Luego de 25 años, los cambios llegaron a mi vida y en todo sentido. Decidimos entonces, realizar un viaje en familia junto a mi esposa Aixa y mis cuatro hijos. Lo invito a acompañarme y a descubrir estas primeras seis lecciones, fruto de nuestros primeros dos días, fuera de Guatemala.

Lección #1 – Retar mi impulso natural de hacer constantemente y buscar una pausa intencional de todo, para dedicarme a lo más importante, es realmente lo más productivo aunque no pareciera así
Mi personalidad ultra planificadora a futuro, me indicaba que lo primero que debía hacer era mi currículum, describir mis títulos académicos y especialidades, hacer alarde de mis logros administrativos y enviarlo a todos mis amigos influyentes para encontrar un trabajo y proveer así para mi familia. Sin embargo, al día de hoy, no he hecho mi CV. Estoy acostumbrado a hacer, pero aquí he ido contra lo que es natural para mí. Debo hacer un alto y mi esposa me ha ayudado en ello. Un alto para descansar en Dios. Recordando que él tiene mi vida en sus manos, en que él es mi prioridad número uno y debo descansar en él. Esta pausa es para conectar como familia y juntos, conectar con Dios y también con otros hermanos en Cristo. Tengo valiosos amigos que me han aconsejado, uno de ellos me dijo: “Descanse. Aterrice. Al regresar, hablamos y hable con otros. Tómese su tiempo”. Abril decidimos que sería un mes de descanso y mayo un mes para buscar mi dirección laboral. Porque la vida espiritual no tiene pausa. Nuestro servicio a Dios es todo el tiempo sin importar de dónde provenga nuestro sustento. Esta pausa pareciera no ser productiva y contra intuitiva, pero es lo que está transformando mi vida en tantos aspectos y fortaleciendo a mi familia y mi fe en Dios.

Lección #2 – No damos para recibir, pero cuando damos, siempre cosechamos y no necesariamente dinero
Con mi esposa hemos procurado ser generosos siempre con los demás. Y con este viaje, una pareja de amigos llegó a la casa – yo no estaba en ese momento – y además de compartir con mi esposa y mis cuatro hijos de 18, 16, 15 y 13, les dieron un regalo en dólares a cada uno de ellos. Cuando le escribí a mi amigo para agradecerle este hermoso gesto respondió: “Tus hijos están cosechando la generosidad que has sembrado en otros”. Cuando damos, la mayor cosecha es ver los ojos del que recibe. Jesús dio su vida por nosotros y de la misma manera, somos llamados a dar la nuestra. La cosecha no siempre será económica, pero la cosecha siempre será la satisfacción de honrar y amar a Dios. Por cierto, 3 amigos diferentes pagaron por nuestros 6 boletos para el viaje. Demasiada gracia, demasiado indignos de tan preciosos regalos. Como suelo decir, cuando tengo sonrío, cuando comparto, dos sonreímos. Tener crea música a mis oídos, compartir crea un concierto de gratitud en una casa.

Lección #3 – Quien ama, sin importar su puesto, gustosamente sacrifica su tiempo y su dinero por amor a Cristo y a otras almas
Llegamos a nuestro destino a la 1 de la madrugada. Y allí estaba esperándonos en el aeropuerto y con una sonrisa, la esposa de un pastor y su esposo estaba afuera en el carro. Habíamos reservado una noche en un hotel previo a llegar al Airbnb que alquilamos para pasar este tiempo para no incomodarlos a ellos. Nos pidieron cancelar esa reserva y arreglaron su casa – quitaron todo lo de la oficina donde él graba sus videos, pusieron un colchón inflable para dos de mis cuatro hijos y nos dieron a Aixa y a mí, la única otra habitación con una cama. Dos de mis hijos durmieron en otro cuarto en la casa de unos vecinos de ellos, en donde entramos a las 3 de la mañana a dejarlos sin hacer ruido. ¿Qué hace un pastor llegando a guiarnos hacia su casa de madrugada y su esposa al lado y ambos con una gran sonrisa? Es el amor… Nos esperaron una hora porque la empresa con quien alquilé una van, sólo me dijo: “Ya no hay, no puedo servirle. Busque con cualquier otra empresa”. Luego de buscar encontré otra empresa que tenía una van, la última y al llegar tenía el neumático pinchado. Todo este tiempo esperaron ambos y nos guiaron con una sonrisa hasta su casa.  Quien ama, sin importar su puesto, sacrifica su tiempo y su dinero. Jesús, la gracia, la misericordia, la salvación y el amor recibido en él, es su única motivación.

