Archives For Vida cristiana

Ayer fue domingo de resurrección, pero muchos viven todavía, en el viernes de dolores. Falta que pasen por el sábado de la tristeza y de la desesperanza, hasta que llegue su domingo de resurrección.

Me refiero no sólo al tema espiritual de nuestras vidas, el más importante de todos. Porque separados de Dios nada podemos hacer para ser justificados por nuestros pecados y por obtener un futuro eterno de esperanza. Sin él las fuerzas topan, el esfuerzo en sí mismo ante Dios, es como intentar nadar en arenas movedizas o intentar volar con nuestros brazos.

Pero cuando hablo de un viernes de dolores, también me refiero a los temas financieros, físicos, familiares, emocionales, mentales y cuanta área de nuestra vida por ahora, se pudiera encontrar en el pozo profundo de la desesperación. Estar en un viernes de dolores, puede durar un día, un mes, un año, la duración es incierta, pero el dolor es real y pareciera que no existe salida.

Cuando estamos en el viernes de dolores sólo quisiéramos presionar un botón que se llama: dejar de existir. O poner en pausa nuestra vida, hasta que todo lo malo haya pasado y regresar en un domingo de resurrección. Pero este botón ni existe, ni es el indicado.

En medio de la transición que estoy atravesando, he recibido más de 600 mensajes de personas que me quieren y que en alguna manera he marcado sus vidas. Nuestras conversaciones siempre deben existir para edificar y bendecir y fuera de ello, mejor callar. A todos los he animado, a todos los he bendecido y todos han llenado mi corazón.

Entre todos esos mensajes que recibí por WhatsApp o en mis redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn), quiero compartirles uno que recibí de una amiga – aunque mayor que yo – con espíritu joven y quien, en palabras de su esposo, ya no es la misma que hace unos años, es otra mujer.

Y no es otra mujer por su esfuerzo humano, sino porque topó en lo humano y corrió a Cristo. Verdaderamente sólo Dios hace al hombre feliz. Pero el resultado de esa felicidad no depende de las circunstancias, sino que existe, a pesar de las circunstancias. A esa felicidad que existe incluso en medio de las lágrimas, porque somos perdonados y amados por Dios en Jesús y sabemos que tenemos una esperanza eterna que trasciende a este mundo, le llamamos gozo.

Ella y su familia viven en el gozo del Señor a pesar de haber perdido a uno de sus hijos en sus veintes. Ese viernes de dolores para sus vidas ha sido largo. Pero en medio de ese tiempo, las lecciones aprendidas donde el esfuerzo humano topa y sólo queda la rendición al Padre, destilan enseñanzas que, aunque no encajan al cien por ciento en nosotros, porque fueron escritas en medio de un dolor y un panorama que no es el mismo para nosotros, nos dejan lecciones importantes para aplicar ante el sufrimiento y también, ante los buenos momentos.

Ella me escribió a mi WhatsApp: “Alex… te comparto dos frases pequeñas. Hay dos frases que se han vuelto parte de vida: 1. Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede. 2. Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios. Ambos pasan…”

No sé que pueda estar viviendo usted en este momento, ni cual sea su dolor. Pero estas frases pueden ayudarle y alentarle.

Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede.

En su sufrimiento o dificultad enfóquese en el hoy. Mañana es una pelea que aún no ha llegado. Por algo el Señor Jesús nos enseñó a no afanarnos o a no preocuparnos por el mañana. Basta a cada día su propio afán. Pelear en el mañana, es una pelea perdida, porque ni siquiera se encuentra todavía en el ring. Pelee en el hoy. Todo es un día a la vez. Mi lista para los afanes de hoy, contienen 12 cosas por hacer. Y apenas, estoy comenzando con la primera que este escribir este blog. Pero, relaaaaxxxxxx… diría mi amiga. Un día a la vez.

