Archives For Esperanza eterna

En el cielo todo cambiará

agosto 25, 2022

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

*****

“Guatemala no va a cambiar”. Esas fueron las palabras que escuché de un guatemalteco sobre la nación que ama.

Los momentos duros de la vida, pueden llevarnos a pensar que todo está perdido. Pero no es así. No podemos cambiar completamente la nación en la que vivimos, pero sí, cambiar algo de dónde estamos.

Desde que Adán y Eva pecaron, la humanidad entera cayó de la posición especial y espiritual que en el Jardín del Edén, tenía con Dios su creador.

El pecado nos llevó a conocer el bien y el mal, el miedo, la vergüenza y la culpabilidad. Y, también, las consecuencias de nuestro pecado.

Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén, la muerte entró y con ella, todos los males que nos llevan a la tumba.

Caín, el primer hijo de Adán y Eva, mató a su hermano Abel. El mal habita en nuestros corazones, nadie le enseñó a pecar a Caín. Todos tendemos hacia el mal y por eso, necesitamos un Salvador. El agua no tiene sentido sin sed. Y, la salvación, también sin pecado.

Dios nos ofrece por la fe en Jesús, perdón de pecados (paz para con Dios), fortaleza para enfrentar las angustias de la vida (el cristiano enfrenta todas y las mismas angustias de todo ser humano) y vida eterna (nuestra esperanza).

Como cristianos, trabajemos por cambiar e influir para el bien de nuestras naciones, desde la trinchera en donde nos movemos.

Trabajemos por nuestra nación, pero recordemos nuestro llamado principal es triple. Vivir para Dios y disfrutarlo a él. Amar al prójimo como a nosotros mismos (lo que implica no sólo el trato sino el compartir esta noticia de perdón de pecado en Jesús) y vivir expectantes con un cielo nuevo y una tierra nueva.

En este mundo, veremos cosas bellas y cosas horribles. Pero viene otro mundo, un lugar en donde no hay muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor. Esa debe ser la esperanza eterna que jamás se marchita o pierde fuerza.

En el cielo, cuando Jesús regrese por su iglesia, todo cambiará. En el cielo, Dios gobernará con justicia y rectitud. La paz de Dios será completa y no tendremos cuerpos naturales como los de ahora, sino celestiales.

Esforcémonos por transformar nuestras naciones, pero vivamos sin importar la situación en la que estemos, para la gloria de Dios. Y, expectantes de ese día, cuando el mal, será extinguido en nosotros y en todos. Ese día cuando vivamos cara a cara con Dios en el cielo.

“Ante todo, deben saber que en los últimos días vendrá gente burlona que, siguiendo sus malos deseos, se mofará: «¿Qué hubo de esa promesa de su venida? Nuestros padres murieron, y nada ha cambiado desde el principio de la creación». Pero intencionalmente olvidan que desde tiempos antiguos, por la palabra de Dios, existía el cielo y también la tierra, que surgió del agua y mediante el agua. Por la palabra y el agua, el mundo de aquel entonces pereció inundado. Y ahora, por esa misma palabra, el cielo y la tierra están guardados para el fuego, reservados para el día del juicio y de la destrucción de los impíos. Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan. Pero el día del Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada. Ya que todo será destruido de esa manera, ¿no deberían vivir ustedes como Dios manda, siguiendo una conducta intachable y esperando ansiosamente la venida del día de Dios? Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas. Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia. Por eso, queridos hermanos, mientras esperan estos acontecimientos, esfuércense para que Dios los halle sin mancha y sin defecto, y en paz con él. Tengan presente que la paciencia de nuestro Señor significa salvación, tal como les escribió también nuestro querido hermano Pablo, con la sabiduría que Dios le dio. En todas sus cartas se refiere a estos mismos temas. Hay en ellas algunos puntos difíciles de entender, que los ignorantes e inconstantes tergiversan, como lo hacen también con las demás Escrituras, para su propia perdición. Así que ustedes, queridos hermanos, puesto que ya saben esto de antemano, manténganse alerta, no sea que, arrastrados por el error de esos libertinos, pierdan la estabilidad y caigan. Más bien, crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él sea la gloria ahora y para siempre! Amén.” 2 Pedro 3:3-18

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

“Tengo ganas de morirme, me quiero quitar la vida.” Esas fueron las palabras de este amigo.

