El poder destructivo del falso testimonio

septiembre 4, 2017

Dios le entregó a Moisés los diez mandamientos, mandamientos que siguen siendo hasta hoy, el más alto código de principios éticos en el mundo.

Los primeros cuatro mandamientos, norman la relación entre Dios y el hombre. Los siguientes seis mandamientos, norman la relación entre el hombre y el hombre. Ambas categorías, buscan que honremos a Dios y tengamos paz con El y con nuestro prójimo.

El noveno mandamiento dice: “No des falso testimonio en contra de tu prójimo.” Dar falso testimonio, es decir mentiras sobre nuestro prójimo.

¿Por qué existe este mandamiento? Este mandamiento existe para proteger el derecho de toda persona, a la reputación.

Una mentira, destruye la reputación de una persona. Una mentira, y, usted puede parar preso toda una vida.

El falso testimonio es tan destructivo como una bomba. Sólo que en lugar de hacer volar en pedazos su cuerpo, hace volar en pedazos su reputación. Y la reputación es más valiosa que las riquezas.

No sólo los medios tradicionales o los que buscan impartir justicia, pueden ser culpables de falso testimonio. También cualquier usuario de las redes sociales puede escribir y compartir lo que otros escriben que al final, sin haberlo comprobado, dará un falso testimonio y esparcirá mentiras destructivas sobre la vida de otro.

No se necesita ni estar en las redes sociales, para dar falso testimonio. Alrededor de una mesa, usted puede compartir lo que escuchó, que, sin comprobarlo, no sólo es mentira, sino que destruirá la reputación de otros.

Cuando emitamos opinión, tengamos cuidado de no hablar sin fundamento. Porque es probable que nuestras palabras sean una bomba que destruya, la reputación de otros.

Cuando leamos lo que sea en donde sea, no lo creamos a la primera. Preguntémonos ¿Será esto cierto?, ¿Cuál es la motivación de estas personas en cuanto a lo que afirman?, y, ¿Será esto verdad o un falso testimonio con tal de promover una agenda basada en propósitos que desconocemos?, ¿Qué pruebas convincentes y no sólo argumentos sin fundamento utilizan? Analice lo que dicen desde todos los ángulos y evalúe, no sea que usted resulte siendo manipulado para destruir sin saberlo, a otros.

Recuerde que, ante la destrucción de la reputación de otros, siempre hay alguien que gana algo. Aunque sea, siquiera, el placer de destruir sólo, la reputación de alguien ante los demás. Y mientras más pública sea una figura, más falso testimonio se levantará sobre ella. No sea demasiado crédulo. Piense, analice, evalúe, pregúntese, hable con otros, converse. En la era de la supuesta mayor información, existe demasiad desinformación.

Sea sabio al hablar, no dé falso testimonio en contra de su prójimo. Y sea sabio al escuchar y leer lo que se escribe de otros, puede ser falso testimonio. No sea que usted crea una mentira y despierte en su corazón emociones verdaderas pero creadas por una mentira, que resultarán ser destructivas para el otro, para usted y para todos. Y usted un instrumento para gente que sabe, que la mayoría de personas sólo escuchan un chisme y cual robots, lo creen, comparten y esparce. Piense, reflexione, analice.

Siempre que se diga algo de alguien pregúntese ¿Será esto un falso testimonio? O ¿Una verdad comprobable? Si es comprobable, verdaderamente analice las pruebas. Argumentos simplistas, engañan a personas simples. No sea simple, sea un pensador complejo. No sea robot de nadie, tenga criterio. Sea prudente y sabio.

Peor aún, no se crea cualquier cuento. Un cantante cristiano decía: “El que no salte no va pal cielo”. Entiendo su punto, era para motivar a los presentes, pero esa premisa es una mentira. Cuidado con aquellos que le dicen que: si usted no está con el argumento A, entonces está con el B. Eso es una manipulación descarada, en la que los pensadores simples y no analistas complejos caen fácilmente. Si usted no está con el pensamiento A, tal vez está con el A, pero con ciertas modificaciones. No contrarías a la propuesta inicial.

Oremos por nuestras vidas, nuestras familias y por la nación en donde nos ha tocado vivir. Todos queremos justicia, paz y unidad. No queremos chismes infundados, verdades manipuladas para sembrar mentiras, sino personas veraces, objetivas y prudentes al hablar y opinar. Y lamentablemente mucho en Internet son más que chismes destructores.

Piénselo… Por algo Dios protege el derecho a la reputación…

Si le edificó esta publicación, compártala con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré en el 2018. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com

146,422 suscriptores
Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

Pastor Alex López

Posts