Una de las frases que me compartió una amiga fue: "Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede." Conozca la segunda… Clic para tuitear

Pero no es sólo vivir un día a la vez. Es vivir un día a la vez, tomados de Su mano. La mano de un superior, da paz al inferior. La mano de Dios, da paz al que la toma. ¿Viven todos de la mano de Dios? No. La mano de Dios es tan alta, que como no podíamos llegar a él, por lo que envió a su Hijo Jesús. La divinidad que dejó la gloria, tomó la forma de ser humano, conoce nuestras limitaciones y dolores y murió siendo justo para con su muerte aplacar la ira de Dios y reconciliarnos con él. El es el camino al Padre, no sólo a su mano, a sus brazos. Caminar de la mano de Dios comienza al reconocer mi pecado, es llorar mi pecado, es arrepentirme. Dios opera en nosotros por medio de su Espíritu Santo – el representante de Jesús en la tierra – una transformación que humanamente no podemos entender, pero que sí podemos describir. Esa experiencia es conocida como nacer de nuevo, ser salvo, ser adoptado como hijo, es tomar la mano de Dios.

Un día a la vez, ¡¡de su mano!! Entendamos o no lo que sucede. La fe en Dios por un mañana eterno o por un mañana mejor en esta tierra, no depende de lo que vemos, sino a pesar de lo que no vemos. No tenemos que entender a plenitud lo que está pasando o lo que Dios está obrando. Pero algo sí podemos entender, que, aunque no lo veamos: “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.” La Biblia en Romanos 8:28 Aún en la muerte de un ser querido, hay propósito. Guarde esta frase: Un día a la vez, ¡¡de Su mano!! Entendamos o no lo que sucede.

Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios.

Que tanta verdad y en todo sentido. La semana pasada cambiaron en mi casa las láminas sobre la lavandería, cuando llovía parecía que la famosa Llorona – leyenda mítica guatemalteca – estaba llorando, ¡pero debajo de mi techo! Caía agua por todos lados. En sólo 11 años, la lámina había llegado a su tiempo de vida útil. Nada dura para siempre. Y esta lámina nueva, también tendrá su tiempo de vida. Y esto tenemos que aprender a verlo a través de dos ópticas, la óptica de los buenos momentos y de los momentos difíciles.

Una de las frases que me compartió una amiga fue: "Nada es para siempre. Nos toca disfrutar al máximo los buenos momentos… y ver los difíciles con esperanza en Dios." Conozca la otra… Clic para tuitear

Nada es para siempre, no significa sólo que lo malo pasará, sino que también lo bueno pasará. Por lo tanto, aprovechemos al máximo cada momento hoy. Porque estos momentos pasarán. Nuestra familia, nuestros amigos, nuestro trabajo, nuestras fuerzas, nuestra facilidad de comer, nuestra facilidad para subir las gradas, todo pasará. Disfrutemos al máximo estos buenos momentos. Me ha costado, pero ahora he aprendido a vivir y disfrutar en mi ahora. Antes vivía corriendo para lo que tocaba de nuevo. Ahora, aunque por default vivo en el mañana y soñando, disfruto el hoy. Estos buenos momentos, disfrutarlos, pero al máximo.

Ayer al medio día cocinamos mi esposa y yo, una hija hizo el guacamole, otra puso la mesa y las gaseosas, otro el hielo, alguien más la mesa. ¡Equipo! Eso es una familia en donde todos nos amamos, apoyamos y compartimos el hoy. Familia es el lugar en donde el hijo se siente libre para cometer errores porque será amado y enseñado. También se siente feliz porque cada logro será celebrado, será felicitado y animado a superar a sus papás en todo. Y comprendiendo, que los hijos no son competencia entre ellos sino complemento entre ellos y la familia que les quedará, cuando ya no estemos en este mundo sus papás. Mi hijo de 16 años ya es más alto que yo. El empate lo celebramos con un almuerzo y para qué, como que eso lo inspiro y a las semanas ya me había pasado notoriamente. A mi hijo, lo abrazo y le digo: sos más alto que yo y mejor en tanto que yo. Te admiro. Claro, tiene tanto que mejorar al igual que yo. Pero es un regalo. Y verlo en muchas áreas ser mejor que yo, me llena de orgullo y felicidad. Hoy vivo en el ahora.

Pero no somos llamados a disfrutar al máximo sólo los buenos momentos. También somos llamados a ver los momentos difíciles con esperanza en Dios. Toda persona que enseñe la Biblia y hable de prosperidad inmediata sólo por ser cristiano o diga que nunca un cristiano verá enfermedad y siempre será sano sólo por ser cristiano o que las dificultades jamás llegarán a su vida sólo por ser cristiano, téngale miedo, terror y pavor más que a un perro salvaje. Esas personas no han entendido lo que la Escritura misma dice. El autor y consumador de nuestra fe, Jesús, fue tratado injustamente siendo justo, fue crucificado injustamente y experimentó la muerte más dolorosa y vergonzosa en la época del imperio romano y finalmente, murió injustamente y a los ojos de los seres humanos humillado y derrotado.


