Archives For blog Alex López

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

La comunión entre creyentes es importante, pero si sólo se queda en comunión, algo está mal.

Esta semana tuvimos un almuerzo con varios amigos y sus hijos. El rango de las edades de los presentes, iban desde un bebé de brazos, hasta alguien en sus cincuentas.

Los cristianos somos amigueros. Nos gusta compartir. Me gusta ver en las iglesias a grupos pequeños que llevan tres décadas de ser una familia espiritual. Pero un error que debemos evitar en todo grupo pequeño, es que, si no pasamos de hablar sobre la superficie de los temas triviales de esta vida, sólo veremos la punta del iceberg de nuestra vida – lo que está bien – y no lo que debiera estar bien, pero no lo está y que requiere el apoyo de alguien o de otros.

Pero esa tarde no nos reunimos sólo para comer y pasarla bien. Tomamos un tiempo uno a uno por familia para compartir sobre las razones por las que estábamos agradecidos con Dios. Hicimos una pausa, cantamos una canción y volvimos a continuar con los testimonios. Luego, cantamos de nuevo y cerramos con una oración.

Unos dieron gracias a Dios porque unos temas de salud habían sido superados. Otros, porque, aunque no viven en Guatemala, cada vez que vienen, sienten que se vuelven a conectar de inmediato pues es como que si ayer nos hubiéramos dejado de ver. Otros dieron gracias a Dios por el amor de su pareja y sus hijos. Otros porque al día de hoy no había faltado el trabajo y la comida a la mesa. Otro dio gracias por su mejor amigo.

Pero no todos los testimonios de gratitud fueron de “victoria” a los ojos de algunos creyentes, que piensan que gratitud sólo puede existir en las buenas. Pero aún, cuando andamos en la miseria como Job, quien perdió en un día todos sus bienes y a todos sus hijos, podemos reconocer la grandeza del Todopoderoso y adorarle: “Entonces dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo he de partir. El Señor ha dado; el Señor ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del Señor!» A pesar de todo esto, Job no pecó ni le echó la culpa a Dios” La Biblia en Job 1:21 y 22

Luego vinieron los testimonios de gratitud con lágrimas. Alguien daba gracias a Dios porque en este tiempo jamás había sentido la soledad, porque estaba acompañada por varios en ese grupo. Otra persona dijo cómo sentía que estaba cayendo en depresión, pero alguien en el grupo lo vio, le conectó con un consejero cristiano y le había ayudado tanto. Ahora sabía que siempre iba a ser amada. Otro comentó sobre cómo la consejería matrimonial estaba impactando su matrimonio y su vida espiritual. Alguien más habló sobre el regalo de los amigos presentes, la bendición de tenerlos y el desafío de provocar más contacto entre los presentes con propósitos múltiples – compañerismo, edificación, ejercicio y más –. Alguien más dijo cómo el temor a que sus papás se murieran había desaparecido y estaba confiado en Dios, pero que no había sido fácil antes de esto. Todos estos testimonios no se dieron con ojos secos, sino con profundos silencios mientras el corazón del que hablaba se quebraba, lloraba y otros le acompañábamos.

La iglesia es familia. Y la familia que sólo vive en la superficie, sin hablar de las cosas profundas, no es sino como una Familia Real que vive para el ojo humano, aunque por detrás pueda ser un desastre y no glorifique a Dios.

La comunión en la iglesia de Cristo es vital. Porque en ella se manifiesta el amor de Dios. Pero si nuestras reuniones sólo son de comunión, algo está mal. Porque la iglesia de Cristo llora con los que lloran y ríe con los que ríen. Y no podemos hacer ninguna de las dos, si el grupo no está de acuerdo en algo, que somos pecadores necesitados de un redentor. Y, que, por lo tanto, escuchar las batallas que estamos enfrentando y las victorias que hemos alcanzado, nos permite llorar y celebrar a todos.

