Archives For Familia espiritual

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

*****

Hoy los López García amanecimos con casa llena. Una casa llena con muchas risas…

Mi hijo de 17 años invitó a su mejor amigo, también 17 años y a otros dos amigos de 14 y 10 años. Durmieron anoche aquí, porque hoy es feriado en la ciudad Capital de Guatemala.

Anoche los papás del de 17 años vinieron a dejarlo. Vinieron cerca de la cena, así que se quedaron a cenar. Comimos hot dogs y disfrutamos de un ambiente de paz y amor mutuo.

Luego de la cena, nos fuimos al área verde de donde vivimos. Ellos jugaron Chiviricuarta. Mientras yo caminaba. Y, luego, hicimos otros juegos más.

Se durmieron a las 12 de la noche y se despertaron a las 7 de la mañana.

Ya desayunaron y ahora, nos preparamos para ir a hacer una actividad juntos. Tres de mis hijos y tres invitados. La mayor, tiene que hacer tareas de la universidad.

He tomado fotos. Ellos también y videos. Hablan de la Fórmula 1, de películas, del colegio y de tanto más. No comparten sólo la vida, comparten la fe en Jesús.

Lo que más ha llenado mi casa, son las risas y las carcajadas. Necesitamos ser parte de otros. Dios nos creó así. Nos creó para pertenecer.

Oro porque Dios ponga en el camino de mis hijos, amigos que los amen por ser amigos. Tengan o no posición, tengan o no dinero, tengan o no lo que sea, que estén ahí para ellos porque los aman.

Amigos que uno sabe que son refugio y vida. Que puede llamarlos a cualquier hora y que estén ahí para ellos. Siempre he sabido dar, pero ahora, he aprendido a recibir. A recibir amor incondicional de amigos incondicionales. Por esos oro para mi familia y para usted.

¿Está solo? Busque ser amigo y encontrará amigos. La iglesia es el mejor lugar para encontrar buenos amigos. No sólo porque alguien asista es un buen amigo, pero sí Dios ha tocado sus vidas, lo serán.

Conéctese con una iglesia. Encuentre familia espiritual. Y promueva, reuniones de comunión, en donde la vida es compartida y la fe, siempre presente al amarnos en cada interacción.

“No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.” Gálatas 6:9 y 10

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Esta semana una amiga nos hizo llegar a un grupo de amigos cristianos, una infografía con datos demasiado interesantes, basado en un estudio que hizo Josh Denhart de Kidminscience.com

De acuerdo a Josh, el 75% de jóvenes entre los 18 a los 29 años de edad en Estados Unidos, abandonaron la iglesia. ¿Qué fue lo que hizo que el 25% restante permaneciera conectado a Cristo?

Sabemos que somos salvos por gracia y no por obras. Pero hay factores que ayudan a que otros permanezcan en la fe y que usted puede aplicar a su vida y familia:

Cenaron en familia de 5 a 7 días por semana
Tiempo compartido a la mesa siendo uno. ¡Qué tan importante! Es líder de hogar, promueva estos tiempos en familia. Es hijo, promueva estos tiempos en familia. Su familia no comparte esta idea de cenar juntos y tal vez ni es cristiana, cene conectado con otros amigos en línea. No es un sustituto, pero de algo ayuda. Lo ideal es que, en casa, exista una comunidad real.

Sirvieron con su familia en un ministerio
Me encanta cuando veo a familias sirviendo juntos en las iglesias. A veces en la misma área, en otras ocasiones, en distintas áreas, pero juntos unidos en propósito. Servir en un ministerio agrega tanto valor a la familia. Entendemos que el servicio a Dios no se limita a un calendario un domingo, sino que es una vida consagrada a El en todo tiempo y lugar. Sirvan juntos dentro y fuera de la iglesia.

Tuvieron una experiencia espiritual en su casa a la semana
Ya sea un devocional familiar formal, la lectura de un pasaje bíblico, los comentarios del papá sobre su estudio bíblico del día alrededor de la mesa, el ver juntos una prédica bíblica que no convierte a Dios en el sirviente de la humanidad, sino a nosotros en los que damos honor y gloria y nos debemos a Él, la lectura de un libro de contenido cristiano. Sea cual sea la experiencia, que se base en la palabra y que exista la misma. Ayuda tanto reflexionar en la ley, nuestro pecado y el evangelio en casa y no sólo en la iglesia.

