Les quiero compartir a todos los que me leen aquí, incluyendo a todos los miembros de La Fráter, cambios que vienen para mi vida.

El día 17 de marzo, presenté mi carta de renuncia al puesto de Pastor Asociado de Fraternidad Cristiana de Guatemala, en donde laboré por 25 años.

En una institución, no es necesario estar de acuerdo en todo. Pero cuando no lo estamos en temas que comprometen nuestra conciencia, debemos tomar decisiones. Aún si estas son dolorosas y este es mi caso.

No salgo a abrir otra iglesia. Estoy en paz porque estoy obedeciendo a la voz de Dios y al mismo tiempo, siento profunda tristeza porque La Fráter, ha sido parte fundamental en mi vida y ahí he experimentado el amor de Dios entre sus miembros.

Mi identidad no descansa en un pastorado, sino en el privilegio de ser llamado un hijo de Dios, adoptado por la obra redentora de Cristo en la cruz. Mi esposa y mis cuatro hijos me apoyan completamente en esta decisión. Para ellos siempre he sido Alex. Si nos vemos por allí, llámeme así, con toda confianza.

Tuve el privilegio de ayudar a levantar un equipo con liderazgo, capacidad y pasión, los cuáles manejan todas las áreas ministeriales y administrativas de la iglesia con excelencia.

Miembros de La Fráter, para mí fue un honor y un placer servirles como Pastor Asociado. Sigan con la mirada puesta en Jesús, conociéndolo íntima y personalmente en las Escrituras.

Pastor General y Miembros de la Junta Directiva, gracias por permitirme la oportunidad de servir por un cuarto de siglo con ustedes.

Directores, Coordinadores de Ministerios y Voluntarios, su identidad tampoco descansa en lo que desempeñan, sino en que Jesús les dio vida eterna, no teman, confíen en él. Jamás lo olviden, la obra es de Dios y esta jamás se detendrá. Con nosotros, sin nosotros o a pesar de nosotros.

“¡Al único Dios, nuestro Salvador, que puede guardarlos para que no caigan, y establecerlos sin tacha y con gran alegría ante su gloriosa presencia, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad, por medio de Jesucristo nuestro Señor, antes de todos los siglos, ahora y para siempre! Amén.” Judas 1:24-25

En Cristo,

Alex López

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Las semillas son la razón por la que habrá fruto. ¿Qué semillas está sembrando en sus redes sociales para que su círculo de amigos y conocidos conozca de Dios?

No podemos criticar a aquellos que no tienen redes sociales. Es más, por lo menos tres veces me he salido de las mismas. Una por lo menos durante 6 meses y otras, más de 3 meses. En ocasiones abruman, pero también son útiles.

Hace poco, conecté con uno de mis amigos del colegio. Tengo por lo menos más de 15 años de no verlo. Ahora vive en Honduras. No hemos hablado por teléfono todavía, pero lo haremos. Ahora veré sus publicaciones y él las mías. Estamos lejos, pero cerca, unidos por las redes sociales.

Sin ver físicamente a cientos de personas, hoy podemos tocar base con ellos por medio de un like, un comentario o de un mensaje. Y esto debe servir para lo social, lo profesional, pero también para lo espiritual.

La necesidad más grande del mundo es la de la fe. Porque fe, tienen todos. Incluso el ateo, tiene fe en que no existe nada superior llamado Dios. Y que lo que vemos, vino de la nada.

Pero el mundo no necesita fe, necesita la fe en Jesús. Quien bajó del cielo, para llevarnos al cielo. Quien bajó del cielo, para mostrarnos el camino al Padre, no del esfuerzo de las obras, sino de la recepción gratuita de la gracia por su obra en la cruz. ¿Cómo compartir de Dios en sus redes sociales?