La vida es dura. Es la vida producto de la desobediencia del ser humano – Adán y Eva –. En un Jardín, en donde sí trabajaban y cuidaban del mismo, decidieron confiar en la promesa de la serpiente – Satanás – y rebelarse ante la voluntad de Dios. El pecado entró, la muerte entró y hoy pecador engendra a pecador. Su primogénito Caín, por celos, asesinó a Abel.

La vida es dura. Jesús jamás prometió una vida suave para sus discípulos. Es más, dijo: “Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” La Biblia en Juan 16:33

Aflicciones. ¡Y en plural! Son muchas. Todos enfrentamos aflicciones que vienen de afuera. No nacen en nosotros, pero nos golpean como un tren bala doscientos cincuenta kilómetros por hora. El dolor y el trauma, son inevitables. ¿Qué hacer con ellos?

Aflicciones. Todos enfrentamos aflicciones que vienen de adentro. Estas son en donde el tren bala que nos golpea son nuestras propias malas decisiones. Todo lo que yo defino como bueno, que Dios define como malo, es un tren bala que me hará pedazos. ¿Qué hacer con estos pecados y sus consecuencias?

No importa si la aflicción viene de afuera o de adentro, sólo existe un verdadero camino para encontrar la verdadera razón de por qué vivir. Jesús es esa razón. El pecado de afuera o el pecado de adentro es muerte. Mata la relación con Dios, mata la relación con otros, mata físicamente a otros, mata la paz, el pecado trae muerte. Y la muerte es la tragedia más grande del ser humano. Dejar de existir. Pecar es abrazar la muerte.

Pero es en Jesús en donde encontramos vida. Clavado en la cruz exclamó: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Jesús venía a sanar y a salvar lo que se había perdido. Jesús era el médico en busca de los enfermos. Lo perdido y enfermo no eran sólo los soldados que lo clavaron en la cruz, también eran sus discípulos.

Jesús soportó todo porque era su misión, morir por nuestros pecados. Su sufrimiento fue tolerado, porque veía el gozo de su muerte. Reconciliar a todo pecador con Dios. Perdonamos porque él perdonó. Perdonamos porque, aunque Jesús es el abogado, regresará por segunda vez como juez. Perdonamos porque en él encontramos lo que jamás merecíamos, perdón de pecados. Y por eso damos de gracia lo que hemos recibido.

En Jesús encontramos perdón de pecados y esperanza eterna. No importa el sufrimiento terrenal o incluso la muerte, nos espera un cielo y una nueva tierra. Aún la muerte, lo más terrible de la humanidad, no es un punto y final en Dios. Es un punto y seguido… Jesús murió, pero resucitó y resucitaremos con él a una nueva vida en un cuerpo celestial que no siente ni vive como el nuestro.

¿Busca algo por qué vivir? Todo lo que pueda definir como su propósito por el cual vivir, es incierto, temporal y no llenará plenamente. Sólo Jesús es permanente. A pesar de que vivamos la mejor vida en esta tierra moralmente, económicamente, relacionalmente y cuanta cosa buena más que podemos hacer, sólo Jesús permanece y llena el vacío que todo ser humano tiene. Un vacío, que muchas veces le llamamos tristeza, porque ver el mundo sin él, es verlo en tonos grises. Con él es verlo a colores eternamente. Jesús es el camino al Padre Dios, es la verdad y es la vida. Quien lo encuentra podrá llorar, pero con esperanza terrenal y aunque la respuesta no llegue, tendrá esperanza eterna.

“Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo.” Hebreos 12:1-3

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Jesús, recién nacido fue colocado en un pesebre. Tantos años después ¿Significa algo el pesebre para nosotros?