Esperanza en Dios en los momentos difíciles. Eso es lo que necesitamos. Como suelo decirle a quien atraviesa una enfermedad. Ore hasta que Dios le dé un milagro o hasta que Dios lo llame a su presencia. Morir con la fe puesta en Dios y en la vida eterna prometida en Jesús, es morir con las botas puestas como un buen soldado del Rey de reyes y Señor de señores. La máxima esperanza del cristiano y que jamás se desvanece, es la esperanza de la vida eterna.

La idea era compartirle estas dos frases que esta amiga compartió conmigo, para que las memorizara, las compartiera y las viviera, pero ya me emocioné y me extendí bastante. Todo lo que he escrito, es porque del viernes de dolores al domingo de resurrección siempre hay tiempo de por medio, pero el día llega. Llega en todas las áreas de la vida. Pero cuando Dios le muestra su pecado, ha recibido el regalo más grande que pueda recibir. Nadie viene a Jesús limpio, viene sucio. Nadie viene a Jesús entero, sino destrozado. El nacer de nuevo es un regalo que Dios da. Y es un regalo que nos lleva a morir un viernes de dolores a nuestra vida pasada, para resucitar a una nueva vida que no entendemos, pero vemos ahora con colores vívidos y como nunca, este regalo llamado vida nueva. En donde lo terrenal es importante, pero lo eterno mucho más. Porque, así como Jesús resucitó, un día resucitaremos con él.

Dios se muestre a su vida.

Gracias amiga por regalarme esas frases, pero, sobre todo, por mostrarnos su corazón a mí y a toda mi familia…

“Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros. Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos. Dondequiera que vamos, siempre llevamos en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo.” La Biblia en 2 Corintios 4:7-10

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,066 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Enemigos de la cruz

marzo 29, 2021

Increíble el apóstol Pablo, dictaba sus cartas: “Yo, Tercio, que escribo esta carta, los saludo en el Señor.” Romanos 16:22 Por eso vemos de pronto esos giros inesperados en sus argumentos.

Incluso Pedro hablando de las cartas de Pablo dice: “Tengan presente que la paciencia de nuestro Señor significa salvación, tal como les escribió también nuestro querido hermano Pablo, con la sabiduría que Dios le dio. En todas sus cartas se refiere a estos mismos temas. Hay en ellas algunos puntos difíciles de entender, que los ignorantes e inconstantes tergiversan, como lo hacen también con las demás Escrituras, para su propia perdición.” 2 Pedro 3:15-16

Pablo en una de sus cartas, no sólo dictó palabras, sino también dictó con lágrimas. ¡Wow! Quien cree en el evangelio de Jesucristo, se goza con el que se salva y se duele por el que se pierde. Llorando mientras dicta su carta, Pablo llora por aquellos que se comportan como enemigos de la cruz de Cristo.

Quien cree en el evangelio de Jesucristo, se goza con el que se salva y se duele por el que se pierde. Clic para tuitear

“Como les he dicho a menudo, y ahora lo repito hasta con lágrimas, muchos se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. Su destino es la destrucción, adoran al dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. Sólo piensan en lo terrenal.” Filipenses 3:18-19

Hay quienes creen en la cruz de Cristo, pero se comportan como enemigos de la cruz de Cristo. Lo terrible de este caminar, es que su destino es la destrucción.

Se convierten en enemigos de la cruz de Cristo porque su Dios no es Cristo, “su dios” son sus propios deseos. Cuando mis deseos son el centro de mi vida, mi carne, mi naturaleza pecaminosa, reina en mí. Cuando mis deseos son el centro de mi vida, Cristo no está en la periferia, Cristo está fuera de mi vida.

Los enemigos de la cruz de Cristo no sólo adoran al “dios” de sus propios deseos, sino van más allá. Se enorgullecen de lo que es su vergüenza. En lugar de verse derrotados ante Dios, incapaces de salvarse de sus pecados y deseosos de conocer su gracia que salva y libera, cometen actos vergonzosos y se enorgullecen de los mismos. Sacar pecho por los actos vergonzosos es señal de ceguera espiritual, aunque se comprenda el evangelio a nivel mental.