Publique y viva lo que glorifica el nombre de Dios. Nada peor que ver publicaciones de fe, que se contradicen con una vida de acciones sin fe. Ver en el muro una publicación que habla del amor a Dios y en la siguiente, una publicación cuyo contenido no sólo no glorifica a Dios, sino que incluso, contradice sus enseñanzas.

Publique el texto de citas bíblicas que marcan su vida. En su lectura diaria de las Escrituras, escoja un pasaje bíblico que ha marcado su vida y compártalo en sus redes sociales. Puede ser sólo el pasaje o comentar la razón por la este, ha marcado su vida.

Publique el enlace de una prédica que marcó su vida y le dio un mejor entendimiento de la Palabra y de los que Dios hizo por usted en la cruz. Publique sólo el enlace a la prédica o con un pequeño comentario de por qué le marcó y por qué debieran verla o escucharla sus amigos. Publicarla en nuestros muros ayuda, pero además de esto, enviemos por mensaje a nuestros amigos que sabemos que ese tema les hablará precisamente a la situación presente que está viviendo.

Publique un párrafo de un libro que está leyendo y que marcó su vida, con un enlace al libro para que otros lo compren. Muchas andan buscando qué leer que pueda edificarlos. Si encuentra algo bueno, compártalo y anime a otros a leerlo.

Publique unas oraciones que resuman un testimonio de lo que acaba de vivir. Ya sea cómo es que Dios ha abierto puertas o cómo es que Dios lo está sosteniendo en medio de las pruebas. Como me decía recientemente un amigo, conocía al Dios en la bendición, pero en esta crisis que estamos viviendo como familia, he conocido al Dios en el sufrimiento.

Todo lo que hacemos, dentro y fuera de las redes sociales, es una oportunidad para apuntar a Dios. Una vida consagrada a él, se reflejará en nuestras redes sociales. En nuestro amor por Dios y en nuestro amor por el prójimo. Vivamos para su gloria y publiquemos también para su gloria.

¿De qué otras maneras sus redes sociales pueden apuntar a Dios?

“Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” La Biblia Colosenses 3:17

“Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique?” Romanos 10:14

“»Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” Mateo 5:14-16

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

La película Regreso al Futuro, protagonizada en 1985 por Michael J. Fox, fue lo máximo. Yo tenía sólo 9 años edad cuando esta película salió en cines. Marty, amigo del Doc – un científico al que muchos consideran loco – crea una máquina que transporta a Marty a 1955, año en el que todavía sus papás no se habían conocido. Tiene que ver que se conozcan o desaparecerá él y sus hermanos del futuro. Y a la vez, regresar a 1985.

¿Qué haría usted si tuviera una máquina para viajar al pasado? Seguramente reviviría los mejores momentos con sus seres queridos que ya no están, viajaría a algún tiempo de la vida en donde como que todo se miraba a colores y no tan gris como hoy, pero, lo más probable, es que viajaría para cambiar todos sus errores. Errores que han afectado tanto su vida, como la de otros.

Lo hecho, hecho está. Es imposible volver al pasado y hacer algo al respecto con todos nuestros errores y pecados. Pero a pesar de que no podemos volver al pasado ¿Qué podemos hacer entonces?

No podemos volver al pasado, pero podemos trabajar en enmendar lo enmendable, en las consecuencias de nuestras decisiones. Muchas veces sólo podemos arrepentirnos y pedir perdón por nuestros errores del pasado. Pero como creyentes, somos llamados también a restituir lo restituible. ¿Cómo puede hoy, a pesar de sus errores del pasado, restituir lo restituible?

No podemos volver al pasado, pero podemos aprender de nuestros errores, para crear una estrategia para no repetirlos. Usamos la estrategia en nuestros negocios, para conquistar a una pareja, para presentar a un amigo con una amiga. La estrategia no salva, pero sí que nos permite ordenar nuestros pensamientos y establecer las acciones necesarias para vivir en santidad. Dios ya ha hecho en Jesús, en el que ha creído y se ha arrepentido de sus pecados. Ahora le toca a usted obrar sobre lo que Dios ha hecho con sabiduría.


