Cuando el cristiano sólo ve hacia adentro

noviembre 26, 2019

Un peligro que
enfrentamos los cristianos y las iglesias locales – la reunión de creyentes en
distintas ubicaciones – es tener un enfoque sólo hacia adentro. Cuando la
mirada del cristiano está hacia adentro, sólo disfruta de su salvación.
Hablamos de reunirnos semanalmente con aquellos que piensan como nosotros, buenos
amigos, servir en la iglesia, ir a una célula, escuchar música cristiana,
crecer en la palabra, ser pastoreado o pastorear y todo lo que hacemos en
nuestras congregaciones.

¿Por qué representa
un peligro tanto para el cristiano como para la iglesia local el vivir una vida
cristiana en comunidad con un enfoque sólo hacia adentro? Este enfoque hacia
adentro, simple y sencillamente, no concuerda con las últimas palabas dadas por
Jesús a sus discípulos antes de ascender al cielo, el cual comienza con un
enfoque hacia afuera y también hacia adentro.

La Gran Comisión –
como se conoce a este mandato – nos dice: “Por tanto, vayan y hagan discípulos
de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a
ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.”
Mateo 28:19 y 20

Los cristianos y la
iglesia local, somos llamados a ir y hacer discípulos. No es a ir a la iglesia
y a esperar a que lleguen. “Y, ¿Cómo creerán si no han oído? La comunidad de
creyentes siempre existió, pero con un enfoque doble. Uno hacia afuera y uno
hacia adentro.

Hacia afuera es vayan y hagan. Nosotros predicamos, Dios salva. Pero si alguien le dice: Hay una librería en donde regalan todos los libros, pero no le dice cuál ¿Podrá llegar? ¡Nunca! Si la gente ve una nueva vida en nosotros, pero no les hablamos de Cristo ¿Llegarán a ser discípulos de Jesús?

El discipulado, no es algo de afuera, es algo de adentro. Es enseñarles a obedecer y a honrar a Dios, Biblia en mano y ejemplo a la vista mientras se vive y comparte en comunidad. Esto no se da con un enfoque hacia adentro, sino con uno hacia afuera. El mejor regalo no es algo tangible con papel de regalo, es la maravillosa gracia salvadora en Jesús, que Dios otorga a todo pecador que cree y se arrepiente.

Cuando la mirada del cristiano está hacia adentro, sólo disfruta de su salvación. Cuando está hacia afuera, otros alcanzan la salvación. ¿Hacia a dónde mirará?

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 950,000 de descargas. Shortcode

158,952 suscriptores