Se les confiaron responsabilidades ministeriales desde una edad temprana
Mini ayudantes. Cuánta alegría llena el corazón cuando vemos a alguien sirviendo en el parqueo o dentro de la iglesia al lado de su hijo pequeño. Confiar responsabilidades pequeñas hace que los niños no sólo se sientan parte, sino que aprendan a ser responsables y diligentes. Su círculo de amigos crece y sirven a su prójimo. Cuán diligente se convierte un hijo típicamente negligente, cuando otro le asigna una responsabilidad en la iglesia. Es algo maravilloso. No menosprecie la capacidad de sus hijos, que sirvan y tengan responsabilidades.

Tenían en sus vidas por lo menos un adulto enfocado en la fe más allá de sus papás
¡Wow! Esto es un regalo. Uno de mis hijos pasaba por un tiempo difícil sin que nos lo hubiera dicho, pero lo intuí. Le ofrecí distintos tipos de ayuda. Escogió una de las alternativas, salir a cenar con otra persona del mismo sexo, diez años mayor. Que regalo para uno de papá cuando tiene amigos creyentes que aman, aconsejan, oran, ríen y lloran con los hijos que amamos. Amigos que los invitan al cine, a comer, a estudiar la palabra y que son familia espiritual. Cuán necesario es no sólo para los jóvenes, sino también para los que vamos delante, tener amigos mayores que nosotros que nos bendicen.

Somos salvos por gracia, pero apoyados por las acciones de nuestra familia y de la familia de Dios. ¿Qué hará diferente a la luz de estas cinco razones en su familia, en su iglesia, en su grupo de jóvenes y con sus amigos?

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Los domingos celebramos la resurrección de Jesús reuniéndonos en las iglesias del mundo entero. Pero la iglesia es más que una reunión.

Todos los que hemos creído en Jesús, sin importar nuestras diferencias culturales, fuimos hechos uno en El. Somos una nueva familia, adoptados por Dios como Padre. Y somos llamados a conectar unos con otros más allá de los domingos.

¿Cómo vivía la iglesia primitiva su semana? “Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.” Hechos 2:42

“No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.” Hechos 2:46-47

“Y día tras día, en el templo y de casa en casa, no dejaban de enseñar y anunciar las buenas nuevas de que Jesús es el Mesías.” Hechos 5:42

La iglesia primitiva se reunía los domingos a celebrar la resurrección de Jesús, pero también se reunían por las casas. En una casa hay dos lugares para los invitados: la sala y la mesa.

A la mesa, partían el pan y compartían la comida con generosidad. Y era algo que hacían de casa en casa. Como que iban turnándose para reunirse. La iglesia era congregacional pues se reunían los domingos y otros días en el templo. Pero también relacional, se reunían en grupos más pequeños por las casas.

Es en esta interacción a la mesa, que, de manera natural, un nuevo discípulo era asimilado a esta familia de la fe. Al ser asimilado, también le era no descrita únicamente, sino modelada en persona, por medio de sus hermanos y hermanas mayores, cómo lucía la fe cristiana en el día a día.

Ser un nuevo creyente era encontrar a Cristo y al mismo tiempo, encontrar una nueva familia. Que le cuidaba, enseñaba, modelaba y amaba. Juntos permanecían en la enseñanza de los apóstoles, en la oración y en la alabanza a Dios.

Esta familia relacional, amorosa y santa, gozaba de la estimación general del pueblo. Quienes veían su santidad en su trato interno y externo. Su fidelidad al Señor Jesús, entre ellos – incluyendo el trato que les daban a las viudas desamparadas – y la forma en que vivían, no quedaba más que ser un admirador de un pueblo que anhela ser parte del pueblo de Dios pero que no lo sabe.