No podemos volver al pasado, pero podemos recibir el perdón de Dios en Jesús y la oportunidad de comenzar de nuevo al vivir para su gloria. Las peores consecuencias podrán venir a su vida por causa de su pecado y perderlo todo. Pero recuerde, si no tenemos a Dios con nosotros y lo tenemos todo, no tenemos nada. Y si no tenemos nada, pero tenemos a Dios, lo tenemos todo. En ocasiones, perderlo todo, es el mejor camino para obtenerlo todo.

No podemos volver al pasado, pero podemos preguntarnos ¿Qué queremos del futuro? Y dejar el pasado en donde corresponde, a menos que queramos aprender de él, mientras nos esforzamos por un mañana mejor. Como Coach Ejecutivo, sé que mis clientes quieren vivir quejándose del ayer y describir las ruinas del hoy, y, sobre todo culpar a otros por su vida. Pero mi trabajo es apuntarlos hacia el mañana y preguntarles ¿Qué quisiera de su futuro? Y que ellos mismos entiendan a la vez, que la responsabilidad de actuar para crear un mañana está en ellos y en nadie más. Viajar al pasado para aprender es algo maravilloso, vivir aferrado al pasado, una destrucción.

No podemos volver al pasado, pero tenemos la certeza de un futuro que no tiene las características negativas e imperfectas producto de la desobediencia de Adán y Eva y que todos hemos heredado. A los que hemos puesto nuestra fe en Jesús para salvación, nos espera un cielo en donde no hay muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor. Esto sólo existe en donde hay justicia y paz absoluta. Aunque todo aquí sea sufrimiento y dolor, incluso por nuestras malas decisiones, el cielo nos espera. El cielo es nuestra esperanza eterna. La libertad de este cuerpo terrenal que tiende hacia el mal y la promesa de vida eterna junto al lado del Padre.

No podemos volver al pasado, pero el Espíritu Santo impartido por Jesús, quien no nos dejó huérfanos, nos capacita para vivir en sus caminos, nos lleva a toda verdad y no estamos solos. Él está con nosotros en las buenas, en las malas y en la peores.

Su pasado en Jesús es historia, escriba cada día una nueva historia de amor por Dios y por su prójimo. Siendo un instrumento útil en sus manos, en todo tiempo y lugar, para la gloria de Dios. La esperanza sólo existe en el futuro, que Jesús sea su esperanza eterna. Y sus proyectos para esta tierra, un impulso para seguir adelante, siempre glorificado a Dios en ellos. Sabiendo que todo esto se queda y que no trasciende, pero sólo su fe en la obra de Jesús en la cruz, trasciende a la eternidad y le permite reescribir una nueva historia en El y para El.

Su pasado en Jesús es historia, escriba cada día una nueva historia de amor por Dios y por su prójimo. Lea: Si pudiera regresar al pasado – Por: Alex López #lacatapultablog Clic para tuitear

“Porque todas las cosas proceden de él, y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.” La Biblia en Romanos 11:36

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: «En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios». Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios.” 2 Corintios 5:17

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Recuerdo esa reunión con este amigo. Me dijo: “Soy cristiano, pero quisiera decir que tengo ciertos sentimientos o ciertos problemas y muchas veces, no se habla sobre estos temas”.

Sentía que existe una regla implícita, que el cristiano vive en victoria y que, por lo tanto, cuesta encontrar un espacio para hablar de sentimientos o de problemas que se enfrentan en este mundo, incluso entre los creyentes. Y que, aunque la iglesia provee una comunidad, los temas que se hablan en las conversaciones, suelen ser superficiales y no se expresan estas situaciones difíciles que se enfrentan.