Lección #4 – El anonimato en medio de una congregación y un trato amoroso aún “sin ser nadie a los ojos de los hombres”, es un regalo precioso
He estado acostumbrado a ser una cara conocida en ciertos círculos en la ciudad en la que vivo. La semana pasada me hice una hora y media para recorrer unos 300 metros, de un elevador a donde estaba mi vehículo en un centro comercial en Guatemala. Me encontré a tres familias y fue un gusto animarlas en la fe y a permanecer en Dios y sirviendo. En este viaje, nadie sabe quiénes somos. Es más, ayer visitamos una iglesia en donde ni nos presentaron. Llegar y ser tratado con amor por todos, “sin ser alguien”, sólo por ser un hermano en Cristo o alguien que visita la iglesia aunque esté perdido en sus pecados, es un regalo que no tiene precio. Algunos quieren ser conocidos, pero no saben el precio del anonimato, en donde las buenas obras siguen fluyendo y sólo el cielo en el silencio de la presencia de Dios, sonríe.


Lección #5 – Tenemos diamantes – la familia – que hemos cubierto con el concreto de mucho que no edifica y debemos arrepentirnos y pedir perdón, para que Dios muestre el brillo original de su belleza
En su soberanía, Dios me permitió formar una familia que es un diamante. Como todo pecador, aunque se hayan arrepentido y yo también, tenemos nuestras manchas y debilidades en las que Dios debe tratar. Además, esos diamantes preciosos muchas veces los cubrimos con el concreto de la crítica, del mal humor, del trabajo y de cualquier cosa más que es pecado y que impide que nos disfrutemos mutuamente a plenitud. El amar al prójimo como a nosotros mismos, comienza en casa. Estos días he disfrutado a mi esposa y a mis hijos como nunca. Desperdiciamos a nuestra pareja y a nuestros hijos cuando debemos estar y no estamos o sólo estamos para corregir y cometemos otros pecados, que a veces ni vemos y no les estamos amando como Dios manda. Tanto a mi esposa como a mis hijos, les he pedido perdón. Han habido lágrimas y sanidad. De cosas de siempre. Sólo Dios nos muestra las capas de concreto que hemos fundido y sólo él puede quitarlo. ¿Por qué no hice antes lo que hoy estoy haciendo y estamos haciendo como familia? No espere. Pídale a Dios que quite el concreto que ha lanzado sobre los diamantes de la familia de su vida.

Lección #6 – Amar es el llamado de la iglesia de Cristo, es una deuda que jamás pagaremos a otros
El tema que escuchamos ayer, se basó en Romanos 13:8 “No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley.” El predicador decía que amarnos unos a otros es una deuda que adquirimos con Dios en el perdón de Jesús y que debemos pagarla no a él, sino a nuestro prójimo. Y que es una deuda en la que por más que amemos, jamás se reduce el capital que debemos, apenas si pagamos los intereses. Esto vi con todos los creyentes con quienes hemos interactuado aquí, un amor que se traduce en: humildad, generosidad e incluso amonestación. Al final de cuentas, el amor se manifiesta de muchas maneras. Por algo Jesús resumió los dos mandamientos más importantes en amarlo a él con todo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Mi trato amoroso hacia otros, demuestra que estoy conectado a la fuente inagotable de amor y no sólo convencido a nivel lógico de esta verdad, sin una transformación real del corazón. «Recuerde en el amor no hay temor, porque el perfecto amor hecha fuera el temor».