La iglesia es más que un servicio, más que una reunión en donde la mayoría son espectadores. La iglesia es una familia espiritual, comunal, amorosa y que modela por donde se vive y mueve geográficamente junto a otros creyentes, lo que es amar y ser amado por Dios. En la iglesia, la mayoría escucha, mientras uno habla. En las casas, todos hablamos y nos edificamos mutuamente. Ambas son tan necesarias.

¿Cómo estamos sentándonos a la mesa y viviendo la fe 24/7 con nuestra familia de la fe? Abrir las puertas de nuestra casa a otros, es abrir el corazón de par en par y tener a Jesús sentado a la mesa. Salas llenas y mesas llenas, crean vidas llenas de Cristo, cuando se modela el conocerle y descubrirle al leer juntos la Palabra, cuando se vive más allá de la palabra y se modela la fe en cada interacción y donde se es familia, se ama y se es amado. Se necesita y se es necesitado.

Ser un nuevo creyente era encontrar a Cristo y al mismo tiempo, encontrar una nueva familia. Que le cuidaba, enseñaba, modelaba y amaba. Juntos permanecían en la enseñanza de los apóstoles, en la oración y en la alabanza a Dios. Clic para tuitear

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

La comunión entre creyentes es importante, pero si sólo se queda en comunión, algo está mal.

Esta semana tuvimos un almuerzo con varios amigos y sus hijos. El rango de las edades de los presentes, iban desde un bebé de brazos, hasta alguien en sus cincuentas.

Los cristianos somos amigueros. Nos gusta compartir. Me gusta ver en las iglesias a grupos pequeños que llevan tres décadas de ser una familia espiritual. Pero un error que debemos evitar en todo grupo pequeño, es que, si no pasamos de hablar sobre la superficie de los temas triviales de esta vida, sólo veremos la punta del iceberg de nuestra vida – lo que está bien – y no lo que debiera estar bien, pero no lo está y que requiere el apoyo de alguien o de otros.

Pero esa tarde no nos reunimos sólo para comer y pasarla bien. Tomamos un tiempo uno a uno por familia para compartir sobre las razones por las que estábamos agradecidos con Dios. Hicimos una pausa, cantamos una canción y volvimos a continuar con los testimonios. Luego, cantamos de nuevo y cerramos con una oración.

Unos dieron gracias a Dios porque unos temas de salud habían sido superados. Otros, porque, aunque no viven en Guatemala, cada vez que vienen, sienten que se vuelven a conectar de inmediato pues es como que si ayer nos hubiéramos dejado de ver. Otros dieron gracias a Dios por el amor de su pareja y sus hijos. Otros porque al día de hoy no había faltado el trabajo y la comida a la mesa. Otro dio gracias por su mejor amigo.

Pero no todos los testimonios de gratitud fueron de “victoria” a los ojos de algunos creyentes, que piensan que gratitud sólo puede existir en las buenas. Pero aún, cuando andamos en la miseria como Job, quien perdió en un día todos sus bienes y a todos sus hijos, podemos reconocer la grandeza del Todopoderoso y adorarle: “Entonces dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo he de partir. El Señor ha dado; el Señor ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del Señor!» A pesar de todo esto, Job no pecó ni le echó la culpa a Dios” La Biblia en Job 1:21 y 22

Luego vinieron los testimonios de gratitud con lágrimas. Alguien daba gracias a Dios porque en este tiempo jamás había sentido la soledad, porque estaba acompañada por varios en ese grupo. Otra persona dijo cómo sentía que estaba cayendo en depresión, pero alguien en el grupo lo vio, le conectó con un consejero cristiano y le había ayudado tanto. Ahora sabía que siempre iba a ser amada. Otro comentó sobre cómo la consejería matrimonial estaba impactando su matrimonio y su vida espiritual. Alguien más habló sobre el regalo de los amigos presentes, la bendición de tenerlos y el desafío de provocar más contacto entre los presentes con propósitos múltiples – compañerismo, edificación, ejercicio y más –. Alguien más dijo cómo el temor a que sus papás se murieran había desaparecido y estaba confiado en Dios, pero que no había sido fácil antes de esto. Todos estos testimonios no se dieron con ojos secos, sino con profundos silencios mientras el corazón del que hablaba se quebraba, lloraba y otros le acompañábamos.