Hablaba que en la iglesia, como que no existe la verdadera libertad de expresar con libertad sentimientos como: “Me siento cansado”, “Me siento triste”, “Me siento confundido”, “Siento que no puedo cambiar”, o poder expresar problemas personales de todo tipo como: “Tengo una adicción”, “No consigo trabajo y estoy perdiendo las fuerzas”, “Mi carácter es destructivo”, “No sé cómo conectar con mi pareja”, “Mis hormonas dominan mi actuar”, “Soy muy indisciplinado…”, “No sé cómo conectar con mis hijos”.

Cuando le conté que el cristiano batalla constantemente con tanta tentación, muchas veces vence y otras es vencido, y que, apoyarnos unos a otros a vivir nuestra fe, es nuestro llamado. Además, que, hay cosas que se pueden hablar abiertamente en una reunión de creyentes y que hay otras que se deben hablar en privado con un confidente.

Su pregunta fue ¿De verdad existe un lugar en donde la gente hable así abiertamente de sus sentimientos y problemas? A lo que no sólo le afirmé que sí. Ese lugar debe ser la iglesia, ese lugar debe ser cada grupo pequeño que se reúne por las casas, ese lugar debe ser cada interacción con cristianos maduros, que viajan en el mismo trayecto que nosotros. Pecadores arrepentidos, compartiendo junto con pecadores arrepentidos, que buscan amar a Dios con todo y a su prójimo como a sí mismo.

Pero para que esto se dé, debe haber un pleno entendimiento del evangelio. Merecíamos muerte. En Jesús, Dios nos dio vida. Merecíamos humillación. En Jesús, Dios cubrió nuestra vergüenza. Hemos recibido perdón de pecados, nueva vida y vida eterna, pero a pesar de esto, pecamos porque somos pecadores, pero no somos llamados a vivir como pecadores, sino como hijos obedientes que viven en la luz. El evangelio no es para destrucción, es para salvación. Y los salvos vivimos en modo de luz, para que otras también, crean y sean salvos.

La iglesia no tiene miembros perfectos. El único perfecto fue Cristo, crucificado y resucitado al tercer día por el Padre. Jesús es el justo que tomó el lugar que nos correspondía a nosotros los injustos. Y por amor a nosotros, y en obediencia al Padre, tomó nuestro castigo y su muerte, es nuestra paz y reconciliación con Dios. El justo, murió por nosotros los injustos.

Si no existen cristianos perfectos, no hablemos como si lo fuéramos. Somos pecadores arrepentidos, que seguimos pecando, pero no somos llamados a vivir en el pecado. Porque Cristo nos liberó del poder del mismo. Si pecamos, no es porque estamos atados al mismo, es porque escogemos pecar.

Que nuestras conversaciones pasen de la superficie del agua, a la profundidad de la necesidad de consejo, enseñanza, reprensión y oración, para apoyarnos unos a otros a vivir en el camino de Dios y su gracia.

Termino con un peligro que veo. Aquellos que hablan abiertamente de que no son perfectos, pero como una excusa, para acallar su conciencia y seguir viviendo en pecado. No somos perfectos, pero somos llamados a ser santos, porque nuestro Dios es santo. Y esta es una batalla diaria, de cada segundo, de cada pensamiento, de cada acción y de cada reacción.

Si perdemos una batalla, inmediatamente arrepintámonos, abracemos la gracia, busquemos la santidad sin la cual nadie verá al Señor y, que el silencio de los sentimientos y lo problemas que nos aquejan, sea sustituido por el de la confesión y el apoyo de creyentes maduros y amorosos, que mutuamente, nos ayudaremos a vivir nuestra fe para la gloria de Dios.