El pesebre habla de amor. Ese amor que trasciende a la emoción. Es como el amor de madre. No siente madrugar, no siente cocinar, no siente hacer tanto que hace, pero lo hace y con gusto. Porque el amor es más que emoción. Es decidir amar.

Dios decidió amarnos. Pero algo se interponía entre El y nosotros. Y era nuestra desobediencia. Por nuestra rebelión ante su voluntad, éramos enemigos de Dios. Dios no tolera el pecado, la injusticia, ni la maldad. Y desata su ira santa contra todo lo que no sea justo y recto. Como un juez justo que da el merecido castigo.

Pero el pesebre nos habla de amor. Porque se cumplía la promesa que un descendiente del rey David, reinaría para siempre sobre su trono. Este reinado no sería terrenal, sino eterno. Jesús, quien traía en su nombre su misión: “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados».” Mateo 1:21 Venía a reconciliarnos con Dios, a quitar ese obstáculo y a librarnos de su ira santa.

Porque no podíamos llegar al cielo, Jesús vino a la tierra para llevarnos al Padre. Aunque la santidad de Dios no tolera el pecado y castiga al pecador. S placer no es castigar sino salvar: “¿Qué Dios hay como tú, que perdone la maldad y pase por alto el delito del remanente de su pueblo? No siempre estarás airado, porque tu mayor placer es amar.” Miqueas 7:18

Lo que realmente Dios anhela, es que todo pecador, comprenda que, en su pecado, no tiene que hacer nada – porque no puede hacer nada por el mismo – sino recibir un regalo gratuito por la fe en el sacrificio de Jesús en la cruz. El justo que murió por los injustos. El único que sí fue santo y que nunca cometió pecado.

El pesebre nos habla de ese amor que llevó a Jesús, la segunda persona de la Trinidad, a tomar la forma de hombre y como suelo decir, a vestirse de carne y huesos y habitar entre nosotros. Jesús conoce la fuerza de la tentación, pero es el único que nunca cedió. Por eso se compadece de nosotros pecadores. Su muerte es nuestra vida. Su vergüenza, la liberación de nuestra culpabilidad. Su resurrección, nuestra promesa de vida eterna.

Dios decidió amarnos por medio de un pesebre, perdonarnos en la cruz y prometernos en la resurrección de su Hijo Jesús, vida eterna. Usted también puede ser libre de la ira de Dios. No existe obra humana que pueda ponerlo a cuentas con Dios. Sólo un favor que no merecemos, llamado gracia y en Jesús, puede perdonarnos. Su mayor placer es amar. Y no quiere la muerte de ninguno: “¿Acaso creen que me complace la muerte del malvado? ¿No quiero más bien que abandone su mala conducta y que viva? Yo, el Señor, lo afirmo.” Ezequiel 18:23

Dios decidió amarnos por medio de un pesebre, perdonarnos en la cruz y prometernos en la resurrección de su Hijo Jesús, vida eterna. Clic para tuitear

Crea en esta noticia de salvación en el nombre de Jesús, arrepiéntase de sus pecados, confiéselos y reciba el perdón y el privilegio de ser un Hijo de Dios y experimentará la verdadera Navidad en su corazón y vida, hoy. Porque nuestro Dios es fuego consumidor, pero también: “El Señor es compasivo y justo; nuestro Dios es todo ternura.” Salmo 116:5

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Dar gracias a Dios por los regalos inesperados es más fácil, que por los que no llegan o nunca llegarán. Pero la actitud de gratitud hacia a Dios, debe acompañarnos siempre.

De sus manos y con una sonrisa, recibimos un regalo para nuestra familia en una caja roja. Sus palabras fueron, es un regalo para ustedes, no cuenten nada sobre de dónde vino.

El regalo estaba envuelto en una caja de manera elegante. Debíamos abrirlo en familia y mi hijo andaba en un compromiso. Al siguiente día, temprano en la mañana, antes de ir a la iglesia, nos reunimos y lo abrimos. Había un sobre que decía: “Leer esto primero”.

