Archives For metas

Puedo asegurarle que su 2021 no será distinto al año anterior. No hablo de darle una palabra profética en donde milagrosamente algo pasará y, sobre todo, sin esfuerzo alguno de su parte.

Tampoco hablo sobre que nada malo pasará en su vida. Claramente vemos que Jesús, el autor y consumador de la fe, nos dijo: “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” La Biblia en Juan 16:33

Y es que, ser cristiano, no es ni la promesa de una vida sin problemas, ni la promesa de cuentas bancarias a reventar, sanidad total o que nunca veremos un fracaso en ningún área de nuestras vidas.

Claro, que una vida sin problemas, con recursos, con salud y sin fracasos sería mucho mejor. Pero no siempre es así. Aunque nos espera el cielo, la plenitud de la vida verdadera ante el Creador en donde no habrá ni muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor.

El apóstol Pablo, estando preso escribió: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Cristo es nuestro ejemplo de perseverancia en el sufrimiento, nuestro ejemplo de obediencia y quien nos fortalece. Aún preso Pablo decía que, en Cristo, todo lo podía. Ni la tormenta más inimaginable que llegue a nuestras vidas, puede cuando estamos en Cristo, apagará nuestra fe en el Todopoderoso.

Ser cristiano es comprender que la Biblia habla de Dios el Creador, del ser humano como pecador quien se rebeló ante su perfecta voluntad, de Jesús, la divinidad que se vistió de carne y huesos y vino como el Salvador de nuestros pecados, el que sí cumplió todos los requisitos del a ley y murió en nuestro lugar.


Lo que sí hay en Cristo, es el perdón de pecados, la libertad de la condenación ante la justa ira de Dios, nueva vida y una paz, que ni todo el dinero invertido en todas las bolsas de valores en el mundo, podría comprar. Una paz y esperanza que sobrepasa este mundo y trasciende a la eternidad, nuestra promesa de vida eterna.

¿Por qué entonces puedo asegurarle que hay algo que hará que su 2021 será distinto al año anterior y es algo que puedo prometerle que así será? Me refiero a la acción.

El que actúa, produce. El que sueña, imagina. El que actúa, realiza. El que sueña, planifica. Soñar es importante, planificar también, pero la diferencia sólo la hace nuestro compromiso con la acción y la realización de nuestros planes.

El que actúa, produce. El que sueña, imagina. El que actúa, realiza. El que sueña, planifica. Soñar es importante, planificar también, pero la diferencia sólo la hace nuestro compromiso con la acción diaria. Clic para tuitear

Qué gran ejemplo nos dan los judíos que, inspirados por Nehemías, decidieron reconstruir la muralla de Jerusalén. ¿Y qué fue lo que hicieron? “Entonces les conté cómo la bondadosa mano de Dios había estado conmigo y les relaté lo que el rey me había dicho. Al oír esto, exclamaron: —¡Manos a la obra! Y unieron la acción a la palabra.” La Biblia en Nehemías 2:18

¡Manos a la obra!, esta es la clave. No es tan sólo decir, es hacer. Lo único que hará diferente su 2021 con el año anterior, es su compromiso a la acción con lo que se ha propuesto como necesario para su vida. Ellos unieron la acción a la palabra. Y ¿Qué debe hacer usted?

Ya sea leer la Biblia, tener un tiempo de oración, comenzar un negocio, estudiar en la universidad, aprender un nuevo idioma, ser un fiel diezmador, ayudar al necesitado, ahorrar para su mañana, hacer ejercicio, alimentarse mejor, elaborar un presupuesto, pagar deudas, compartir su fe, sea lo que sea que usted se ponga como meta, la diferencia estará en la acción que usted repite día a día durante todo este año, en todas las áreas de su vida.

Sólo accionar diariamente sobre las metas que nos hemos propuesto, asegurará que nuestro 2021 sea distinto al año anterior.

Sólo accionar diariamente sobre las metas que nos hemos propuesto, asegurará que nuestro 2021 sea distinto al año anterior. Clic para tuitear

Si aún no ha leído la publicación anterior: Balances y Proyecciones 2021, le recomendó leerla para extraer del análisis de los aciertos y desaciertos, lo bueno y lo que debe cambiar.

¡Feliz y bendecido año 2021!

Manos a la obra…

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

158,894 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

¿Qué alcanzó este año 2020?
¿Qué acciones realizó constantemente para alcanzarlas?
¿Qué no alcanzó este 2020?
¿Qué acciones habrían hecho posible alcanzar las metas que se trazó a principios de año?

Hacer un balance del 2020 es necesario para encontrar nuestros aciertos y desaciertos. Los aciertos que descubrimos y que describimos en una oración como causa y efecto, se convierten en frases que nos empoderan para seguir alcanzando más logros. Se convierten en sus secretos o sus claves para el éxito.

Estas frases son personales, nacen de la reflexión. Un ejemplo de descubrir las acciones que nos funcionan y describirlas sería algo así: “Cuando sin pensarlo, me subo a la máquina, hago ejercicio”. Otra sería: “Siempre que abro la Biblia, no sólo la leo, crezco en Dios”. Una última: “Cuando preparo todo, la noche anterior, mis mañanas antes de salir de casa, son más relajadas”.