Esa tarde, más allá de la amistad multigeneracional, hubo lágrimas de unidad. Porque estamos unidos a pesar que somos imperfectos, pero todos estamos parados sobre la justicia del perfecto que es Cristo. Y agradecidos que Dios en su bondad nos ha dado lo que no merecemos, eso llamado gracia – la justicia gratuita por la fe en Jesús porque a Dios le plació mostrárnosla -. Y nos ha dado eso que no merecemos, eso llamado misericordia – pasar en Jesús por alto el castigo, porque él llevó en la cruz la culpa de nuestros pecados –.

La comunión es importante en la vida de nosotros los creyentes, promuévala constantemente, pero si está se queda sólo en comunión, algo está mal. Y es responsabilidad nuestra, profundizar en lo que no honra a Dios ni le glorifica, para que, en una familia espiritual de juicio destructivo, discernamos entre el bien y el mal, nos corrijamos en amor mutuamente y obremos para bien, juntos. Mientras desde el cielo, el Padre sonríe al ver familias espirituales que si importar la edad, son hermanos en Cristo e hijos de él.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Ella es una tercera generación de cantantes que glorifican a Dios con su talento. Conozco a su papá desde hace varios años y le tengo mucho cariño.

Lo conocí no recuerdo ni cuándo ni cómo, pero fue por Marcos Witt con quien él hacía voces de apoyo. Pero no fue sino años después, en que, al invitarlo a La Fráter en varias ocasiones, pudimos compartir con algunos amigos más de la congregación. El cariño que le tengo es grande. Y siempre que lo veo le canto a todo volumen, el inicio de una canción icónica que grabó con Marcos.

A sus 15 años de edad, Gadiel Espinoza ya viajaba cantando junto a la banda de Marcos Witt. Hijo de pastor, pastor y cantante. Puede escucharlo como solista en canciones como “Amante de ti Señor” a partir del minuto 2:17. Y seguirlo en su canal de YouTube o en Spotify. Es cantante y pastorea en Culiacán, Sinaloa, México.

Ahora, surge Dana Espinoza, la hija de Gadiel. Una tercera generación de cantantes que glorifican a Dios con su música. Quiero compartirle el audio del sencillo que lanzaron el lunes 15 de noviembre 2021. Este se llama: Todo lo que soy. Puede seguirla en Spotify y en Instagram.

Dios siga usando cada cantante de una nueva generación recordando algo que leí hace muchos años: “Los cristianos no mentimos mientras hablamos, mentimos mientras cantamos”. Que nuestro cantar y caminar vayan de la mano siempre. Disfrute de esta canción.


Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

La pandemia vino a cambiar hábitos. Algunos fueron para bien, otros para mal. Y para muchos creyentes, fue el desconecte total de su congregación y de otros creyentes.

Hablaba con unos amigos y me comentaban, cómo es que las ventas de los medicamentos para problemas estomacales por parásitos o amebas, habían decaído notablemente desde el inicio de la pandemia. ¿Cuál era la causa? El énfasis en el lavado de manos, había librado a muchas personas de infecciones. Un buen hábito fue que todos los que no se lavaban las manos, comenzaron a hacerlo antes de comer y a estar conscientes, cada vez que se iban a tocar los ojos o la boca.

Hablaba con un amigo y me contaba cómo fue que durante la pandemia había bajado de peso. Gracias al trabajo ahora en casa, el tiempo que utilizaba para trasladarse por las mañanas, lo había dedicado a hacer ejercicio todos los días. Ese hábito, fruto de la pandemia, cambió su vida por completo.

Pero de la misma manera, muchos hábitos que no debían formar parte de nuestras vidas, los hemos adoptado para mal de nosotros. Y quiero centrarme específicamente en uno que, al no practicarlo, presenta un riesgo terrible para la vida de todo creyente y es el mal hábito de no congregarse.

Compartía la mesa con uno de mis amigos pastores del interior de la república de Guatemala y me comentaba cómo en su congregación la baja de asistencia después de la cuarentena fue de un 40%. Quiere decir que, si la iglesia tenía 1,000 miembros, ahora sólo estaban asistiendo regularmente 600 personas.