La carta decía: “Querida familia López García. Otro año de retos (sudor), bonitos recuerdos (sonrisas), dificultades (lágrimas), y muchas bendiciones (gracia) ¡de nuestro Señor! En medio de todo Dios sigue un buen Padre, porque El es amor incondicional, siempre fiel… ¡Nuestro Todo! Queremos compartir una bendición con cada uno de ustedes. No porque seamos ricos, no porque queramos llamar la atención. Dios es nuestro ejemplo y nos mandó el regalo más bello y precioso a este mundo, se llama Jesús. Por eso celebramos y la verdad, solamente por Jesús, desde hace años conocimos a su familia. Sólo por Jesús podemos compartir una bendición con ustedes. El regalo viene directo de las manos de Dios, como él nos regalo a su Hijo. “Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.” Santiago 1:17 Recíbanlo de lo alto, nuestro Padre celestial, nuestro único proveedor y denle toda la gloria. Testifiquen de Dios solamente. Úsenlo como cada uno desee y disfrútenlo. Que la paz de esta celebración esté en su hogar en estas fechas y en el año que comienza. ¡Feliz Navidad! Con mucho amor…”.

Cuando busqué la carta para incluirla en esta publicación, ya no estaba dentro de la caja. Pregunté a mi familia y mi hija menor, la había guardado. En sus palabras: “Con mucho cuidado”. El regalo fue importante para todos, pues nos quedamos en silencio al ver un sobre con nombre para cada uno de los seis. Pero la carta, fue superior. Tanto así, que Darly la había guardado entre sus tesoros más preciados.

Recibimos como familia un regalo inesperado por qué dar gracias a Dios. Pero no siempre damos gracias por lo que recibimos, porque en ocasiones no se recibe nada. Esta mujer respondió al correo con una de mis publicaciones y en él decía: “Estoy pasando momentos difíciles, me siento sola y no estoy sola, sé que Dios está aquí, pero me siento abandonada. Tengo 10 meses sin trabajo, y no es por falta de buscar, hago todos los días mi parte. Hoy mi corazón se siente abatido. Sé que Dios proveerá, pero hoy siento aflicción, siento cansancio, siento dolor de espalda, siento que las fuerzas se me van que ya no hay en mí”.

Dar gracias en las buenas, es como bicicletear en bajada. Dar gracias en las malas, eso es otra historia. Y a eso somos llamados. A dar gracias a Dios siempre. Porque, aunque no tengamos carro, vamos en transporte público. Aunque no tengamos para el transporte público, vamos a pie. Aunque no tengamos piernas le tenemos a él. Jesús, nuestra esperanza para aquí y para la eternidad.

A Dios le adoramos por quien El es. Damos gracias por las bendiciones y hasta por las pruebas. Porque Él es nuestra riqueza eterna. Quien nos da más que un hombro para llorar, una familia espiritual con la cual avanzar. En las buenas o en las malas adore. Adore al que vive y reina. Adore al que vino, vivió, nunca pecó, murió para redimirlo de sus pecados y prometió que regresaría por nosotros para llevarnos al cielo.

Termino recordándole aquel canto que cantaba cuando era niño y que nos recuerda la importancia de adorar a Dios siempre y de darle gracias a Dios siempre: “Yo le alabo de Corazón, yo le alabo con mi voz. Yo le alabo de Corazón, yo le alabo con mi voz. Y si me falta la voz, yo le alabo con las manos, y si me faltan las manos, yo le alabo con los pies, y si me faltan los pies, yo le alabo con el alma, y si me faltara el alma, es que ya me fui con El.”

“¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.” La Biblia en el Salmo 106:1

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.” Filipenses 4:6

“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.” 1 de Tesalonicenses 5:16-18

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza.

Anoche mientras cenábamos, salió el tema de los recuerdos. Cenábamos diez a la mesa. No sólo mi familia, sino una pareja amigos de hace más de tres décadas y sus hijos.