Evalúe las acciones que le dieron éxito este año en las distintas áreas que componen su vida. Describa en una oración de causa y efecto estas acciones y cree una biblioteca personal con sus secretos o claves para alcanzar el éxito. Descubrirlas, definirlas y anotarles le dará la fuerza para seguir produciendo.

También pregúntese ¿Qué cosas me propuse que no alcancé este año? Si el freno para alcanzar sus metas fue la pandemia, esta es una variable fuera de su control. Pero generalmente, no alcanzamos nuestras metas porque somos grandes para soñar y pobres para ejecutar.

Pregúntese sobre las metas que no alcanzó. ¿Qué debí haber hecho para sí alcanzar esta meta? Evaluar sus fracasos, aprender de ellos, extraer lecciones para comenzar de nuevo, son acciones vitales para el logro de sus objetivos que componen todas las áreas de su ser.

Hacer un balance de los aciertos y desaciertos de este año que termina, no produce nada, si sólo se sabe y no se hace. Tómese el tiempo ahora para hacer su balance 2020, aprender de las acciones que le permitieron alcanzar sus logros y aprender de lo que pudo hacer y no hizo, para haber alcanzado lo que no alcanzó.

Una vez hemos hecho un balance del año 2020. Ahora es necesario proyectarnos al 2021. Si no nos proyectamos al 31 de diciembre del 2021, con frases que describan claramente en tiempo presente, como si ya hubiéramos alcanzado lo que nos propusimos, difícilmente habrá cambio alguno en un año.

Somos seres de hábitos. Los buenos hábitos nos llevan al éxito. Los malos hábitos, nos llevan al fracaso o nos mantienen estáticos sin avanzar, sin crecer, sin dar el todo por le todo que podemos dar.


Un ejercicio muy simple, pero a la vez poderoso, es pensar que usted se encuentra ahora en el viernes 31 de diciembre del año 2021. Describa ahora lo que alcanzó en tiempo presente.

Un ejemplo sería: “Peso 30 libras menos, me siento con la energía suficiente como para trabajar 12 horas al día y sin problema alguno.” Ahora pregúntese ¿Qué hice para llegar a pesar 30 libras menos y tener la energía que ahora tengo? Ahora descubra las acciones en una retrospectiva ficticia. Anote esas acciones y evalúe sobre cómo las implementará en su vida.

Los resultados no son sino el producto de pequeñas acciones que repetimos con disciplina a lo largo del tiempo. Y estas acciones, llevan a producir grandes resultados a lo largo del tiempo. El secreto está en una dosis diaria de esfuerzo consciente y permanente, para alcanzar lo que nos proponemos.

Otro ejemplo sería: “Hoy termino de leer la Biblia de pasta a pasta. Estoy agradecido con Dios de poder tener un concepto claro de cómo fue la creación, del pueblo de Israel escogido por Dios porque a él le plació, de su historia, división, cautiverio y de cómo en el Nuevo Testamente aparece en escena Jesús como el rey eterno prometido para Israel. Jesús el justo cumplió las demandas de la ley, murió por mis pecados y por su obra hoy por la fe en su sacrificio soy declarado justo. Conozco cómo el evangelio fue esparcido por todo el imperio Romano y sé que Jesús volverá por su iglesia, para llevarme al cielo en donde no hay muerte, no hay llanto, no hay lamento ni dolor.” Ahora descubra las acciones en una retrospectiva ficticia. Anote esas acciones y evalúe sobre cómo las implementará en su vida.

Espero este balance 2020 y proyecciones 2021 que brevemente le he compartido, le concedan alcanzar lo que se ha propuesto para su vida física, social, intelectual, económica, laboral, familiar, eclesiástica y en todas las áreas de la vida sobre las que usted escoja trabajar.

Bien dice el proverbio: “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.” La Biblia en Proverbios 14:23

Sólo recuerde la historia de aquellos empresarios, quienes eran expertos en proyectarse al futuro y en ejecutar todo para alcanzar sus sueños. El único problema, es que no tomaron en cuenta a Dios en lo absoluto. Vivir así, no sólo es deshonrar al Creador, sino exponerse, al juicio eterno en donde ningún soborno o disque buena obra, nos salva.

“Ahora escuchen esto, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero». ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. Más bien, debieran decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». Pero ahora se jactan en sus fanfarronerías. Toda esta jactancia es mala. Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace.” La Biblia en Santiago 4:13-16

Los resultados no son sino el producto de pequeñas acciones que repetimos con disciplina a lo largo del tiempo. Clic para tuitear

Le deseo un feliz año nuevo 2021, pero sobre todo un año nuevo 2021 bendecido, en donde usted conozca al Dios que ama sacrificialmente y que no nos pone la carga de buscarlo a ciegas, porque él en Jesús, vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Jesús es el camino, la verdad y la vida y nadie llega al Padre si no por El.

Jesús salva, Él hizo, nosotros recibimos. Él murió, nosotros fuimos libres. Él resucito, nosotros tendremos vida. Él fue justo, nosotros injustos, declarados justos por Él. Él es nuestra paz con Dios y la paz de Dios sobre nosotros.

Proyéctese al 2021, pero por encima de esto, a la eternidad porque para allá vamos…

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

158,894 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.