Sea un papá conforme al corazón de Dios

junio 16, 2015

IMG_20150616_192008_edit

Darly, mi hija menor, después de bañarse, jugando que levantará pesas como su papá.

Hoy que se celebra en Guatemala el día del Padre, no puedo dejar pasar la oportunidad de escribir. De escribir a los papás, pero también a aquellos que un día van a ser papás y a aquellas mamás que van a criar y a formar a los futuros papás.

El problema de las familias son los padres de familia y particularmente el papá en cada familia. Qué enorme responsabilidad lleva un papá sobre sus hombros, Dios mismo utiliza nuestra figura terrenal como la imagen que mejor refleja su función celestial. Dios es nuestro padre. Y si él es nuestro Padre ¿Cómo es un papá conforme al corazón de Dios? Un papá conforme al corazón de Dios, es aquel que refleja su imagen. ¿Cómo es un padre conforme al corazón de Dios?

1. Un padre conforme al corazón de Dios ama incondicionalmente

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.” Romanos 5:8 NVI

Dios no envió a su hijo Jesús a morir por los buenos. Dios envió a su hijo a morir por aquellos mismos pecadores que lo crucificaron. Su amor no depende de nuestra respuesta. Dios es justo y por eso castiga al pecador. Pero Dios es amor y por eso perdona al pecador que se arrepiente de sus pecados. Dios no amó porque amamos, amó a pesar de que pecamos.

Un padre conforme al corazón de Dios ama incondicionalmente a sus hijos. Los ama sólo porque son sus hijos. Ni lo bueno ni lo malo afecta su amor. Desde pequeños les hemos enseñado a nuestros hijos que los amamos simple y sencillamente porque son nuestros hijos. Lo bueno y lo malo que hagan, nos hará infelices o felices, pero nuestro amor siempre estará para ellos. El amor de un padre no es condicional, el amor de un padre es incondicional. Un padre ama al que gana el año y al que lo repite. No estará orgulloso del hijo que repite un año, pero seguirá amando al hijo que necesita corrección. Por lo que un padre conforme al corazón de Dios no sólo ama incondicionalmente, también corrige necesariamente.

¿Ama incondicionalmente a sus hijos? Qué bueno que su mente lo sabe, ahora ordénele a su lengua que exprese lo que su mente sabe. Porque muchos hijos jamás han escuchado de su papá un te amo, recibido un abrazo o tan sólo una mirada de aprobación.

2. Un padre conforme al corazón de Dios corrige necesariamente

“Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.” Proverbios 3:12 NVI

“Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza; no te hagas cómplice de su muerte.” Proverbios 19:18 NVI

Así como Dios ama y corrige a sus hijos, nosotros debemos amar y corregir a nuestros hijos. No corregir a un hijo es hacernos cómplices de su muerte. No corregir a un hijo es no quererlo.

Zig Ziglar solía decir: “Corrige a tu hijo con amor o el mundo se encargará de corregirlo sin amor”.

El propósito de la disciplina nunca es la destrucción sino la corrección. Hay muchas formas de corregir. La más conocida en Latinoamérica son los golpes. Pero hay mucho más que ello. Reducir el tiempo de ver televisión, juegos, uso del celular o eliminarlos por completo son castigos que sí duelen al niño y al joven. ¿Por qué reducir? Porque en quince minutos no logran mucho pero no están molestos con uno. Tienen algo, pero por poco tiempo. Aprenden a valorar. El que no disciplina a su hijo, está criando una bestia indomable. Vivirá en un “mundo” sin consecuencias, que cuando lleguen, muchas veces la consecuencia será la muerte. Un padre conforme al corazón de Dios, ama incondicionalmente y corrige necesariamente.

3. Un padre conforme al corazón de Dios modela constantemente

“Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. 15 Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; 16 pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.” 1 Pedro 1:14-16 NVI

Dios nos dice como nuestro Padre celestial “sean santos porque yo soy santo”. Dios es santo, no hay pecado en él, las tinieblas no pueden habitar con él. Dios es luz. ¿Qué espera que seamos nosotros? Dios espera que seamos santos, diferentes, apartados para un propósito divino.

Así como Dios nos muestra el modelo, nosotros debemos mostrarles a nuestros hijos con nuestra vida un modelo. ¿Qué modelo es el papá alcohólico, falto de palabra, haragán, chismoso, peleonero, tacaño, irrespetuoso de las personas y de la ley? Un hijo se convierte en lo que ve hacer en las personas de mayor influencia de su vida y su papá es en la mayoría de los casos, la principal influencia.

¿Es papá?, ¿Qué modelo está siendo para sus hijos?
¿Aún no es papá?, ¿Qué modelo sería hoy para sus hijos?

4. Un padre conforme al corazón de Dios, reconoce que es un pecador y que necesita un Salvador

“Así está escrito: «No hay un solo justo, ni siquiera uno…” Romanos 3:10 NVI

Ante Dios todos estamos perdidos. Dios es amor y por eso perdona al pecador arrepentido, pero Dios es justo y por eso castiga a todo el que se rebela ante su voluntad y vive su vida como si fuera su propio creador que crea sus propias reglas.

Con un mandamiento que hayamos quebrantado de la ley de Dios somos culpables de haber quebrantado toda su ley. Y nos espera una condena eterna. Pero Dios abrió el camino a través de Jesús. Alguien podía morir en nuestro lugar. Pero ese sacrificio de acuerdo a los sacrificios de redención del Antiguo Testamento en el pueblo de Israel, debían ser perfectos y sin mancha. Jesús fue tentado en todo pero sin pecado. El justo muere por los injustos para declararlos justos por medio de la fe.

El arrepentimiento de pecados, el llorar nuestra rebelión y sus consecuencias, el llorar nuestro desperdicio de vida y creer en fe en el sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario como el único camino para recibir el perdón de pecados y ser reconciliados con Dios son los requisitos que Dios establece para recibir una nueva vida de acuerdo a su plan.

No importa su pecado, no importa su pasado, Dios puede hacerlo de nuevo, darle una nueva vida. La vida que el planeó para la humanidad desde el inicio. Una vida que no está exenta de pruebas, problemas y dolores. Pero que a pesar de lo que pueda venir, hay plena certeza que Dios es soberano, está en control de nuestras vidas y nos prepara la esperanza que trasciende a la eternidad, el cielo. En el cielo no hay tristeza, enfermedad, ni dolor.

Un papá conforme al corazón de Dios, reconoce que es un pecador, criando pecadores y que tanto padre como hijos, necesitan un Salvador. Y cuando corren en fe a la cruz, encuentran la muerte que da vida y el todo para criar a sus hijos en su temor, para honrar a su Creador y vivir su plan perfecto que se resume en amarlo a él con todo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

¿Vive su vida a su manera? Viva la vida a la manera del Creador, esa es la vida verdadera y la paz duradera. Arrepiéntase de sus pecados, crea en el evangelio de Jesús y comience una nueva vida ahora.

Feliz día del Padre. Feliz día del futuro padre. Que sus hijos lo recuerden no por la herencia que dejó, sino por las vidas que marcó, con su ejemplo de vida, pero sobre todo, por honrar y vivir para quien nos dio la vida.

Suscríbase a mi blog y reciba en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Y gratis los dos libros que lanzaré el 27 de Agosto de este año «Metas de vida» y el 14 de Febrero del 2016 «Casarse sin golpes». Si no tiene los libros anteriores descárguelos gratis en www.emparejarse.com y en www.noviazgodealtura.com
161,776 suscriptores
Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, You Tube y Google Plus

Conéctese conmigo en: Mi blog, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y Google Plus

Pastor Alex López

Posts