Quisiera más bien haber grabado todo lo que hemos vivido para que lo vieran y la verdad hay tantas lecciones más que tengo aquí anotadas, pero esto es lo que cabe hoy por aquí. Quisiera haber grabado todo, porque es una belleza estar en Cristo y toda la familia de uno en él y en un mismo sentir, mientras se comparte con otros creyentes. Y mientras Dios continúa puliéndonos, renovando nuestras fuerzas, amándonos y convirtiéndonos en la familia que Dios quiere que toda familia sea: humilde ante él y humilde ante otros. Humildad que se traduce en amarnos unos otros, porque Dios es amor. Estaré eternamente agradecido por el amor inagotable de Dios para sus hijos, incluida no sólo mi persona, sino mi familia.

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.” 1 de Juan 4:8

“Por esta razón me arrodillo delante del Padre, de quien recibe nombre toda familia[b] en el cielo y en la tierra. Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor, puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, para que sean llenos de la plenitud de Dios.” Efesios 3:14-19

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,078 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Ayer fue domingo de resurrección, pero muchos viven todavía, en el viernes de dolores. Falta que pasen por el sábado de la tristeza y de la desesperanza, hasta que llegue su domingo de resurrección.

Me refiero no sólo al tema espiritual de nuestras vidas, el más importante de todos. Porque separados de Dios nada podemos hacer para ser justificados por nuestros pecados y por obtener un futuro eterno de esperanza. Sin él las fuerzas topan, el esfuerzo en sí mismo ante Dios, es como intentar nadar en arenas movedizas o intentar volar con nuestros brazos.

Pero cuando hablo de un viernes de dolores, también me refiero a los temas financieros, físicos, familiares, emocionales, mentales y cuanta área de nuestra vida por ahora, se pudiera encontrar en el pozo profundo de la desesperación. Estar en un viernes de dolores, puede durar un día, un mes, un año, la duración es incierta, pero el dolor es real y pareciera que no existe salida.

Cuando estamos en el viernes de dolores sólo quisiéramos presionar un botón que se llama: dejar de existir. O poner en pausa nuestra vida, hasta que todo lo malo haya pasado y regresar en un domingo de resurrección. Pero este botón ni existe, ni es el indicado.

En medio de la transición que estoy atravesando, he recibido más de 600 mensajes de personas que me quieren y que en alguna manera he marcado sus vidas. Nuestras conversaciones siempre deben existir para edificar y bendecir y fuera de ello, mejor callar. A todos los he animado, a todos los he bendecido y todos han llenado mi corazón.

Entre todos esos mensajes que recibí por WhatsApp o en mis redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn), quiero compartirles uno que recibí de una amiga – aunque mayor que yo – con espíritu joven y quien, en palabras de su esposo, ya no es la misma que hace unos años, es otra mujer.

Y no es otra mujer por su esfuerzo humano, sino porque topó en lo humano y corrió a Cristo. Verdaderamente sólo Dios hace al hombre feliz. Pero el resultado de esa felicidad no depende de las circunstancias, sino que existe, a pesar de las circunstancias. A esa felicidad que existe incluso en medio de las lágrimas, porque somos perdonados y amados por Dios en Jesús y sabemos que tenemos una esperanza eterna que trasciende a este mundo, le llamamos gozo.

Ella y su familia viven en el gozo del Señor a pesar de haber perdido a uno de sus hijos en sus veintes. Ese viernes de dolores para sus vidas ha sido largo. Pero en medio de ese tiempo, las lecciones aprendidas donde el esfuerzo humano topa y sólo queda la rendición al Padre, destilan enseñanzas que, aunque no encajan al cien por ciento en nosotros, porque fueron escritas en medio de un dolor y un panorama que no es el mismo para nosotros, nos dejan lecciones importantes para aplicar ante el sufrimiento y también, ante los buenos momentos.