El papá contaba cómo recordaba una memoria tan vívida, que cada vez que pensaba en ella, se veía y sentía de niño en su casa, acostado, tomando pacha – biberón – y viendo la serie de los Tres Chiflados en la tele. Mientras lo contaba, sus ojos se humedecían más de lo normal. Los recuerdos mueven el alma.

Uno a uno comenzamos a contar historias. Algunos de viajes, otros de las experiencias compartidas con sus abuelitos, como cuando la abuelita de esta niña, le servía café en una mini taza que había hecho y juntas jugaban al respecto.

Sin lugar a dudas hay recuerdos tan especiales de nuestra niñez y del ayer. Pero los recuerdos presentan un riesgo. El sabio Salomón – el multimillonario tercer rey de Israel – lo sabía bien cuando escribió el libro de Eclesiastés. Un libro que toda persona debe leer para entender la vida sin Dios y la vida con Dios a pesar que por lo mismo pasamos todos en esta vida y cuál debe ser nuestra respuesta ante el Creador a pesar que en la vida: “Todo es correr tras el viento”. Su cierre al discurso dado, es maravilloso.


Salomón dijo: “Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas.” La Biblia en Eclesiastés 7:10

El sabio sí que tiene destreza para vivir. Pero esa destreza comienza con el reconocimiento que el principio de la sabiduría es el temor de Dios. Reconocer su existencia, su grandeza y majestad y honrarlo en base a ello. Lo contrario al sabio es el necio, el tonto o el ignorante. El sabio nunca se pregunta por qué todo tiempo pasado fue mejor, pero el necio sí y sufre las consecuencias.

¿Por qué Salomón nos anima como sabios a no preguntarnos por qué todo tiempo pasado fue mejor? El pasado tiene su lugar, especialmente cuando aprendemos de lo bueno y por qué ocurrió, para replicarlo. O aprendemos de lo malo, para evitarlo y así, honrar a Dios. Pero esta pregunta es para necios, porque declara el ayer como lo mejor. Y cuando ayer fue lo mejor, hoy es lo peor. La esperanza ha muerto. Y sin esperanza, no hay futuro.

Recuerde lo bueno del ayer, pero no declaré ni que será lo mejor que pudo haber vivido. Aunque nunca vuelva a vivirlo, mantenga sus ojos delante. Dios es la esperanza. Fue la esperanza de Adán y Eva en medio de su vergüenza, culpabilidad y desnudez. Aunque los expulsó del Jardín del Edén por su pecado, cubrió su vergüenza y desnudez con pieles de animales. Vemos aquí la gracia de Dios a pesar de la rebelión de los primeros seres humanos ante su voluntad.

La esperanza de Dios siempre es a futuro. La esperanza es salvación. Perdón y nueva vida hoy. Y esperanza eterna con él.

Ya sea que recuerde al ser querido que partió o momentos especiales del ayer, que el ayer sea un recuerdo que haga que broten lágrimas, pero que esas lágrimas no declaren que lo pasado era mejor. El futuro de esperanza es un cielo y una tierra nueva cuando viviremos con Dios. E incluso, volveremos a ver a aquellos que han muerto en unión con Cristo.

La esperanza siempre es a futuro y en Dios quien nunca falla. No ponga su mirada en el ayer, porque se tirará al abandono. Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza. Las que sí, llevan a la reflexión, al aprendizaje, a la acción y a honrar a Dios.

La esperanza siempre es a futuro y en Dios quien nunca falla. No ponga su mirada en el ayer, porque se tirará al abandono. Hay preguntas que no debemos hacernos, porque sólo llevan a la desesperanza. Las que sí, llevan a la acción. Clic para tuitear

“Así dice el Señor: «Cuando a Babilonia se le hayan cumplido los setenta años, yo los visitaré; y haré honor a mi promesa en favor de ustedes, y los haré volver a este lugar. Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé.” Jeremías 29:10-12

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.