Los enemigos de la cruz, no sólo adoran al “dios de sus propios deseos y se enorgullecen de lo que es su vergüenza. También piensan sólo una cosa, piensan en lo terrenal.

Pensar en lo terrenal, no es pecado. Quien no piensa en lo terrenal, no puede vivir en esta tierra. Pero quien sólo piensa en lo terrenal, no deja ni un 0.0001% de espacio para lo que debe ocupar el 100% de nuestra vida, Dios el creador a quien nos debemos y por quien vivimos. Quien sólo piensa en lo terrenal obra mal, juzga mal, vive mal y esto lo lleva a sacar a Dios de su vida. No sólo está solo, está perdido en su ceguera.

Qué tan fácil se ver la paja en el ojo del otro cuando no vemos la viga en nuestro ojo. Antes de juzgar las acciones de otros, somos llamados a juzgarnos nosotros.

¿Es usted un enemigo de la cruz de Cristo? Vuelva a leer Filipenses 3:18-19. No piense en los demás. Este pasaje es una clara confrontación hacia nosotros. Y ser confrontados por el Espíritu Santo es el regalo más precioso que podemos tener.

Cuando el Espíritu Santo nos muestra, que a veces incluso siendo cristianos de años hemos vivido como enemigos de la cruz, es el regalo más maravilloso que podemos recibir.

Cuando el doctor acierta con su diagnóstico, el problema está resuelto, el paciente acepta la enfermedad e inmediatamente comienza el tratamiento con la cura. Lo mismo ocurre con nosotros ante Dios. Podemos ser enemigos de la cruz de Cristo y servirle. Acaso no recordamos, no profetizamos en tu nombre y en tu nombre echamos fuera demonios y nos dirá: “Apártense de mí, hacedores de mi maldad”. Mientras tengamos vida, siempre estamos a tiempo que el Médico de médicos nos muestro por su Espíritu Santo nuestro pecado y nuestras “buenas obra” que son como trapo de inmundicia.

Venir a Cristo es ver la vida a través de la gracia salvadora de Jesucristo y también ver la vida a través del compromiso verdadero a la santidad del Hijo que se nos da por la fe. Un compromiso que no depende la mirada humana, sino de la mirada del cielo. Un compromiso que libera para vivir ligero. “Pero el que me obedezca vivirá tranquilo, sosegado y sin temor del mal».” Proverbios 1:33

Venir a Cristo es ver la vida a través de la gracia salvadora y también ver la vida a través del compromiso verdadero a la santidad que se nos da por la fe. Un compromiso que no depende la mirada humana, sino de la mirada del cielo. Clic para tuitear

Ore porque Dios le muestre si usted es un enemigo de la cruz de Cristo. Porque si lo es y es iluminado por el Espíritu Santo se cumplirá Juan 3:18-21 “Esta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos. Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto. En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios».”

Los enemigos de la cruz, creen en la cruz, pero aborrecen la cruz. Porque la cruz es muerte, aunque a la vez es vida. La cruz es la luz que dice, cree y arrepiéntete, mira tus pecados, siéntete una porquería, llora tu pecado, pero ven a mí, porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.

Para vivir debemos morir a nuestros pecados. En esta llamada Semana Santa, evalúe su vida, si está viviendo en santidad o viviendo en complicidad con Satanás. Porque el diablo no vino sino para robar, matar y destruir. Pero Jesús vino para que tengamos vida eterna. Y esta sólo llega cuando vemos y lloramos nuestro pecado. El diagnóstico del Médico de médicos nos dice, ya sabes tu enfermedad, tu pecado. Ven a mí, yo soy tu Salvador. Descansa en mí. No tienes que pelear, yo peleé en santidad y morí en la cruz. Para que seas un más que vencedor, alguien que celebra, sin haber peleado.

O somos enemigos de la cruz de Cristo o estamos muertos con Cristo para que él viva en nosotros. Que su luz brille, salve, reconforte, transforme y nos dé un corazón compasivo ante el que se pierde o ante el que se cree amigo, pero es enemigo de la cruz de Cristo.