“Este es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero, si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.” La Biblia en 1 de Juan 1:5-10

“Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero, si alguno peca, tenemos ante el Padre a un intercesor, a Jesucristo, el Justo. Él es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino por los de todo el mundo. ¿Cómo sabemos si hemos llegado a conocer a Dios? Si obedecemos sus mandamientos. El que afirma: «Lo conozco», pero no obedece sus mandamientos, es un mentiroso y no tiene la verdad. En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: el que afirma que permanece en él debe vivir como él vivió.” 1 de Juan 2:1-6

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Mi hijo de 16 años tiene varios amigos, pero sólo como se llaman: un Squad. Ese círculo íntimo de amigos entre los amigos. ¿Qué es lo que nos une y cómo podemos promoverlo para tener relaciones fuertes y duraderas?

Recientemente le envié a uno de los amigos de mi hijo Juan Marcos, unas fotos de hace varios años. Eran emojis con carcajadas los que recibí de vuelta. ¿Por qué? Porque con mi hijo y otros tres amigos, y aunque no se vean como antes, siguen siendo uno. Hay algo que los une.

Dos de ellos tienen fotos juntos desde el vientre de sus mamás. Nacieron con meses de diferencia. Pero no sólo tienen fotos desde el vientre, tienen fotos en el colegio porque estudian juntos, también fotos viajando en Guatemala por Rehu, Petén y Río Dulce. Fotos no de situaciones formales, sino también de recreación, en temas espirituales mientras ayudaban en alguna escuela bíblica de vacaciones, tocaban sus instrumentos en una alabanza o cuando se visitaban y uno se quedaba a dormir en la casa del otro.

Lo que nos une son las experiencias compartidas. Mientras más compartimos con alguien, más nos sentimos seguros, más nos sentimos parte el uno del otro, realmente es una entrega con respeto, amor, apoyo y una relación de doble vía en todo sentido. En donde uno llama al otro y el otro también corresponde.

En ocasiones, cuando alguien nuevo se presenta un grupo pequeño en una congregación, suelen presentar al nuevo a todos. ¿De qué sirve esto al nuevo? No de mucho, porque si él no nos conoce y nosotros a él, es más difícil que él se sienta cómodo con nosotros. Nos sentimos cómodos con los demás cuando conocemos de ellos, ellos de nosotros y hay vida compartida.


Siempre que estemos en nuestras reuniones pequeñas por las casas, presentemos a un nuevo, pero, sobre todo, presentémonos cada uno de los que estamos en el grupo: nombre, estudios, trabajo, hobbies. Para muchos, pareciera tiempo perdido, pero es tiempo bien invertido. Alguien dirá que es del Real, que le gustan hacer pasteles, bicicleta de montaña, etc. Y estas cosas se convierten en tierra en común en donde comienza el unirnos.

Una de las experiencias que más nos une es el llorar con los que lloran y reír con los que ríen. Llorar con los que lloran es más que tener empatía. Comienza con un ambiente seguro en el que el otro puede abrir su corazón, ser escuchado, ser comprendido, conseguir un compañero de lágrimas y que la reunión y el tema permanecerá entre los dos. Sin ambiente seguro entre dos personas, no se dará la confianza para este tiempo tan necesario.

Reír con los que ríen pareciera ser algo más fácil. Pero no es sólo reírnos de un chiste junto con los demás, esto suele ser algo superficial que cualquiera puede hacer. Reír con los que ríen, realmente es alegrarnos por el bien, ascenso, cariño, negocio y éxito del otro. El otro ríe por lo bien que le está yendo y nos unimos. En otras palabras, empatía y gozo ante el dolor y empatía y gozo ante la alegría. Porque los cristianos vivimos para Dios y para otros, no sólo para nosotros.

Pero lo que más nos une a los que hemos visto nuestros pecados, nos hemos arrepentido de ellos y confesado a nuestro Dios, es Cristo Jesús. El perfecto que dejó la gloria y murió en la cruz del Calvario por nuestros pecados y por fe, hoy tenemos salvación de la misma ira santa de Dios ante el pecado. Que nuestros mejores amigos, conozcan de Cristo, porque ven en nosotros el amor del Padre reflejado en cada interacción. Porque nada une eternamente, sino la fe en Cristo Jesús, que hace uno a todas las naciones de la tierra. Amén.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene WhatsApp dé clic aquí. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Hay personas que se equivocan y no pueden reconocerlo. Personas que ofenden o fallan y tampoco pueden reconocerlo. Esto es destructivo para todos. ¿Qué debemos hacer?

