Archives For estudio bíblico

Usted puede estudiar en el Instituto Bíblico Luis Palau totalmente gratis y prepararse en el área pastoral, de liderazgo juvenil, de evangelismo y de células. Todo en Internet por medio de videos en línea y manuales que descarga en formato PDF. Aprenderá de 26 líderes cristianos de habla hispana, especialistas en su área de enseñanza. Puede estudiar cuatro cursos:

1. Curso de Superación Ministerial para Pastores, Líderes y Obreros Cristianos
Con 30 materias de aproximadamente 90 minutos de duración y divididas en 4 clases. También incluye un manual a todo color en PDF, listo para ver en su computadora e imprimir. El manual refleja los puntos sobresalientes de la exposición de cada profesor, contiene 20 preguntas y la tarea asignada a cada materia.

2. Curso de Liderazgo Juvenil
4 materias de aproximadamente 90 minutos de duración divididas en 4 clases. Dictado en su totalidad por el Dr. Jeffrey de León (guatemalteco que reside en Florida, Estados Unidos).

3. Curso de Evangelismo
Participa de la experiencia de más de 45 años de Luis Palua y de su equipo en la evangelización masiva al estudiar 14 materias. Desde cómo formar un equipo evangelístico hasta el uso de los Medios.

4. Curso de iglesia celular
Con tres clases de aproximadamente 90 minutos cada una. En donde se presenta el modelo teológico de las células. Este curso es dictado por el Dr. Humeniuk quien nació en Argentina y actualmente reside en Miami.

Así que ya no hay excusas para estudiar y prepararse bíblicamente. Cuéntele a sus amigos recomendándoles este Instituto y elevemos el nivel de liderazgo de los cristianos de habla hispana del mundo entero.

Jesús sabía que esa noche iba a ser arrestado. El hizo 5 cosas que todo cristiano debe hacer cuando se siente triste y angustiado: 

Antes de leer esta publicación lea Mateo 26:36-45 aquí

Rodéese de sus mejores amigos
Jesús se llevó aparte a sus tres discípulos más cercanos (Eran sus discípulos y también sus amigos). Ellos eran Pedro, Jacobo y Juan (estos dos últimos llamados también los hijos de Zebedeo). Nunca en medio de la tristeza y la angustia esté solo. Rodéese de amigos cristianos. Talvez usted dirá: “Es que nadie me llama”. A Jesús no lo llamaron, él los llamó.

Ábrale su corazón a sus amigos íntimos
Y les abrió su corazón y les dijo que se sentía triste y angustiado. ¿El Hijo de Dios vulnerable? Por supuesto. Era 100% Dios porque era el hijo de Dios y 100% hombre porque era el hijo de la virgen María. En la tristeza y en la angustia jamás esté solo. Hay quiénes tienen el síndrome de la mecha corta. Hablan de sus problemas cuando quedan segundos para explotar y ya no se les puede ayudar. Jesús abrió su corazón a la gente correcta, ábrale su corazón a la gente adecuada. Los hombres sí lloran y los cristianos también. Pero lloran con esperanza.

Pida que le acompañen en su situación
Jesús les pidió a sus tres amigos: “quédense aquí y manténganse despiertos conmigo.” Y luego se fue a orar. Jesús sólo quería la compañía de aquellos íntimos. Sólo quería saber que estaban presentes con él. Recuerdo cuando mi esposa acaba de dar a luz por primera vez a nuestra hija Ana Isabel (parto natural y sin anestesia que ya no dio tiempo aplicársela). Le dolía todo y cuando la llevaron de la sala de partos al cuarto entró su mamá y mi mamá a felicitarla. Venía serena y en ese momento se quebró y comenzó a llorar. Luego me dijo. Alex, que rico sentí tener a mi mamá en el cuarto especialmente cuando me ponía su mano en la frente. En la angustia, tan solo la presencia de un familiar o un amigo conforta y da seguridad.

Haga la oración perfecta
Mi esposa Aixa, predicó un día un tema que tituló “La oración perfecta”. Es la que hizo Jesús en la porción que leímos cuando dijo: “Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú”. Jesús no quería morir pero aceptaba la voluntad perfecta del Padre. Pida en oración creyendo pero acepte la perfecta voluntad de Dios nuestro Señor. Y sígale siendo fiel a él sin importar la respuesta. Lea el pasaje de nuevo, Jesús hizo esta oración tres veces.