Como escribió un amigo en su cuenta de Twitter: “Si dices ser cristiano y no estás arrepentido mientes. Si dices ser cristiano y no amas al pecador (y deseas su ruina) mientes. #selah”

Dios en Jesús con todos nosotros, ¡Amén! Porque morir en Cristo, en nacer a una nueva vida. Su cruz es sacrificio y perdón, pero la resurrección es vida y esperanza eterna, sin esfuerzo humano alguno, sino sólo por la fe.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,066 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Crecí en la Ciudad San Cristóbal de Guatemala. De ciudad, sólo tenía el nombre y la urbanización. En el sector en donde vivíamos, sólo había 3 casas. Ahora sí que es una ciudad con todo y de todo.

Pero crecer con buenos vecinos como amigos, monte por todo lados y barrancos, fue algo sensacional. La naturaleza impresionante: pericas, loros, gavilanes, comadrejas, armadillos… de todo vi yo en San Cristóbal.

Pero de las cosas que más me impresionaron, fueron las hormigas. Más aún, los hormigueros que sin querer pisábamos y en donde sufríamos el ataque de las mismas. ¿Quién las manda?, ¿Cómo operan?, ¿Qué hacen cuando andan caminando y topan sus antenas con otra hormiga? Tantas preguntas cuando uno es niño.

Un día, mi mamá me contó cómo alguien había tomado una pecera y colocado la tierra dentro de ella y agregado hormigas. Así, se podía ver por los lados los túneles que cavaban. Nunca lo hice, pero me pareció intrigante, ese mundo secreto de las hormigas.

La Biblia nos habla de las hormigas, estos pequeños insectos y nos da una gran lección. Y el pasaje jamás se le va a olvidar. Porque el número en su cita bíblica es el mismo. Está en Proverbios 6:6.

“¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.Perezoso, ¿cuánto tiempo más seguirás acostado? ¿Cuándo despertarás de tu sueño? Un corto sueño, una breve siesta, un pequeño descanso, cruzado de brazos…¡y te asaltará la pobreza como un bandido, y la escasez como un hombre armado!” La Biblia en Proverbios 6:6-11


¿Cuánto podemos aprender de las hormigas? Fijémonos en ellas y adquiramos sabiduría para nuestra vida diaria. Diligentes hasta donde ya no. Trabajadoras como ninguno. Sin necesidad de quien las vigile o las gobierne.

Todos hemos sufrido la pereza, pero cuando esta se convierte en un estilo de vida, estamos perdidos porque nos asaltará la pobreza como un bandido. Miremos a las hormigas y adquiramos sabiduría.

No conozco la situación económica por la que está pasando. Pero jamás lo olvide: “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.” Proverbios 14:23 Si tiene y no trabaja, vendrá a la pobreza. Si no trabaja y no tiene seguirá en la pobreza.

¿No tiene trabajo? Doble rodillas al Padre. Clame al Todopoderoso. Él es el que suple y da paz. Y cuando lo tenga, brille.

¿Qué cosas se lleva hoy de la actitud de las hormigas contraponiéndolas con la actitud del perezoso?, ¿Qué hará diferente?, ¿Qué puede compartirle a su familia o amigos?

¿Cuánto podemos aprender de las hormigas? Fijémonos en ellas y adquiramos sabiduría para nuestra vida diaria. Diligentes hasta donde ya no. Trabajadoras como ninguno. Clic para tuitear

Recuerde que la inspiración real para todo lo que los cristianos hacemos es Cristo. Su muerte es nuestra vida. Su sufrimiento, nuestra paz con Dios. Viva de tal modo que, todo lo que usted haga, sea como para el Señor, en el nombre del Señor y de buena gana. No sólo honrará al Señor, sino que también hará todo con excelencia y sin importar el tipo de jefe que tenga, porque su jefe es Jesús.

Que nadie le diga o le dé órdenes, usted dirija su vida siempre hacia la acción y esta, traerá resultados.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,066 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Somos simples mortales al servicio del Inmortal. Un creyente más y de alto impacto en el mundo partió ayer a la presencia de Dios.

Luis Palau, el evangelista que proclamó la salvación de los pecados en Jesús por el mundo entero, después de una batalla de tres años contra el cáncer de pulmón en etapa IV, partió a la presencia del Señor a sus 86 años. Hoy ve cara a cara al que proclamó. Dios fortalezca y consuele a su familia.

Lo conocí de niño cuando hizo una cruzada en Guatemala en el Estadio Mateo Flores. No sólo recuerdo cuando predicó tanto en la mañana a los niños como por la noche a los adultos. También un almuerzo en un restaurante Nais en el que por allí anduve jugando y tuve el gusto de saludarlo a él y a su esposa.