Ella me escribió a mi WhatsApp: “Alex… te comparto dos frases pequeñas. Hay dos frases que se han vuelto parte de vida: 1. Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede. 2. Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios. Ambos pasan…”

No sé que pueda estar viviendo usted en este momento, ni cual sea su dolor. Pero estas frases pueden ayudarle y alentarle.

Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede.

En su sufrimiento o dificultad enfóquese en el hoy. Mañana es una pelea que aún no ha llegado. Por algo el Señor Jesús nos enseñó a no afanarnos o a no preocuparnos por el mañana. Basta a cada día su propio afán. Pelear en el mañana, es una pelea perdida, porque ni siquiera se encuentra todavía en el ring. Pelee en el hoy. Todo es un día a la vez. Mi lista para los afanes de hoy, contienen 12 cosas por hacer. Y apenas, estoy comenzando con la primera que este escribir este blog. Pero, relaaaaxxxxxx… diría mi amiga. Un día a la vez.

Una de las frases que me compartió una amiga fue: "Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede." Conozca la segunda… Clic para tuitear

Pero no es sólo vivir un día a la vez. Es vivir un día a la vez, tomados de Su mano. La mano de un superior, da paz al inferior. La mano de Dios, da paz al que la toma. ¿Viven todos de la mano de Dios? No. La mano de Dios es tan alta, que como no podíamos llegar a él, por lo que envió a su Hijo Jesús. La divinidad que dejó la gloria, tomó la forma de ser humano, conoce nuestras limitaciones y dolores y murió siendo justo para con su muerte aplacar la ira de Dios y reconciliarnos con él. El es el camino al Padre, no sólo a su mano, a sus brazos. Caminar de la mano de Dios comienza al reconocer mi pecado, es llorar mi pecado, es arrepentirme. Dios opera en nosotros por medio de su Espíritu Santo – el representante de Jesús en la tierra – una transformación que humanamente no podemos entender, pero que sí podemos describir. Esa experiencia es conocida como nacer de nuevo, ser salvo, ser adoptado como hijo, es tomar la mano de Dios.

Un día a la vez, ¡¡de su mano!! Entendamos o no lo que sucede. La fe en Dios por un mañana eterno o por un mañana mejor en esta tierra, no depende de lo que vemos, sino a pesar de lo que no vemos. No tenemos que entender a plenitud lo que está pasando o lo que Dios está obrando. Pero algo sí podemos entender, que, aunque no lo veamos: “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.” La Biblia en Romanos 8:28 Aún en la muerte de un ser querido, hay propósito. Guarde esta frase: Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede.

Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios.

Que tanta verdad y en todo sentido. La semana pasada cambiaron en mi casa las láminas sobre la lavandería, cuando llovía parecía que la famosa Llorona – leyenda mítica guatemalteca – estaba llorando, ¡pero debajo de mi techo! Caía agua por todos lados. En sólo 11 años, la lámina había llegado a su tiempo de vida útil. Nada dura para siempre. Y esta lámina nueva, también tendrá su tiempo de vida. Y esto tenemos que aprender a verlo a través de dos ópticas, la óptica de los buenos momentos y de los momentos difíciles.

Una de las frases que me compartió una amiga fue: "Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios." Conozca la otra… Clic para tuitear

Nada es para siempre, no significa sólo que lo malo pasará, sino que también lo bueno pasará. Por lo tanto, aprovechemos al máximo cada momento hoy. Porque estos momentos pasarán. Nuestra familia, nuestros amigos, nuestro trabajo, nuestras fuerzas, nuestra facilidad de comer, nuestra facilidad para subir las gradas, todo pasará. Disfrutemos al máximo estos buenos momentos. Me ha costado, pero ahora he aprendido a vivir y disfrutar en mi ahora. Antes vivía corriendo para lo que tocaba de nuevo. Ahora, aunque por default vivo en el mañana y soñando, disfruto el hoy. Estos buenos momentos, disfrutarlos, pero al máximo.

