tocar lo básico de la guitarra, el bajo y el piano, aprendí a dirigir los cantos, a hablar en público y a ayudar en todo lo que fuera necesario, desde arreglar sillas, cortar papel hasta cargar una camioneta con el equipo de sonido para alguna actividad, montar el equipo y sacar sonido.

Gracias a Dios siempre hubo necesidad de más personas y cuando hay necesidad, siempre le dan a uno la oportunidad. Ya me había matriculado a dos universidades: La Universidad la pura “O” y la Universidad la pura “A”. Ya no sólo estaba en la fase de la observación sino a la vez también en la fase de la acción. No hay como la Universidad de la Acción. Al principio no será bueno, pero el estudio, la autoevaluación, la retroalimentación de los que van delante y lo aprecian, lo llevará a otro nivel en su liderazgo.

No sólo conocí a personas en el medio cristiano. Tenía seis años cuando conocí en persona a mi primer Presidente de la República de Guatemala. Y luego a lo largo de mis primeros cuarenta años de vida, he compartido en algún momento con cuatro presidentes más.

Siempre en la Universidad de la “O” y dándome cuenta que todos los líderes religiosos, empresariales o nacionales, son seres humanos con fortalezas y debilidades, con un puesto que deben desempeñar con integridad, capacidad, produciendo resultados y todo esto, ante muchísimos desafíos, oposición, calumnias y más.

En el tiempo del gobierno del Ing. Álvaro Colom incluso trajimos por primera vez a Guatemala, a John C. Maxwell, el experto mundial en liderazgo y lo llevamos a que le diera una charla privada al Presidente, Vice Presidente y a su Gabinete al Palacio Nacional. Ahí desayunamos juntos un delicioso tamal chapín.

Con EQUIP la entidad no lucrativa de John C. Maxwell tuve el honor de servir como voluntario por nueve años como el Coordinador Nacional para Guatemala del proyecto Un Millón de Líderes. Tiempo en el que no sólo fui parte de unos eventos privados para los Coordinadores y donantes, sino que pude compartir pequeños momentos a la mesa y enseñanzas con Maxwell, junto a su equipo más cercano.

Quien entonces era el Presidente de su entidad no lucrativa y bajo cuyo liderazgo EQUIP tenía ahora presencia mundial, se convirtió en mi amigo e incluso nos invitó a su casa en Atlanta a mi esposa y a mis dos hijos.

Ver no sólo a Maxwell, sino sobre todo conocer a su equipo incluyendo a su escritor, fue una experiencia enriquecedora.

Fui parte de un evento que anualmente organiza Maxwell y que se llama “Exchange”, en donde por tres días estuvimos compartiendo con Maxwell, un poco más de 100 personas en la isla Saint Thomas, en donde otro amigo norteamericano me invitó a asistir y cubrió mis gastos. Estar frente a un grupo tan selecto de millonarios, empresarios y personas que ahorran anualmente tan solo para asistir y compartir con otros que sueñan con ser líderes.

Al graduarme del colegio, me fui a estudiar con una beca/trabajo al Christ For The Nations Institute en Dallas, Texas. Trabajé como sonidista y luego en el lugar que cambió mi vida, la biblioteca. Había leído libros a la fuerza y sin ganas en el colegio, pero en esa biblioteca me matriculé al a Universidad la pura “L”. Esta es la Universidad de la Lectura. Y es que un buen libro transforma la vida de cualquiera. Contiene la mente del autor y la mente de alguien que conoce de su tema es tan valiosa porque nos lleva del sótano al décimo nivel en el edificio de la vida en pocas horas. Eso pretendo con este libro.

Al graduarme del Instituto Bíblico regresé a Guatemala y desde hace veinte años he trabajado en La Fráter ocupando distintos puestos. Al regresar un miembro de la Junta Directiva me pidió que fuera el Coordinador de CEMFRAC (Centro de Estudios Ministeriales de Fraternidad Cristiana), el Coordinador de las Células para que fuera parte de su equipo y la Directora del Liceo Fráter de aquel entonces para que trabajara en el departamento de inglés. Me decidí por trabajar en el CEMFRAC. A partir de ese momento me matriculé a la Universidad la pura “E”. Esa es la Universidad de la Experiencia, de las más valiosas. Universidad en la que he estado por los últimos 20 años.

Fui Coordinador del CEMFRAC, luego miembro del consejo de los Grupos C.A.F.E. (Células de Atención Familiar y Evangelismo), luego Sub-coordinador, luego Coordinador de dichos grupos y actualmente soy el pastor asociado de la iglesia desde donde dirijo toda el área tanto administrativa como ministerial en la iglesia. Así es como apoyo a mi papá, quien no sólo ha confiado en mí sino que me ha respaldado en todos los proyectos que le he presentado y que han sido de beneficio para nuestra iglesia y la Gran Comisión de ir y hacer discípulos.