A lo que le dije, que estaba muy bien porque a muchas congregaciones ahora sólo asiste el 30% de sus miembros. Esa baja del 70% es impensable. Muchas de estas personas siguen creyendo en Dios, pero ya no asisten. Si una iglesia tenía 1,000 miembros, ahora sólo asisten 300 personas y esto no debe ser así.

El riesgo más grande de no congregarse es el enfriamiento espiritual en la vida de los creyentes. Tal vez usted me dirá, ya no asisto a mi congregación, pero oro antes de las comidas, creo en Dios y disfruto la vida. El enfriamiento espiritual claramente lo vemos en la escritura que ocurre poco a poco, ocurre en tiempos de bendición y ocurre cuando encontramos un sustituto.

Si usted es de los que ha dejado de congregarse en su iglesia, quiero invitarlo a reflexionar, despertar y a volver a congregarse. Somos siervos de Cristo, Cristo es la cabeza y nosotros el cuerpo. Y como cuerpo, nos reunimos los domingos para celebrar la resurrección de Cristo Jesús y como familia espiritual a proclamar sus grandezas, a abrir el libro que es la revelación de su perfecta voluntad que nos enseña y corrige en toda justicia y a edificarnos unos a otros en las interacciones.

Después de la cuarentena los cines abrieron y la gente se entretiene, los supermercados abrieron y la gente compra, los gimnasios abrieron y la gente suda, los sitios turísticos abrieron y se llena a tope para la recreación. Si las iglesias abrieron, que se llenen de los que temen a Dios, proclaman su grandeza y son parte de una familia espiritual que trasciende raza o nacionalidad. Somo siervos de Cristo y entendemos que nuestra voluntad debe estar sujeta a nuestro buen amo a quien nos debemos. De quien recibimos salvación de nuestros pecados, esperanza eterna y una misión de ser luz. Y parte crucial en la vida del cristiano, es congregarse.

Después de la cuarentena los cines abrieron y la gente se entretiene, los supermercados abrieron y la gente compra, los gimnasios abrieron y la gente suda. Si las iglesias abrieron, que se llenen de los que temen a Dios Clic para tuitear

Cristianos del mundo entero, que el mundo entero no nos absorba, sino que sigamos siendo luz y sal y juntos, adorando al Creador experimentemos la bendición de escuchar a otros hermanos en Cristo alzar sus voces y brazos al cielo en adoración al que todo lo merece. La iglesia tiene por costumbre reunirse los domingos, no creemos la costumbre sólo de disfrutar la vida los domingos. Iglesia, despertemos…

¿Qué hará? No está asistiendo, comience esta semana. Y si ya está asistiendo, llame a sus amigos y reconéctelos en la familia espiritual que Dios le dio. Por últimos, comparta esta publicación en sus redes sociales y que muchos vuelvan a congregarse y a fortalecer su relación con otros creyentes. Porque el leño que se separa de la fogata, poco a poco tenderá a apagarse.

“Así que, hermanos, mediante la sangre de Jesús, tenemos plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que él nos ha abierto a través de la cortina, es decir, a través de su cuerpo; y tenemos además un gran sacerdote al frente de la familia de Dios. Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe, interiormente purificados de una conciencia culpable y exteriormente lavados con agua pura. Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa. Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.” Hebreos 10:19-25

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Momentos inolvidables. Hoy ya no puedo cargar a mi hija mayor, ayer cumplió 19, pero la amo más que nunca.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Si no nos cuidamos, la vida se nos va y sin haberle sacado el jugo a la misma.

Tengo 45 años y si me pregunta, siento que ayer andaba corriendo en el recreo de mi colegio y feliz de jugar con mis amigos. Ahora soy esposo, papá de 4 y ayer, mi hija mayor cumplió 19 años. Siempre que vemos hacia atrás, la vida es muy corta. Siempre que vemos hacia delante, la vida es muy larga, aunque jamás lo suficientemente larga.

Entre esta tensión de lo corta que se siente la vida cuando vemos hacia atrás, y, de lo larga que siente cuando vemos hacia delante, debemos recordar que el bien más importante y escaso que tenemos en nuestra vida, es el tiempo. ¿Cómo lo vamos a invertir?