Ayer al medio día cocinamos mi esposa y yo, una hija hizo el guacamole, otra puso la mesa y las gaseosas, otro el hielo, alguien más la mesa. ¡Equipo! Eso es una familia en donde todos nos amamos, apoyamos y compartimos el hoy. Familia es el lugar en donde el hijo se siente libre para cometer errores porque será amado y enseñado. También se siente feliz porque cada logro será celebrado, será felicitado y animado a superar a sus papás en todo. Y comprendiendo, que los hijos no son competencia entre ellos sino complemento entre ellos y la familia que les quedará, cuando ya no estemos en este mundo sus papás. Mi hijo de 16 años ya es más alto que yo. El empate lo celebramos con un almuerzo y para qué, como que eso lo inspiro y a las semanas ya me había pasado notoriamente. A mi hijo, lo abrazo y le digo: sos más alto que yo y mejor en tanto que yo. Te admiro. Claro, tiene tanto que mejorar al igual que yo. Pero es un regalo. Y verlo en muchas áreas ser mejor que yo, me llena de orgullo y felicidad. Hoy vivo en el ahora.

Pero no somos llamados a disfrutar al máximo sólo los buenos momentos. También somos llamados a ver los momentos difíciles con esperanza en Dios. Toda persona que enseñe la Biblia y hable de prosperidad inmediata sólo por ser cristiano o diga que nunca un cristiano verá enfermedad y siempre será sano sólo por ser cristiano o que las dificultades jamás llegarán a su vida sólo por ser cristiano, téngale miedo, terror y pavor más que a un perro salvaje. Esas personas no han entendido lo que la Escritura misma dice. El autor y consumador de nuestra fe, Jesús, fue tratado injustamente siendo justo, fue crucificado injustamente y experimentó la muerte más dolorosa y vergonzosa en la época del imperio romano y finalmente, murió injustamente y a los ojos de los seres humanos humillado y derrotado.


Esperanza en Dios en los momentos difíciles. Eso es lo que necesitamos. Como suelo decirle a quien atraviesa una enfermedad. Ore hasta que Dios le dé un milagro o hasta que Dios lo llame a su presencia. Morir con la fe puesta en Dios y en la vida eterna prometida en Jesús, es morir con las botas puestas como un buen soldado del Rey de reyes y Señor de señores. La máxima esperanza del cristiano y que jamás se desvanece, es la esperanza de la vida eterna.

La idea era compartirle estas dos frases que esta amiga compartió conmigo, para que las memorizara, las compartiera y las viviera, pero ya me emocioné y me extendí bastante. Todo lo que he escrito, es porque del viernes de dolores al domingo de resurrección siempre hay tiempo de por medio, pero el día llega. Llega en todas las áreas de la vida. Pero cuando Dios le muestra su pecado, ha recibido el regalo más grande que pueda recibir. Nadie viene a Jesús limpio, viene sucio. Nadie viene a Jesús entero, sino destrozado. El nacer de nuevo es un regalo que Dios da. Y es un regalo que nos lleva a morir un viernes de dolores a nuestra vida pasada, para resucitar a una nueva vida que no entendemos, pero vemos ahora con colores vívidos y como nunca, este regalo llamado vida nueva. En donde lo terrenal es importante, pero lo eterno mucho más. Porque, así como Jesús resucitó, un día resucitaremos con él.

Dios se muestre a su vida.

Gracias amiga por regalarme esas frases, pero, sobre todo, por mostrarnos su corazón a mí y a toda mi familia…

“Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros. Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos. Dondequiera que vamos, siempre llevamos en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo.” La Biblia en 2 Corintios 4:7-10

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,078 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Enemigos de la cruz

marzo 29, 2021

Increíble el apóstol Pablo, dictaba sus cartas: “Yo, Tercio, que escribo esta carta, los saludo en el Señor.” Romanos 16:22 Por eso vemos de pronto esos giros inesperados en sus argumentos.