Tengo la experiencia de dirigir a personas con un salario y también a voluntarios. La Fráter tiene a la fecha más de 3,000 voluntarios que sirven a Dios y a su prójimo en las más de 30 áreas de servicio que tenemos en la iglesia. Y cuando a un trabajador se le lidera como a un voluntario, eso es explosivo.

Desde que regresé del Instituto Bíblico estudié algo que no sabía que se convertiría otra pasión la administración y la estrategia. Estudié una Licenciatura en Informática y Administración de Negocios y una Maestría en Administración de Empresas con especialización en Estrategia, ambas en la Universidad Francisco Marroquín en Guatemala.

No me gustan los libros largos especialmente cuando los hacen largos a propósito. Es más, esta introducción es más larga que todos los cuarenta capítulos que usted leerá. Este libro será para usted parte de la Universidad de Leer. Será de gran ayuda pero recuerde que necesita la Universidad de la Observación, la Universidad de Lectura, la Universidad de la Acción y la Universidad de la Experiencia. Este libro no le servirá de nada si no lo lleva a la acción, crea experiencia y aprende de otros líderes por medio de la observación.

Me he esforzado en escribir el libro que hubiera deseado leer cuando tenía 17 años. Si hubiera sabido esto a esa edad, me hubiera ahorrado tantos golpes, fracasos y sobre todo hubiera acortado mi aprendizaje a unas cuantas horas. Pero ahora que cumplo 40 años, este es mi regalo para usted. Compártalo con sus amigos y cuénteles de mis cuatro libros anteriores en la serie noviazgo, liderazgo y vida que pueden descargar gratis en www.librosalexlopez.com Escribo y lanzo libros gratis cada 14 de febrero y 27 de agosto, día de mi cumpleaños.

Leer este libro es lo más fácil que puede haber. No escribo para cumplir con ciertas palabras para un libro, sino para cumplir con una misión. Leerlo es lo más fácil que usted puede hacer. El desafío es que lo practique. Y que lo lea dos veces. Una para aprender y otra para accionar. Mi sugerencia: léalo de corrido una vez, vuelva a leerlo en cuarenta semanas. Lea un capítulo por semana y memorice, reflexione y actúe durante esa semana sobre lo que aprendió.

Al final de cada capítulo hay dos cosas. Primero un apartado que dice: Para reflexionar y actuar. Son preguntas. Respóndalas y vívalas. En segundo lugar, hay un apartado que dice: Para memorizar. En él coloco los pensamientos clave que debe memorizar y que le servirán para multiplicar cada lección a su equipo.

Usted no sólo puede, usted debe ser líder. Su mundo actual y las generaciones futuras se lo agradecerán. Liderazgo es transformación. Todo lo que las manos de un buen líder toquen, reverdecerá. El liderazgo hace la diferencia entre el día y la noche, el orden y el caos, la dirección y la incertidumbre y el logro o la ilusión. El liderazgo trae vida en donde hay muerte, un oasis en donde hay desierto y resultados en donde hay mediocridad. Usted no sólo puede, usted debe ser líder.

En los próximos 40 capítulos, usted aprenderá cuatro cosas:
1. Aprenderá lo que llamo el Proceso Básico del Liderazgo (15 capítulos).
2. Aprenderá lo que hace el Liderazgo ante los demás (11 capítulos).
3. Aprenderá lo que hace el Liderazgo ante la misión (7 capítulos).
4. Aprenderá lo que hace el Liderazgo ante el espejo (7 capítulos).

Mi oración es que este libro transforme su vida y lo lleve a ser un líder conforme al corazón de Dios. Un líder que sirve y no se sirve.

Por un mejor y mayor liderazgo,

Alex López
Guatemala 29 de Junio, 2016.

P.D. Escribo además de libros, en mi blog sobre el hoy en base a la Biblia. Suscríbase gratis en www.lacatapulta.net

Por favor comparta esta publicación con los botones al final de la misma, para que muchos puedan convertirse en líderes de impacto y juntos transformemos para bien nuestra sociedad.

*****

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis el libro que lanzaré el 27 de Agosto del 2016 #LiderazgoCuarenta, cuarenta años de vida, cuarenta lecciones sobre liderazgo. Si no tiene mis cuatro libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MetasDeVida y #MeQuieroCasar descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com

148,061 suscriptores
Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

Pastor Alex López

Posts