Es muy probable que ya en nuestro lecho de muerte o muy ancianos, nos hagamos la pregunta ¿Valió la pena? Stephen R. Covey, el escritor de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva decía: “No hay nada peor que llegar al último escalón de la escalera, que darnos cuenta que estaba recostada en el muro equivocado”.

Desayunaba con un empresario y me comentaba como sus hijos, al día de hoy, le reclamaban que se había dedicado a trabajar. Era su forma de amar. Jamás les faltó nada, vivieron bien, pagó universidades, regaló carros, pero el reclamo continuaba.

Trabajamos para comer, pero si sólo trabajamos, no comemos de las alegrías del hoy y de las oportunidades de enriquecer la vida al compartir con la familia y amigos. Bien dijo el apóstol Pablo: “El que no trabaja, bueno es que no coma”. Hoy este empresario, tiene una vida mucho más balanceada. Aprendió, enseñanza para él, enseñanza para nosotros. Que no se le vaya la vida trabajando, porque la riqueza jamás es un fin, sino un medio. Y a lo que sirve el medio, es verdaderamente el fin.


El estudio abre puertas y el emprendimiento incluso sin estudios, pero con determinación, genera riqueza. Pero para ambas se necesita determinación. Recientemente en una empresa en la que Dios me permite ser asesor del Gerente General, nos pasaron un video sobre la determinación. La conferencista decía: “El problema es que abandonamos nuestras metas muy temprano. Necesitamos determinación que no es sino la suma de pasión más esfuerzo”. Estudiar, emprender o trabajar con excelencia abre puertas. Que no se le vaya la vida y diga: “Pude haber estudiado, pude haber emprendido, pude haber pagado el precio”. Hoy, siembre las semillas de la grandeza del mañana, sea determinado.

Pareciera que muchos están peleados con Dios, porque quieren convencer al universo de la humanidad que no existe. La perfección de este mundo: todo lo que vemos, las estaciones, el cuerpo humano, las emociones, la voluntad, la reproducción y cuánto más, nos es producto de la nada sino de la mano del Todopoderoso.

Conocer a Dios es conocer su santidad, su majestad, su poder, su voluntad y vivir sujeto a ella. Y a la vez, es conocer nuestro pecado, la repugnancia que le causa nuestra rebelión por lo que castigará al pecador, pero también, es conocer su gracia – que es cuando nos da su perdón en Jesús que no merecemos – y su misericordia – que es cuando no nos da en Jesús, el castigo que merecemos –. El único camino de ser declarados justos era la fe en el sacrificio de Cristo Jesús, la divinidad que se vistió de carne y huesos y murió por nuestros pecados en la cruz del Calvario. Que no se le vaya la vida, sin tomar en cuenta y honrar a Dios. Porque en el cielo, toda rodilla reconocerá su grandeza a la fuerza y toda rodilla se doblará delante de él.

La vida es corta y larga. En esta tensión diaria, que Dios lo llene de sabiduría para trabajar con excelencia sin solo trabajar, para pagar el precio de estudiar y capacitarse y no sólo vagar en las distracciones infinitas que se nos presentan, para pagar el precio de emprender y no sólo ser un soñador, pero, sobre todo, de reconocer la grandeza de Dios y vivir para él, porque como me dijo un amigo en sus sesentas: “Antes de conocer a Cristo, desperdicié seis décadas de mi vida. No puedo volver, pero hubiera sido tanto mejor conocer la verdad antes”. Antes que se nos vaya la vida ¿Qué hará?

Trabajamos para comer, pero si sólo trabajamos, no comemos de las alegrías del hoy y de las oportunidades de enriquecer la vida al compartir con la familia y amigos. Antes que se nos vaya la vida – Por: Alex López Clic para tuitear

“Tú, entonces, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú, ¿por qué lo menosprecias? ¡Todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Dios! Está escrito: «Tan cierto como que yo vivo —dice el Señor—, ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua confesará a Dios». Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios.” La Biblia en Romanos 14:10-12

“Ahora escuchen esto, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad, pasaremos allí un año, haremos negocios y ganaremos dinero». ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana! ¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. Más bien, debieran decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello».” Santiago 4:14-15

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza.