Venza la tentación
Tres veces oró Jesús. Y cada vez que terminaba de orar regresaba con sus amigos íntimos y los encontraba durmiendo. Jesús no hizo un espectáculo al ver que básicamente lo habían abandonado en su oración pues estaban muy cansados. No dijo: “tiro la toalla, si por éstos voy a morir mejor no muero porque no pueden siquiera acompañarme una hora”. El venció la tentación aún cuando básicamente sus íntimos le fallaron, pues no velaron con él como les pidió. No sólo esto, les dijo: “estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.” Dicho y hecho. Momentos después cuando Jesús fue arrestado, todos los discípulos prefirieron salvar su vida que ser fieles a Jesús y huyeron. Pedro había prometido que aunque tuviera que morir no lo negaría. Y este pasaje está exactamente antes de lo que leímos. Lea Mateo 26:31-35

¿Cuál puede ser su tentación en medio de la angustia?
Convertirse en corrupto, resentirse con Dios, murmurar contra otros, abandonar la fe, ir con brujos, ir a que le lean la mano. Cuidado, ore y permanezca en la fe. Y si en su iglesia hay grupos pequeños (En la Fráter se llaman Grupos C.A.F.E., Células de Atención Familiar y Evangelismo) ubíquese en uno y no enfrente la vida solo.

¿Por qué leer la Biblia?
Porque nos presenta la perfecta voluntad de Dios para todo ser humano. El Creador nos dice de dónde venimos, qué es la vida, cómo vivirla y qué viene después. Y el Creador sabe más. El nos creó y cuando nos salimos de la conducta para la que fuimos diseñados, sufrimos las consecuencias y todos los que se relacionan con nosotros también.

Salomón dijo: “Tan sólo he hallado lo siguiente: que Dios hizo perfecto al género humano, pero éste se ha buscado demasiadas complicaciones.” Eclesiastés 7:29 NVI

El Nuevo Testamento tiene sólo 260 capítulos. Si usted lee dos capítulos por día, usted terminará de leerlo en sólo 130 días. Son un máximo de 15 minutos por día. Ahora bien, tal vez se preguntará ¿Qué es un capítulo? Vea le explico. La Biblia se divide en dos partes. El Antiguo y el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento tiene 39 libros y el Nuevo Testamento 27. Cada libro se divide a su vez en partes pequeñas (números, llamados capítulos) que a su vez se dividen partes más pequeñas (más números, llamados versículos) todo, para facilitar la localización del texto.

Libros, capítulos y versículos
Cada libro en la Biblia, se divide en capítulos y estos a su vez en versículos.

Los capítulos se identifican con un número mayor que el texto bíblico. Los números grandes que usted ve en cada libro.

Cada capítulo se divide en versículos, que se identifican con números pequeños, del mismo tamaño o un poco más pequeños que el texto bíblico.

Los capítulos y versículos no aparecen en los textos originales, pero fueron agregados para facilitar la localización de los textos bíblicos y para agrupar los distintos pensamientos de cada autor. Algunas secciones de un libro tienen un título, que tampoco aparece en los textos originales, sino que fue agregado posteriormente por los traductores de cada traducción, para resumir el contenido de un conjunto de versículos.

Por eso, si el Nuevo Testamento tiene sólo 260 capítulos, y usted lee dos diarios, terminará de leerlo en 130 días.

Para que no sea una meta más que queda en el olvido le sugiero lo siguiente:
Escriba en su agenda la fecha en que terminará de leer el Nuevo Testamento

Lo bueno de las metas es que nos inspiran. Escriba en su agenda la fecha en que terminará. Cuente 130 días a partir del día de hoy y anote “Hoy termino de leer el Nuevo Testamento”.

Defina a qué hora y en qué lugar leerá todos los días
Un error que cometemos cuando nos establecemos una meta, es que no planificamos cómo y cuándo llevarla a cabo. Por eso es vital que usted defina a qué hora y en qué lugar leerá el Nuevo Testamento todos los días. ¿Tiene un celular o agenda electrónica con alarma? Prográmelo para que todos los días a cierta hora le recuerde realizar su lectura del día.