Una muerte de alto impacto para el mundo cristiano nos recuerda entre otras cosas:

1. Somos simples mortales al servicio del inmortal. Todo se trata de Dios, no de nosotros.

2. A todos nos llegará nuestro día de rendir cuentas ante Dios.

3. No existe Salvador sino Jesucristo, nuestra vida es un medio, jamás un fin.

4. Disfrutar la vida con todo y sus afanes mientras glorificamos a Dios es nuestro llamado.

5. Aún los hombres de fe se enferman, pero la victoria es que su fe permanece inquebrantable.

6. Jesús es la razón aquí y en la gloria. Todo lo demás un excelente agregado.

7. No importa tanto que seamos conocidos, como que Dios nos conozca.

8. Mucho solemos desperdiciar en vida, hasta que nos dicen que la hora está cerca. Vivamos así hoy.

9. Todo ministerio debe caminar con nosotros y sin nosotros. Porque todos, un día partiremos.

10. El gozo más grande será escuchar: ¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!

Aunque la cámara no nos siga a nosotros, que el día que muramos, el cielo recuerde nuestro amor por el Padre, por sus hijos y los perdidos. Vea este video inspirador que editaron en la memoria del evangelista Luis Palau.

Luis Palau – Homenaje from LPA on Vimeo.

“¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.” La Biblia en 1 Tesalonicenses 4:14

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,066 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Evelyn, mi hija número 3 de 4, estaba jugando futbol en el jardín del condominio. De pronto, inspirada por Messi, le dio un pelotazo que pasó sobre la baranda que pusieron los vecinos que viven a la par del campito y ¡pum! Quebró dos vidrios. Dos de cuatro paletas en un baño.

Se disculpó con los señores de la casa y les dijo que nosotros nos haríamos responsables de reponérselos. Hoy temprano, salí con un vidrio de muestra a comprar no dos, sino cuatro paletas. Ya que el color por ser nuevo cambiaba. Ya están colocadas y ojalá que ya no a la espera de otro Messi en plena adolescencia que las quiebre de nuevo.

Mientras esperaba en la vidriería a que cortaran los vidrios a la medida requerida y lijaran los extremos para que no tuvieran filo, me puse a observar todo lo que tenían allí. Es una vidriería que la dueña me contó que tiene 20 años. Entre todos los espejos, cuadros y fotos enmarcados, encontré unos títulos de la universidad.

Uno de ellos era del año 1,995 de la USAC, la Universidad San Carlos de Guatemala. Quedaron de llegar por él, el 19 de noviembre del 2020, pero allí estaba a la espera que el dueño regresara. También me encontré dos títulos más del mismo estudiando. Uno del titulo de Ingeniería y el otro de una maestría.

Los nombres y apellidos del alumno, precisamente me recordaron a un niño que ahora es un adulto y que hasta hace unos dos años se congregaba en La Fráter. Así que lo llamé y nada. No contestó. Más tarde me devolvió la llamada y le pregunté si sus dos nombres eran estos y sus dos apellidos estos otros.

No entendía hacia dónde iba, le dije que ya le teníamos sus títulos de Ingeniero y de Magister en la vidriería. Se soltó la carcajada. Trabajo tan cerca de la dueña, pero todavía no me ha informado que ya estaban. Platicamos un rato y nos despedimos.

El otro título enmarcado que era del año 1,995 y que en 11 días cumplirá 4 meses de estar listo, está esperando que su dueño lo recoja. Cuantas cosas tenemos que hacer hoy y las dejamos al tiempo, y más al tiempo y más al tiempo, cuando venimos a darnos cuenta han pasado incluso años y no hemos lo que debíamos hacer.

Cuántas cosas que sabemos que, si hacemos hoy, nuestra vida espiritual, física, económica, amorosa, social y laboral, sería transformada por completo. Pero a veces, somos dejados como decimos en Guatemala. No le ponemos fecha y allí siguen.


Un inodoro al que se le va el agua y nunca arreglamos. Un trámite pendiente, que nunca hacemos. Una tarea que debemos entregar y olvidamos. Un cheque que debemos depositar y primero pasan seis meses y ya no se puede ni depositar ni cobrar. Una llamada que queremos hacer, pero primero la persona fallece.