Incluso Pedro hablando de las cartas de Pablo dice: “Tengan presente que la paciencia de nuestro Señor significa salvación, tal como les escribió también nuestro querido hermano Pablo, con la sabiduría que Dios le dio. En todas sus cartas se refiere a estos mismos temas. Hay en ellas algunos puntos difíciles de entender, que los ignorantes e inconstantes tergiversan, como lo hacen también con las demás Escrituras, para su propia perdición.” 2 Pedro 3:15-16

Pablo en una de sus cartas, no sólo dictó palabras, sino también dictó con lágrimas. ¡Wow! Quien cree en el evangelio de Jesucristo, se goza con el que se salva y se duele por el que se pierde. Llorando mientras dicta su carta, Pablo llora por aquellos que se comportan como enemigos de la cruz de Cristo.

Quien cree en el evangelio de Jesucristo, se goza con el que se salva y se duele por el que se pierde. Clic para tuitear

“Como les he dicho a menudo, y ahora lo repito hasta con lágrimas, muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal.” Filipenses 3:18-19

Hay quienes creen en la cruz de Cristo, pero se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. Lo terrible de este caminar, es que su destino es la destrucción.

Se convierten en enemigos de la cruz de Cristo porque su Dios no es Cristo, “su dios” son sus propios deseos. Cuando mis deseos son el centro de mi vida, mi carne, mi naturaleza pecaminosa, reina en mí. Cuando mis deseos son el centro de mi vida, Cristo no está en la periferia, Cristo está fuera de mi vida.

Los enemigos de la cruz de Cristo no sólo adoran al “dios” de sus propios deseos, sino van más allá. Se enorgullecen de lo que es su vergüenza. En lugar de verse derrotados ante Dios, incapaces de salvarse de sus pecados y deseosos de conocer su gracia que salva y libera, cometen actos vergonzosos y se enorgullecen de los mismos. Sacar pecho por los actos vergonzosos es señal de ceguera espiritual, aunque se comprenda el evangelio a nivel mental.

Los enemigos de la cruz, no sólo adoran al “dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. También piensan sólo una cosa, piensan en lo terrenal.

Pensar en lo terrenal, no es pecado. Quien no piensa en lo terrenal, no puede vivir en esta tierra. Pero quien sólo piensa en lo terrenal, no deja ni un 0.0001% de espacio para lo que debe ocupar el 100% de nuestra vida, Dios el creador a quien nos debemos y por quien vivimos. Quien sólo piensa en lo terrenal obra mal, juzga mal, vive mal y esto lo lleva a sacar a Dios de su vida. No sólo está solo, está perdido en su ceguera.

Qué tan fácil se ver la paja en el ojo del otro cuando no vemos la viga en nuestro ojo. Antes de juzgar las acciones de otros, somos llamados a juzgarnos nosotros.

¿Es usted un enemigo de la cruz de Cristo? Vuelva a leer Filipenses 3:18-19. No piense en los demás. Este pasaje es una clara confrontación hacia nosotros. Y ser confrontados por el Espíritu Santo es el regalo más precioso que podemos tener.

Cuando el Espíritu Santo nos muestra, que a veces incluso siendo cristianos de años hemos vivido como enemigos de la cruz, es el regalo más maravilloso que podemos recibir.

Cuando el doctor acierta con su diagnóstico, el problema está resuelto, el paciente acepta la enfermedad e inmediatamente comienza el tratamiento con la cura. Lo mismo ocurre con nosotros ante Dios. Podemos ser enemigos de la cruz de Cristo y servirle. Acaso no recordamos, no profetizamos en tu nombre y en tu nombre echamos fuera demonios y nos dirá: “Apártense de mí, hacedores de mi maldad”. Mientras tengamos vida, siempre estamos a tiempo que el Médico de médicos nos muestro por su Espíritu Santo nuestro pecado y nuestras “buenas obra” que son como trapo de inmundicia.