Planifique no quedarse atrás cuando tenga días completamente llenos
Si usted sabe que realizará un viaje y estará fuera 5 días, planifique no quedarse atrás. Durante cinco días antes de realizar el viaje, lea el doble de lecturas diarias (no 2 sino 4 capítulos por día). Así se va su viaje tranquilo, ya que va delante en sus lecturas bíblicas y no se atrasará. Lo mismo cuando sabe que mañana tendrá un día lleno, lea ese día el doble de lecturas diarias.

Invite a sus familiares y amigos a que lo acompañen en este desafío
Todo en la vida es mejor acompañado. Ir a Francia solo, no es lo mismo que ir con su mejor amigo o su pareja. Anime a sus familiares y amigos a leer el Nuevo Testamento en 130 días. Así cada vez que se reúnan ¿Cuál cree que será el tema de conversación? Si es padre de familia, siéntese con su pareja e hijos y todos los días lea la Biblia con ellos. El responsable de discipularlos a ellos no es su pastor, son ustedes como padres de familia. Viva su rol de mentor espiritual con ellos. Si no tienen, cómprele su Biblia a cada uno de ellos y presénteles la idea con entusiasmo.

Celebre el fin de las lecturas con un almuerzo, cena o actividad especial
Crecer en el conocimiento de Dios nuestro Señor debe ser motivo de celebración. Organice con sus familiares y amigos un tiempo de celebración en donde le den gracias a Dios por su palabra y por el privilegio que tuvieron de leerla. Esto motiva mucho a sus hijos. Ofrézcales celebrar la culminación de este logro con una actividad especial.

Le recomiendo leer la Nueva Versión Internacional, que es muy fácil de entender y con un lenguaje actual.
No existe la Biblia oficial en español. Ninguna es la que Dios específicamente dio en español porque la Biblia fue escrita en hebreo, griego y pequeñas porciones en arameo y todas las que tenemos en español son traducciones que se realizan siguiendo una de las tres teorías fundamentales de la traducción bíblica: la literal, la equivalente dinámico o la libre. Yo le recomiendo esta versión por ser para mí, mucho más fácil de entender que otras. Pero para su estudio bíblico recuerde que no debe usar sólo una, sino varias.

Sumérjase en los tiempos bíblicos y conozca más del Evangelio de Jesús, de sus discípulos y del crecimiento de la iglesia primitiva. Que disfrute su lectura.

La Biblia que no sale de casa

septiembre 17, 2009

Mi amigo estaba triste. Había perdido uno de los tesoros más grandes de su vida. No fueron acciones en la bolsa, ni una inversión “segura” en un banco de prestigio. Había perdido la Biblia que durante años utilizó. En el margen de las páginas de los 66 libros había anotaciones importantes como: referencias a otras citas bíblicas que hablaban del mismo tema, definiciones importantes de palabras, cálculos de años que había realizado en las historias bíblicas como la de José y el tiempo que transcurrió entre prueba y prueba y todo tipo de ideas que vinieron a su mente mientras leía. Además de las anotaciones, había subrayado los pasajes más importantes, ya sea un pasaje entero o las palabras clave e ideas principales que se repetían en un libro. Y todo el esfuerzo de años, se había perdido.

Todo discípulo de Jesús debe tener una Biblia que nunca sale de casa. No me refiero a aquellos que siempre la olvidan y llegan a su iglesia sin el libro de texto de la clase más importante en la vida. Me refiero a una Biblia que uso para estudiar y en donde registro el fruto de mi estudio. Existe una Biblia específicamente para esto, se llama la Biblia de Margen Amplio de la Nueva Versión Internacional (NVI) de Editorial VIDA. Lástima que no existía cuando escogí la Biblia que no sale de mi casa, tendría mucho más espacio para mis notas, pero usted puede empezar hoy.

Esta Biblia tiene márgenes amplios para hacer anotaciones.