Ser dejado no produce nada bueno, sino dolor y destrucción. Ser dejado es primo hermano de la negligencia. “El que es negligente en su trabajo confraterniza con el que es destructivo.” La Biblia en Proverbios 18:9 El negligente confraterniza con el destructivo. ¡Wow! ¿En qué cosas debe dejar de ser negligente? El negligente es todo aquel que no cumple con sus obligaciones o encargos.

Ser diligente es todo lo contrario. Si el negligente confraterniza con el destructivo, el diligente confraterniza con el constructivo. Donde existe alguien diligente, existe la satisfacción del logro, del cumplimiento las obligaciones y los encargos.

Alguien puede ser un profesional negligente o diligente. Pero el diligente tiene futuro. El negligente excusas y culpables. “¿Has visto a alguien diligente en su trabajo? Se codeará con reyes, y nunca será un don nadie.” Proverbios 22:29

¿Qué pasará con el diligente en su trabajo? Se codeará con reyes, y nunca será un don nadie.

Este mundo está lleno de personas que aman las excusas, el culpar a otros y el contar cuentos de hadas que los eximen de su responsabilidad. Pero aquellos que son diligentes, día a día suben una grada hacia el aprecio, respeto, aprobación y promoción en donde quiera que estén.

El negligente es una carga, el diligente un alivio. Al negligente hay que andarle recordando, el diligente recuerda. El negligente necesita supervisor, el diligente trabaja solo. El negligente piensa y no hace, el diligente se compromete y cumple. La diferencia entre el negligente y el diligente no está en la tarea, está en el cumplimiento de la tarea.

Ser dejado no produce nada bueno, sino dolor y destrucción. Ser dejado es primo hermano de la negligencia. El negligente confraterniza con el destructivo y la vez, deshonra a Dios. Clic para tuitear

Los cristianos somos llamados a ser diligentes en todo tiempo y lugar. ¿Por qué? Porque todo lo que hacemos lo hacemos primero para Dios. El calibre de la diligencia que Dios espera de nosotros en todos los ámbitos de esta tierra, es cumplimiento total.

Por eso el apóstol Pablo escribió: “Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” La Biblia en Colosenses 3:17 y “Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor. El que hace el mal pagará por su propia maldad, y en esto no hay favoritismos.” La Biblia en Colosenses 2:23-25

Un cristiano también brilla con buenas obras cuando es el mejor trabajador de su empresa. No por el tipo de jefe que tiene, ya que este puede ser el peor de todos, pero él es el mejor, porque trabaja para el Señor y como todo lo hace como para Dios, en el nombre de Dios y de buena gana, es el mejor.

Su vida la vive para honrar a Dios y no para honrar a los hombres. Y como honra a Dios, honra también a los hombres, a su puesto, a su familia y al resto. Ser luz no consiste sólo en hablar de Cristo, consiste también en hacer todo como para Jesús. Y eso abre las puertas, para hablar de Cristo.

Que la marca de nuestro trabajo sea la excelencia y la diligencia total. Porque en nuestros corazones hay agradecimiento al saber, que ni las mejores obras de esta tierra, pueden salvarnos de nuestros pecados, porque una vez pecadores, siempre pecadores. Pero el único perfecto y justo, Jesús, murió en la cruz por nuestros pecados.

El negligente es una carga, el diligente un alivio. Al negligente hay que andarle recordando, el diligente recuerda. El negligente necesita supervisor, el diligente trabaja solo. El negligente piensa, el diligente hace. Clic para tuitear

Habiendo recibido esta gracia inexplicable. Vivimos bajo la óptica de una deuda eterna con el Padre, con el Hijo y con el Espíritu Santo. ¿Negligente o diligente?, ¿Para dónde va? Y ¿Qué necesita para cambiar?

Una obligación o un encargo que se cumple. No sólo honra a otros, a nosotros, sino también a Dios. Y esas buenas acciones, apuntarán al Padre. A la carga, ejército de diligentes en busca de la santidad en todo lugar. Porque nuestro trabajo grita gratitud ante Dios por la vida, la salvación y la promesa de la vida eterna.

Ojalá pronto el dueño de ese título universitario de 1,995 sea diligente y llegue por él, porque ya lleva casi 4 meses de dejadez… Si usted es el dueño, perdóneme, todos hemos sido dejados, pero tenemos la oportunidad cada día, de ser diferentes y de honrar a Dios y a nuestro prójimo al construir con diligencia y no al destruir con negligencia.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

159,066 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.