Estoy cursando en línea, un programa que se llama Family Business en el INCAE en Costa Rica en conjunto con la Universidad Cornell en Nueva York. El propósito es poder asesorar a las empresas familiares en temas de sucesión, posesión, innovación y más…

Cuando estudiamos el tema de la innovación con uno de los profesores de Cornell, me pareció increíble que las empresas familiares que se acercan más a sus clientes, pero especialmente, las que innovan y crean nuevos clientes, son aquellas en donde se está permitido fracasar. Es más, existe una empresa que año con año celebra “El reconocimiento al fracaso Heroico”. ¿Quién lo recibe? Aquel que fracasó en algo, pero lo intentó.

El principio, no es promover el fracaso, sino al contrario, promover la creatividad en cada uno de los equipos, porque el temor al fracaso no sólo inhibe la creatividad, sino que también, paraliza al equipo. En otras palabras, muchas veces se prefiere ser mediocre sin innovar, que buscar el éxito de la creatividad y exponerse ante el riesgo del fracaso, la vergüenza y crítica.

Ni usted, ni yo somos perfectos. Las empresas que buscan el éxito lo saben, pero a veces nosotros no. No busquemos enviar un mensaje de perfección, pues nos costará caro. Estaremos actuando y atados a una imagen falsa y sin fundamento que deseamos transmitir sin fundamento alguno. Es más, la Biblia enseña que no existe justo ni aún uno. Es decir, todos hemos pecado y, por nuestro pecado, estamos no sólo alejados de Dios, nos hemos convertido en sus enemigos y merecemos muerte y muerte eterna.

Sólo existe un justo, alguien que jamás ha fracasado en su vida espiritual ni una sola vez y, esta persona, es Jesús. ¿Por qué intentar mantener una fachada de perfección cuando sabemos que no somos perfectos? No quiero decir que utilicemos la frase “No soy perfecto” para vivir y excusar el pecado. Sino para reconocer nuestra pecaminosidad y correr a Dios por salvación y transformación de vida en Jesús.

Usted y yo fallamos. No nos hagamos los locos. Cuando le fallemos a alguien, reconozcamos nuestro pecado u error. No nos defendamos, expresemos con toda libertad: “Me equivoqué” y enmendemos lo enmendable.

Cuando le fallemos a alguien, arrepintámonos y pidamos perdón. Un “perdóname” tiene el poder de evitar catástrofes. E incluso, si la catástrofe se diera, tiene el poder de sanar corazones, aunque no siempre de restaurar relaciones. Pero eso sí, al pedir perdón honramos a Dios, a nuestro prójimo y nos humillamos reconociendo nuestro error y la necesidad de restituir lo restituible. Como también, la necesidad de un Salvador.

Decir me equivoqué, no le resta, le suma. Decir perdón, no le destruye, le construye. Perfecto, sólo Dios. Pero luche por honrar a Dios, siempre. Y esto sólo comienza primero, reconociendo su pecado y confesándolo a Él.

Decir me equivoqué, no le resta, le suma. Decir perdón, no le destruye, le construye. Perfecto, sólo Dios. Pero luche por honrar a Dios, siempre. Y esto sólo comienza primero, reconociendo su pecado y confesándolo a Él. Clic para tuitear

“Este es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero, si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.” La Biblia en 1 de Juan 1:5-10

“Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero, si alguno peca, tenemos ante el Padre a un intercesor, a Jesucristo, el Justo. Él es el sacrificio por el perdón de[a] nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino por los de todo el mundo.” 1 de Juan 2:1 y 2

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene WhatsApp dé clic aquí. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.