Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Hoy regresé de El Salvador. Un amigo y yo viajamos por tierra. Salimos el domingo a las 10:30 a.m. y regresamos hoy a las 10:30 p.m. Entramos cansados, pero satisfechos.

El propósito era visitar una finca en Comalapa y luego una iglesia en San Miguel. A la finca íbamos para reunirnos con el pastor y unos parientes que son empresarios.

Pasamos un buen tiempo conociendo las mil cabezas de ganado que tienen. Se dedican, entre otras cosas, a la producción de leche.

Ya no tuvimos tiempo de conocer la planta, en donde preparan todo lo demás que cosechan en la finca. Es más, todos los ingredientes de nuestra deliciosa cena, vinieron de la finca.

No sabían que además de mi experiencia ministerial, tengo la experiencia empresarial como Administrador de Empresas y otros. Resultamos hablando de todo. Desde negocios familiares hasta la administración de las finanzas personales.

Hoy a las 6:30 viajamos dos horas hacia San Miguel. El propósito del pastor era tener una reunión para ver su infraestructura y temas de discipulado. El Auditórium precioso.

Después de conocer las necesidades de infraestructura, se decidió reorientar la dirección del auditórium, distribuir mejor las sillas, tanto por temas de sonido, como para crear una atmósfera más íntima.

Del mismo local,  se logró agregar en papel, un lobby para tiempos de comunión – el antes y después del servicio – del mismo tamaño del auditórium. Y otra sección más grande que los dos salones anteriores, para el área de niños. Todo con lo que ya tienen y sólo agregando divisiones en Tabla Yeso de piso a techo.

Al final de cuentas regresé satisfecho de ver la pasión de los pastores presentes, por ser luz, presentar el evangelio, discipular y que la iglesia no sea sólo una reunión de domingo, sino una familia espiritual día a día conectada para la gloria de Dios.

Conocí por visitar y apoyar a una iglesia, al dueño y a la Presidente de una empresa Salvadoreña con su contraparte en Estados Unidos. ¿Saldrán asesorías empresariales, sesiones de Coaching Ejecutivo, mentorías en las áreas en las que me especializo o capacitaciones? No lo sé. Lo que sí se es que en Comalapa y en San Miguel, tengo a nuevos y buenos amigos.

Hoy recorrimos con mi amigo – quien fue el que hizo el contacto, me llevó y manejó – 10 horas y media en carretera. Regresamos cansados pero felices. Porque sabemos que el que busca, encuentra. El que toca, se le abre. Y, al que pide, recibe.

Pero también satisfechos por haber sembrado en otros, no sólo de lo que sabemos, sino vida. Y, cada esfuerzo, ahora o en el futuro, siempre tendrá su recompensa. Aunque esta sólo sea, la mera satisfacción de haber servido a otros.

¿Está buscando alcanzar algo? No desmaye. Siga avanzando. Siga sembrando. Porque como dice Proverbios 14:23 “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.”

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Por favor ore, para que Dios me haga famoso
Recuerdo a este joven llegar al final de una reunión en la iglesia. Era un cantante en su congregación y quería que yo orara por él. Su mayor anhelo era ser famoso y esa era su petición.

Platicamos un rato sobre el propósito de Dios para su vida. Dios no nos creó para ser famosos, sino para adorarle y, hacerlo a El famoso. Puntualmente, somos llamados para vivir una vida que le glorifique y para presentar la buena noticia del evangelio que, en Jesús, somos salvos. Y, también, llamados a disfrutar del regalo de la vida, en El.

Cuando les hablaba a los músicos en La Fráter, les recordaba que el talento era importante. Pero que, si el talento fuera lo más importante, saldría mejor contratar a los músicos de Luis Miguel. Ellos harían un mejor trabajo, pero no eran creyentes. Fe, vida y después talento.

El propósito de Dios para nuestras vidas, es que creamos que él existe y que recompensa los que le buscan. Que creamos en Jesús para salvación, y que en cada momento de nuestra vida adoremos al Señor con nuestras buenas acciones, sabiendo que no somos salvos por ellas, sino por la fe en su Hijo amado.

Le dije al joven, ahora y en donde te congregás, ya estás cumpliendo el propósito de Dios. Si vivís para honrarle, para proclamarle y tu vida es un instrumento al servicio de Dios y del prójimo. Pero ser famoso, esa es otra historia.

Cuántos pastores, músicos y voluntarios no han muerto, sin jamás ser conocidos más allá del área en donde servían. ¿Son menos que otros? No, pero a pesar de no haber sido famosos, sus nombres están escritos en el libro de los cielos. Y eso es vivir y morir en victoria, con fe hasta el final.

Le comparto aquí algunos pensamientos sobre la fama:

La fama es un préstamo que nos hace la sociedad y cuando no podemos pagarlo, nos desecha.

El problema no es tener fama, es que la fama nos tenga.