Anoche mientras cenábamos, salió el tema de los recuerdos. Cenábamos diez a la mesa. No sólo mi familia, sino una pareja amigos de hace más de tres décadas y sus hijos.

El papá contaba cómo recordaba una memoria tan vívida, que cada vez que pensaba en ella, se veía y sentía de niño en su casa, acostado, tomando pacha – biberón – y viendo la serie de los Tres Chiflados en la tele. Mientras lo contaba, sus ojos se humedecían más de lo normal. Los recuerdos mueven el alma.

Uno a uno comenzamos a contar historias. Algunos de viajes, otros de las experiencias compartidas con sus abuelitos, como cuando la abuelita de esta niña, le servía café en una mini taza que había hecho y juntas jugaban al respecto.

Sin lugar a dudas hay recuerdos tan especiales de nuestra niñez y del ayer. Pero los recuerdos presentan un riesgo. El sabio Salomón – el multimillonario tercer rey de Israel – lo sabía bien cuando escribió el libro de Eclesiastés. Un libro que toda persona debe leer para entender la vida sin Dios y la vida con Dios a pesar que por lo mismo pasamos todos en esta vida y cuál debe ser nuestra respuesta ante el Creador a pesar que en la vida: “Todo es correr tras el viento”. Su cierre al discurso dado, es maravilloso.


Salomón dijo: “Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas.” La Biblia en Eclesiastés 7:10

El sabio sí que tiene destreza para vivir. Pero esa destreza comienza con el reconocimiento que el principio de la sabiduría es el temor de Dios. Reconocer su existencia, su grandeza y majestad y honrarlo en base a ello. Lo contrario al sabio es el necio, el tonto o el ignorante. El sabio nunca se pregunta por qué todo tiempo pasado fue mejor, pero el necio sí y sufre las consecuencias.

¿Por qué Salomón nos anima como sabios a no preguntarnos por qué todo tiempo pasado fue mejor? El pasado tiene su lugar, especialmente cuando aprendemos de lo bueno y por qué ocurrió, para replicarlo. O aprendemos de lo malo, para evitarlo y así, honrar a Dios. Pero esta pregunta es para necios, porque declara el ayer como lo mejor. Y cuando ayer fue lo mejor, hoy es lo peor. La esperanza ha muerto. Y sin esperanza, no hay futuro.

Recuerde lo bueno del ayer, pero no declaré ni que será lo mejor que pudo haber vivido. Aunque nunca vuelva a vivirlo, mantenga sus ojos delante. Dios es la esperanza. Fue la esperanza de Adán y Eva en medio de su vergüenza, culpabilidad y desnudez. Aunque los expulsó del Jardín del Edén por su pecado, cubrió su vergüenza y desnudez con pieles de animales. Vemos aquí la gracia de Dios a pesar de la rebelión de los primeros seres humanos ante su voluntad.

La esperanza de Dios siempre es a futuro. La esperanza es salvación. Perdón y nueva vida hoy. Y esperanza eterna con él.

Ya sea que recuerde al ser querido que partió o momentos especiales del ayer, que el ayer sea un recuerdo que haga que broten lágrimas, pero que esas lágrimas no declaren que lo pasado era mejor. El futuro de esperanza es un cielo y una tierra nueva cuando viviremos con Dios. E incluso, volveremos a ver a aquellos que han muerto en unión con Cristo.

La esperanza siempre es a futuro y en Dios quien nunca falla. No ponga su mirada en el ayer, porque se tirará al abandono. Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza. Las que sí, llevan a la reflexión, al aprendizaje, a la acción y a honrar a Dios.

La esperanza siempre es a futuro y en Dios quien nunca falla. No ponga su mirada en el ayer, porque se tirará al abandono. Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza. Las que sí, llevan a la acción. Clic para tuitear

“Así dice el Señor: «Cuando a Babilonia se le hayan cumplido los setenta años, yo los visitaré; y haré honor a mi promesa en favor de ustedes, y los haré volver a este lugar. Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé.” Jeremías 29:10-12

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.