¿Cambiará sólo el año o también cambiaremos nosotros?

enero 2, 2013

Feliz año 2013Nos encontramos otra vez a las puertas de un año nuevo. ¿Cambiará sólo el calendario o también cambiaremos nosotros? Alguien dijo: experiencia no es tener muchos años haciendo lo mismo, porque uno puede repetir el mismo año, año tras año, sin haber aprendido nada de él. Alguien puede decir tengo 30 años de experiencia en esto o aquello pero realmente puede ser 1 que ha repetido 30 veces.

John C. Maxwell, el experto mundial en liderazgo, realiza un ejercicio desde el mediodía del 25 de Diciembre y hasta el año nuevo. Revisa su agenda del año que termina para aprender. ¿Aprender sobre qué? A enfocar mejor sus esfuerzos para lo que desea lograr en el año nuevo. Decide ¿Qué cosas dejará de hacer? ¿Qué cosas deberá delegar aún? ¿Qué cosas serán su enfoque principal del año? ¿Cómo puede ser más productivo?

El fundamento de todo éxito en esta vida es la planificación. Aún la Biblia en Génesis 1 nos dice que el Espíritu de Dios iba y venía sobre una tierra que estaba desordenada y vacía. ¿Quién quiere ver un desorden y no un paisaje precioso? ¿Qué hacía Dios yendo y viniendo sobre el desorden? Yo creo que como aquel arquitecto que se para frente a un terreno vacío y visualiza lo que habrá, Dios estaba soñando con su creación. Y luego durante 6 días ejecutó lo planificado y el séptimo descansó.

Planificar y ejecutar en base a lo planificado nos trae el éxito. Razón tiene Proverbios 21:5 en la Nueva Versión Internacional en donde leemos “Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso!”.

Este 2,013 defina bien sus planes y luego tenga la disciplina para llevarlos a cabo. Comience planeando cómo va a conocer más de Dios y lea la Biblia consistentemente todos los días de su vida. Defina cómo va servir a Dios dentro y fuera de su congregación. Dentro, atendiendo a sus hermanos en Cristo y fuera siendo luz al compartir su testimonio de vida y asistiendo a un grupo pequeño de su congregación. Defina cómo vivirá su vida espiritual. En otras palabras vea el sueño espiritual que usted tiene para su vida y pregúntese ¿Cómo puedo llegar ahí?

Los cristianos no vivimos en compartimientos. Somos uno. Lo que hacemos en la iglesia y en el trabajo no son dos cosas distintas. Somos lo mismo en todos lados. Brille en su trabajo. El sello en todo lo que hacemos que debe ser la excelencia y refleja nuestro amor por nuestros jefe. ¿Qué puede hacer para que el lugar donde labora sea mejor? ¿Qué cinco cosas si las hiciera consistentemente a partir del día de hoy cambiarían dramáticamente el rumbo de su empresa?

No repitamos un 2012, 2011, 2010 y así hacia atrás. Aprendamos del año que termina, soñemos con la vida que queremos para el año que comienza, planifiquemos cómo hacer realidad ese sueño y tengamos la disciplina diaria para lograr ese sueño. En su vida espiritual, esto comienza con negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguir a Jesús.

Le deseo un feliz y bendecido año 2,013.

En Cristo,

Alex.

Suscríbase a mi blog y reciba gratis cuando sea el lanzamiento, el libro que estoy escribiendo sobre el Noviazgo. Lea los primeros capítulos aquí

Conéctese conmigo en:
Mi blog
, Facebook, Twitter y Google Plus

Pastor Alex López

Posts