Si Dios lo hace famoso, es para hacerlo a El y a su mensaje, famoso.

La fama como el anonimato, no son sinónimos ni de excelencia, ni de sana doctrina, ni de santidad.

He visto a gente famosa, ser ahora desconocida. Y, a gente desconocida, ser ahora famosa.

La fama es como la espuma, muchas veces como sube, baja.

Cuando la fama lo tiene a usted, todos se convierten o en sus sirvientes o en sus competidores.

La fama con humildad, es como el mejor perfume. La fama con arrogancia, es como un vómito.

La fama con propósito doble, le sirve al que la tiene y al desconocido a quien pone en el mapa.

Cuando se es famoso, abundan las personas. Cuando se pierde la fama, permanecen los amigos o aparecen nuevos.

La fama tiene el poder de arrastrar a personas para luchar por las mejores y las peores causas.

Todo famoso morirá y rendirá cuentas ante Dios.

“Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.” Proverbios 16:18

“Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben.” Romanos 12:16

“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” Filipenses 2:5-11

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

¿Quién saltó más alto? Preguntaba en la piscina una hermana gemela a su papá. Competir, ganar o perder…

Competencia justa cuando se compite con las reglas o competencia malévola cuando Maquiavelo es el entrenador y al final de cuentas, “el fin justifica los medios”. ¿Qué les he enseñado a mis hijos desde pequeños sobre la competencia?

Desde pequeños les he enseñado que entre hermanos no competimos. Porque en una competencia, siempre hay un ganador y un perdedor. Al contrario, entre hermanos nos apoyamos.

También les he enseñado, que en un futuro todos ellos van a tener distintas profesiones, distintos ingresos y si uno de los cuatro no tiene para salir adelante, que lo ayuden.

Pónganse de acuerdo y cómprenle un carro, pero no tiene que ser como el que tengan ustedes, pero sí cubrir sus necesidades. Consíganle trabajo, ayúdenlo a salir adelante, pero si es haragán, eso es otra historia. La Biblia dice que el que no trabaja, bueno es que no coma.

Las empresas compiten, las personas compiten, unas veces ganan, otras veces pierden. El espíritu competitivo se da en todos los ámbitos. Pero existe un camino superior.

¿Qué más les enseño a mis hijos sobre la competencia? No compitan contra otros, compitan contra ustedes mismos. Cada día sean mejores, que el yo de ayer. Porque detrás de un ganador, siempre vendrá otro más enfocado y empoderado, que muy probablemente nos ganará. Triunfan, disfruten. Pierden, acepten y aprendan del que fue mejor.

Los campeones no duran eternamente. Sólo Jesús cuando triunfó sobre la muerte y el pecado en la cruz permanece para siempre. De allí en adelante, todas las victorias personales o empresariales son puros relevos de campeones temporales. Hoy el campeón será uno, mañana será otro.

Por eso, si nuestra identidad está en el trofeo, qué seremos cuando ya no lo ganemos. Nuestra identidad no debe descansar en algo tan frágil y pasajero como nuestros logros o victorias.

Una de mis hijas me dijo que, para ayudarnos a gastar menos en el pago de su universidad, iba a participar en un concurso con todos los alumnos de primer ingreso en su Facultad, pues tendría un buen descuento en toda la carrera, si mantenía el promedio requerido.

La animé a hacerlo con todo empeño, pero no a preocuparse por ganar. Que haríamos el esfuerzo por pagar su universidad con o sin descuento. Compitió y ganó el primer lugar. Y, no sólo compitió, lo disfrutó. No tenía presión de arriba (de sus papás), pero sí la normal de adentro (ella misma).

Mi segundo hijo, participará este año en otra competencia con todos los alumnos de primer ingreso de su Facultad. Me dijo, quiero ganar el descuento papi. A lo que le dije lo mismo, poné todo tu empeño, pero si no ganas no hay problema. Participar con esperanza, aunque se pierda es un buen ejercicio. Pero así es la vida, uno ganará, otros no. Pero no valgo lo que gano, valgo lo que soy, un hijo de Dios.

Por el amor de los padres no se compite. El amor sacrificial de Dios nos enseña que se ama porque esa es su esencia. Dios amó tanto al mundo, que envió a Jesús a morir por nosotros. Y, ¿Cómo demuestra Dios su amor por nosotros? En que cuando éramos pecadores y malvados, Cristo murió por nosotros. El llama, no a justos o a santos al arrepentimiento, porque no existe ninguno que no haya pecado, sino a pecadores al arrepentimiento.

¿Por qué te amo? Esa pregunta les hacía a mis hijos de pequeños. La respuesta era simple y yo se las enseñaba. Te amo, porque sos mi hijo. Lo bueno o malo que hagas nos pondrá felices o tristes, pero nuestro amor como padres para ustedes estará allí siempre disponible para ustedes.