Venir a Cristo es ver la vida a través de la gracia salvadora de Jesucristo y también ver la vida a través del compromiso verdadero a la santidad del Hijo que se nos da por la fe. Un compromiso que no depende la mirada humana, sino de la mirada del cielo. Un compromiso que libera para vivir ligero. “Pero el que me obedezca vivirá tranquilo, sosegado y sin temor del mal».” Proverbios 1:33

Venir a Cristo es ver la vida a través de la gracia salvadora y también ver la vida a través del compromiso verdadero a la santidad que se nos da por la fe. Un compromiso que no depende la mirada humana, sino de la mirada del cielo. Clic para tuitear

Ore porque Dios le muestre si usted es un enemigo de la cruz de Cristo. Porque si lo es y es iluminado por el Espíritu Santo se cumplirá Juan 3:18-21 “Esta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos. Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto. En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios».”

Los enemigos de la cruz, creen en la cruz, pero aborrecen la cruz. Porque la cruz es muerte, aunque a la vez es vida. La cruz es la luz que dice, cree y arrepiéntete, mira tus pecados, siéntete una porquería, llora tu pecado, pero ven a mí, porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.

Para vivir debemos morir a nuestros pecados. En esta llamada Semana Santa, evalúe su vida, si está viviendo en santidad o viviendo en complicidad con Satanás. Porque el diablo no vino sino para robar, matar y destruir. Pero Jesús vino para que tengamos vida eterna. Y esta sólo llega cuando vemos y lloramos nuestro pecado. El diagnóstico del Médico de médicos nos dice, ya sabes tu enfermedad, tu pecado. Ven a mí, yo soy tu Salvador. Descansa en mí. No tienes que pelear, yo peleé en santidad y morí en la cruz. Para que seas un más que vencedor, alguien que celebra, sin haber peleado.

O somos enemigos de la cruz de Cristo o estamos muertos con Cristo para que él viva en nosotros. Que su luz brille, salve, reconforte, transforme y nos dé un corazón compasivo ante el que se pierde o ante el que se cree amigo, pero es enemigo de la cruz de Cristo.


Como escribió un amigo en su cuenta de Twitter: “Si dices ser cristiano y no estás arrepentido mientes. Si dices ser cristiano y no amas al pecador (y deseas su ruina) mientes. #selah”

Dios en Jesús con todos nosotros, ¡Amén! Porque morir en Cristo, en nacer a una nueva vida. Su cruz es sacrificio y perdón, pero la resurrección es vida y esperanza eterna, sin esfuerzo humano alguno, sino sólo por la fe.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,078 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Les quiero compartir a todos los que me leen aquí, incluyendo a todos los miembros de La Fráter, cambios que vienen para mi vida.

El día 17 de marzo, presenté mi carta de renuncia al puesto de Pastor Asociado de Fraternidad Cristiana de Guatemala, en donde laboré por 25 años.

En una institución, no es necesario estar de acuerdo en todo. Pero cuando no lo estamos en temas que comprometen nuestra conciencia, debemos tomar decisiones. Aún si estas son dolorosas y este es mi caso.

No salgo a abrir otra iglesia. Estoy en paz porque estoy obedeciendo a la voz de Dios y al mismo tiempo, siento profunda tristeza porque La Fráter, ha sido parte fundamental en mi vida y ahí he experimentado el amor de Dios entre sus miembros.

Mi identidad no descansa en un pastorado, sino en el privilegio de ser llamado un hijo de Dios, adoptado por la obra redentora de Cristo en la cruz. Mi esposa y mis cuatro hijos me apoyan completamente en esta decisión. Para ellos siempre he sido Alex. Si nos vemos por allí, llámeme así, con toda confianza.

Tuve el privilegio de ayudar a levantar un equipo con liderazgo, capacidad y pasión, los cuáles manejan todas las áreas ministeriales y administrativas de la iglesia con excelencia.

Miembros de La Fráter, para mí fue un honor y un placer servirles como Pastor Asociado. Sigan con la mirada puesta en Jesús, conociéndolo íntima y personalmente en las Escrituras.

Pastor General y Miembros de la Junta Directiva, gracias por permitirme la oportunidad de servir por un cuarto de siglo con ustedes.

Directores, Coordinadores de Ministerios y Voluntarios, su identidad tampoco descansa en lo que desempeñan, sino en que Jesús les dio vida eterna, no teman, confíen en él. Jamás lo olviden, la obra es de Dios y esta jamás se detendrá. Con nosotros, sin nosotros o a pesar de nosotros.

