Quien se acerca cae…

agosto 7, 2014

Trabajador imprudente.Quien se acerca cae. Acercarse a la tentación es una sentencia de muerte. Recibí su llamada y contesté. Era el Chino, un joven que había entregado su vida a Jesús un par de años atrás. Su testimonio era impresionante. Alguien acostumbrado a las peleas callejeras. Toda una leyenda de lo indebido allá en la Primero de Julio.

Contaban sus amigos que nunca sin importar cuántos fueran los contrincantes, él evitaba la pelea. Un día peleó contra cuatro que tenían tubos, con los que estaban golpeándolo y de alguna forma les quitó un tubo a ellos y los venció. Este joven violento era ahora un hijo de Dios. Su testimonio no sólo era ese. Consumía alcohol y drogas. Cuando entregó su vida a Cristo inmediatamente cortó con la vida que antes llevaba. Tocaba las percusiones en el grupo de jóvenes y era un deleite verlo danzar en la alabanza. El gozo en su vida era evidente.

Pero ese martes por la mañana no estaba bien. Cuando contesté me dijo: «Alex, volví a caer, estoy drogado». Lloraba desconsoladamente: «Volví a caer, le fallé a Dios». Decía una y otra vez. Oramos juntos mientras aún bajo los efectos de las drogas pedía perdón a Dios. Al siguiente día nos juntamos. Le dije que si yo fuera él, me iría de la Primero de Julio a vivir a otro lado, cortaría relaciones con todos mis fieles amigos pero que eran mala influencia, ya que debía alejarse de la tentación que le presentaba el vivir con amigos que seguían traficando drogas y que eran sus vecinos.

Lamentablemente no hizo caso y volvió a la esclavitud del pecado, las drogas y a infringir la ley. Meses más tarde me informaron que el Chino había muerto. Tocaron a la puerta de su casa y cuando salió, le clavaron un cuchillo en el pecho. Tirado en el suelo lloraba y le pedía perdón a Dios por sus pecados. Cuentan que aún pudo pedirle perdón y despedirse de su mamá. El Chino perdió la batalla espiritual al caer de nuevo en las drogas, porque el que se acerca a la tentación, cae. Yo lo he experimentado, usted lo ha experimentado. ¿Cuál es su tentación? ¿Qué debe hacer para alejarse de ella? ¿Cuándo lo hará? Porque es posible que sea muy tarde, como le pasó al Chino, a quien todavía recordamos con mucho cariño.

Salve su matimonio mucho antes de comenzar un noviazgo. Descargue gratis mi libro #Emparejarse, Cómo conseguir un novio o una novia espectacular en www.emparejarse.com Suscríbase a mi blog y reciba en su correo electrónico cada nueva publicación.

163,507 suscriptores
Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Pastor Alex López

Posts