NVI Biblia Margen Amplio (Spanish Edition)

¿Qué necesita para crear el tesoro bíblico de su vida?
Su Biblia con la versión preferida
(yo prefiero la NVI pero recuerde que aunque utiliza una versión para registrar sus notas, estudia de muchas versiones. Ninguna es la que Dios específicamente dio en español. La Biblia fue escrita en hebreo y griego y todas las que tenemos en español son traducciones que se realizan siguiendo una de las tres teorías fundamentales de la traducción bíblica: la literal, la equivalente dinámico o la libre. Más de esto en una próxima publicación). Una regla, un lapicero (que no se traspase) y actualizarla todas las semanas. Me refiero a que como no sale de casa, usted toma notas en el cuaderno que hace milagros (vea esa publicación aquí) y luego al llegar a casa, registra sus descubrimientos en la Biblia que no sale de casa.

¿Qué beneficios obtiene de registrar su estudio bíblico?
No olvidará sus descubrimientos bíblicos.
Como dice uno de mis Catapultazos “El que no anota, no anota”. O como dice el conocido refrán “Más vale pálida tinta, que brillante memoria”. Todo lo que no se anota se olvida. Además de ayudarle a recordar sus descubrimientos bíblicos, sus anotaciones le facilitarán la elaboración de estudios o prédicas futuras, y dejará un recuerdo imborrable del hábito del estudio bíblico en la vida de sus hijos y nietos. Que seguramente, pronto seguirán su ejemplo y comprarán la Biblia que no sale de casa.

Compre esta semana la Biblia que usará para este propósito y empiece el grato viaje de registrar todos sus descubrimientos bíblicos para seguir creciendo en la fe. Y por último, cuénteles a sus amigos sobre la Biblia que no sale de casa y así estaremos creando una generación enteramente capacitada para toda buena obra.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia,17a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.” 2 Timoteo 3:16-17 NVI

Conéctese conmigo en:
Mi blog
, Facebook, Twitter y Google Plus

El cuaderno que hace milagros

septiembre 15, 2009

Desempolve las matemáticas en su vida y haga algunos cálculos en base a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuántos años llevo de ser cristiano?
  2. ¿Cuántas prédicas escucho por año? Tome en cuenta los domingos, miércoles, célula, radio, TV y otros.
  3. ¿Cuántas prédicas he escuchado a lo largo de mi vida cristiana?

Ahora retrocedamos sólo quince días y pregúntese:

  1. ¿Cuál fue el tema que predicó mi pastor hace dos semanas?
  2. ¿Puedo recordar el pasaje bíblico que utilizó? ¿Libro, capítulo y versículos?
  3. ¿Qué aprendí o cambié en mi vida por ese mensaje?

Si no puede recordar la prédica de hace 2 semanas, ¿podrá recordar las prédicas anteriores? Se puede imaginar a un alumno de primer semestre de Ingeniería Civil llegando a la clase de Matemática I, sin ningún cuaderno ni lapicero en mano. Si usted fuera el catedrático diría: «a este joven no le irá bien, porque no va a recordar prácticamente nada de lo que voy a enseñar hoy». Además agréguele a esta clase sin tomar notas, 50 clases más durante el semestre  y ¿qué tenemos?

Quiero proponerle que de ahora en adelante llegue a la iglesia destinado a aprender. Vaya como cuando asiste a un seminario o a la universidad. Lleve su libro de texto (la Biblia), su cuaderno de notas y un lapicero. Anote la fecha, el nombre del predicador y el tema. No anote  todo lo que diga el predicador, pero sí las ideas principales del mensaje, las citas bíblicas, ejemplos que pueda utilizar para compartir su fe con sus amigos no cristianos y al finalizar pregúntese y anote su respuesta a ¿Qué voy a cambiar en mi vida a partir de este mensaje? ¿Qué voy a empezar a hacer? ¿Qué voy a dejar de hacer?

Cada semana, aparte un tiempo para meditar sobre sus anotaciones. Lea de nuevo los pasajes bíblicos, agregue sus propios comentarios o ilustraciones. Si usted hace esto, habrá conocido al cuaderno que hace milagros y aún décadas después podrá recordar no uno sino todos los mensajes que ha escuchado.

Entonces no será un oidor olvidadizo como leemos en el libro de Santiago «No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.23 El que escucha la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo24 y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es.25 Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.» Santigo 1:22-25 NVI

Porque como dice uno de mis Catapultazos: «El que no anota, no anota».