Somos llamados a amar como Dios nos ama, porque en la vida espiritual no hay competencia, todos somos perdedores. El pecado nos ha ganado a todos. Pero allí entra la gracia de Dios en Jesús. El ganó la victoria al vivir una vida sin pecado y morir por nosotros en la cruz. Nosotros sólo somos más que victoriosos, porque no hicimos nada, Dios lo hizo en Jesús por nosotros. Nos regaló la victoria.

“Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.” Romanos 8:37-39

“Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran. Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben. No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos.” Romanos 12:15-17

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Si algo aprendí cuando me certifiqué como Coach Ejecutivo en el INCAE Business School, fue sobre el diálogo interno que todos tenemos.

La persona con quien más hablamos es con nosotros mismos. Mucho de lo que hablamos, no lo escuchan nuestros oídos, pero sí nuestra mente.

Cuando tomamos decisiones, nos hacemos preguntas a nosotros mismos. Y, luego, sostenemos un diálogo hasta llegar al punto de decisión.

¿Qué pensamientos y diálogos internos mastica día a día?

En uno de mis seis libros que he escrito y que están disponibles gratis por descarga gratuita, una vez escribí: Lo que pienso, siento. Lo que siento, manifiesto. Lo que manifiesto crea mi realidad, un infierno o un paraíso, todo, por un pensamiento.

Mis acciones e incluso mis deseos, provienen de mis pensamientos. La batalla espiritual de mi vida y la batalla de cada decisión del día a día, se da en mi mente.

¿Qué pensamientos estoy masticando día a día? Tan importante responder esta pregunta, por lo que pienso resulta siendo la acción de mi vida.

En lo que pienso, termino convirtiéndome. El Salmista nos da una clave poderosa “¡Cuánto amo yo tu ley! Todo el día medito en ella. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos porque me pertenecen para siempre.” Salmo 119:97-98

Lo que pienso, que me está dando los resultados que no quiero, deben ser sustituidos por nuevos pensamientos que masticaré día a día.

¿Qué pensamientos mastica?, ¿Qué pensamientos masticará?

“Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio. 9 Pongan en práctica lo que de mí han aprendido, recibido y oído, y lo que han visto en mí, y el Dios de paz estará con ustedes.” Filipenses 4:8-9

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

El fin de semana, tuve la bendición de estar compartiendo la palabra en tres iglesias en Guatemala. Es precioso, ver con la expectativa y amor que los miembros llegan a adorar, buscar a Dios y compartir con sus hermanos en Cristo.

Uno de esos pastores, me envió hoy, un mensaje por WhatsApp con un diseño y un texto que sacaron de mi prédica. Este diseño decía: “No hice nada para ser su hijo…”.

Al cierre del mensaje compartí sobre como tenía 4 hijos. Y, como, los 4 son mis hijos. Pero que dos de ellos, nacieron del vientre de Aixa y dos del corazón, en la sala de partos del Consejo Nacional de Adopciones. Puede leer sobre la llegada de nuestras hijas en: Mi familia y yo, estuvimos embarazados. Y en, Los López García ahora somos 6.

Mis dos hijas menores, fueron adoptadas y hoy son, hijas. Para que vinieran a casa, fuimos a un taller, llenamos la documentación necesaria, presentamos toda la papelería, los cuatro nos hicimos exámenes médicos y de laboratorio, fuimos a exámenes psicológicos, recibimos a una trabajadora social, hicimos las visitas requeridas al hogar y por fin, adoptamos y recibimos a nuestra hija.

Recuerdo cuando llegó la primera, le afirmé que todo lo que veía, carros, casa, perros y demás, era de ella, porque ahora, era una López García y para siempre. Le expliqué cómo hasta muertos nosotros, seguiríamos siendo sus papás y la gente diría: “Ella es la hija de Alex y Aixa”.

Por último, le pregunté ¿Qué hiciste para venir? Sin pensarlo, me respondió: “Nada”. Eso es lo mismo que tenés qué hacer para permanecer con nosotros. Porque te vamos a amar siempre, pase lo que pase.

¿Qué hicimos para ser hijos del Padre Dios? ¡Nada! No hice nada para ser su hijo. Dios hizo todo. El envió a su hijo Jesús, Jesús fue tentado en todo, pero sin pecado, Jesús nos mostró el camino al Padre, Jesús murió para aplacar la ira de Dios, por medio del sacrificio de Jesús fuimos adoptados como hijos por Dios y tenemos la esperanza eterna, que Jesús hoy es nuestro abogado, pero regresará por su iglesia como juez.

No hicimos nada para ser su hijo. Nuestra salvación comienza en la obra de Dios, el nos busca, el nos convence de pecado, él nos salva. Tenga certeza que no debe hacer algo bueno para llegar a ser hijo, porque sucio fue que experimentó el perdón de Dios y vino al Padre. Viva respondiendo a esa gracia con amor por persona, su llamado y su caminar.

“¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él. Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo se purifica a sí mismo, así como él es puro.” 1 de Juan 3:1-3

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.