“¡Al único Dios, nuestro Salvador, que puede guardarlos para que no caigan, y establecerlos sin tacha y con gran alegría ante su gloriosa presencia, sea la gloria, la majestad, el dominio y la autoridad, por medio de Jesucristo nuestro Señor, antes de todos los siglos, ahora y para siempre! Amén.” Judas 1:24-25

En Cristo,

Alex López

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,078 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Crecí en la Ciudad San Cristóbal de Guatemala. De ciudad, sólo tenía el nombre y la urbanización. En el sector en donde vivíamos, sólo había 3 casas. Ahora sí que es una ciudad con todo y de todo.

Pero crecer con buenos vecinos como amigos, monte por todo lados y barrancos, fue algo sensacional. La naturaleza impresionante: pericas, loros, gavilanes, comadrejas, armadillos… de todo vi yo en San Cristóbal.

Pero de las cosas que más me impresionaron, fueron las hormigas. Más aún, los hormigueros que sin querer pisábamos y en donde sufríamos el ataque de las mismas. ¿Quién las manda?, ¿Cómo operan?, ¿Qué hacen cuando andan caminando y topan sus antenas con otra hormiga? Tantas preguntas cuando uno es niño.

Un día, mi mamá me contó cómo alguien había tomado una pecera y colocado la tierra dentro de ella y agregado hormigas. Así, se podía ver por los lados los túneles que cavaban. Nunca lo hice, pero me pareció intrigante, ese mundo secreto de las hormigas.

La Biblia nos habla de las hormigas, estos pequeños insectos y nos da una gran lección. Y el pasaje jamás se le va a olvidar. Porque el número en su cita bíblica es el mismo. Está en Proverbios 6:6.

“¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.Perezoso, ¿cuánto tiempo más seguirás acostado? ¿Cuándo despertarás de tu sueño? Un corto sueño, una breve siesta, un pequeño descanso, cruzado de brazos…¡y te asaltará la pobreza como un bandido, y la escasez como un hombre armado!” La Biblia en Proverbios 6:6-11


¿Cuánto podemos aprender de las hormigas? Fijémonos en ellas y adquiramos sabiduría para nuestra vida diaria. Diligentes hasta donde ya no. Trabajadoras como ninguno. Sin necesidad de quien las vigile o las gobierne.

Todos hemos sufrido la pereza, pero cuando esta se convierte en un estilo de vida, estamos perdidos porque nos asaltará la pobreza como un bandido. Miremos a las hormigas y adquiramos sabiduría.

No conozco la situación económica por la que está pasando. Pero jamás lo olvide: “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.” Proverbios 14:23 Si tiene y no trabaja, vendrá a la pobreza. Si no trabaja y no tiene seguirá en la pobreza.

¿No tiene trabajo? Doble rodillas al Padre. Clame al Todopoderoso. Él es el que suple y da paz. Y cuando lo tenga, brille.

¿Qué cosas se lleva hoy de la actitud de las hormigas contraponiéndolas con la actitud del perezoso?, ¿Qué hará diferente?, ¿Qué puede compartirle a su familia o amigos?

¿Cuánto podemos aprender de las hormigas? Fijémonos en ellas y adquiramos sabiduría para nuestra vida diaria. Diligentes hasta donde ya no. Trabajadoras como ninguno. Clic para tuitear

Recuerde que la inspiración real para todo lo que los cristianos hacemos es Cristo. Su muerte es nuestra vida. Su sufrimiento, nuestra paz con Dios. Viva de tal modo que, todo lo que usted haga, sea como para el Señor, en el nombre del Señor y de buena gana. No sólo honrará al Señor, sino que también hará todo con excelencia y sin importar el tipo de jefe que tenga, porque su jefe es Jesús.

Que nadie le diga o le dé órdenes, usted dirija su vida siempre hacia la acción y esta, traerá resultados.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,078 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.