La iglesia es familia. Y la familia que sólo vive en la superficie, sin hablar de las cosas profundas, no es sino como una Familia Real que vive para el ojo humano, aunque por detrás pueda ser un desastre y no glorifique a Dios.

La comunión en la iglesia de Cristo es vital. Porque en ella se manifiesta el amor de Dios. Pero si nuestras reuniones sólo son de comunión, algo está mal. Porque la iglesia de Cristo llora con los que lloran y ríe con los que ríen. Y no podemos hacer ninguna de las dos, si el grupo no está de acuerdo en algo, que somos pecadores necesitados de un redentor. Y, que, por lo tanto, escuchar las batallas que estamos enfrentando y las victorias que hemos alcanzado, nos permite llorar y celebrar a todos.

Esa tarde, más allá de la amistad multigeneracional, hubo lágrimas de unidad. Porque estamos unidos a pesar que somos imperfectos, pero todos estamos parados sobre la justicia del perfecto que es Cristo. Y agradecidos que Dios en su bondad nos ha dado lo que no merecemos, eso llamado gracia – la justicia gratuita por la fe en Jesús porque a Dios le plació mostrárnosla -. Y nos ha dado eso que no merecemos, eso llamado misericordia – pasar en Jesús por alto el castigo, porque él llevó en la cruz la culpa de nuestros pecados –.

La comunión es importante en la vida de nosotros los creyentes, promuévala constantemente, pero si está se queda sólo en comunión, algo está mal. Y es responsabilidad nuestra, profundizar en lo que no honra a Dios ni le glorifica, para que, en una familia espiritual de juicio destructivo, discernamos entre el bien y el mal, nos corrijamos en amor mutuamente y obremos para bien, juntos. Mientras desde el cielo, el Padre sonríe al ver familias espirituales que si importar la edad, son hermanos en Cristo e hijos de él.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Uno de los activos más grandes en la vida de toda persona, son los amigos del colegio.

Me gradué del colegio en 1993. Facebook y todas las demás redes sociales, comenzaron a aparecer una década después. Sin celulares, permanecíamos conectados sólo por una línea física en nuestras casas, teléfonos anotados en un papel y varios números que ya sabíamos de memoria.

Algunos permanecieron más conectados que otros. Ya sea porque estudiaban en la misma universidad, vivían cerca o tenían hobbies en común. Al graduarme, me fui casi dos años del país a estudiar Biblia. A mi regreso, años después, organizamos una reunión. Hoy estamos conectados la gran mayoría de los que nos graduamos juntos.

Tuve la bendición de estudiar en el mismo colegio toda la vida y varios de mis amigos también. La mayoría de nosotros vivimos todavía en Ciudad San Cristóbal en Guatemala y eso nos unió. Pero no importa la cantidad de años que usted haya compartido con alguien en el colegio. Mantenga las relaciones con ellos.

Veía ayer un video en el que una mujer adulta, subía su foto y un texto que decía: “Gracias a esa niña que, en tercer grado primaria, todos los días me compartió la mitad de su sándwich, porque yo no llevaba comida”. Y, luego, aparecía la foto de la niña de aquella época. No importa cuánto tiempo conectamos, el tiempo compartido a lo largo de un año de colegio, nos une tanto.

Los amigos del colegio son uno de los activos más importantes en la vida, porque tenemos años de experiencias compartidas, alegrías, triunfos, fracasos y tristezas. Como aquella vez que se nos fue la Seño Linda, una maestra espectacular, estábamos en primaria, pero a ninguno nos dio pena llorar frente a otros. Son de los mejores activos que tenemos porque fuimos amigos antes de tener o no tener dinero. Somos, sin importar nada más, ex compañeros de colegio. Amigos para siempre.

Esa noche de la semana recién pasada me fui en Uber a la funeraria. Por dos motivos. El primero, es que quería ir leyendo un libro. El segundo, es que sabía que mis amigos del colegio y sus esposas, estarían allí apoyando a uno de los nuestros que perdió a su abuelita el día anterior y ese día a su papá. Si iba un amigo de mi sector, me iría con él a mi casa. Y así fue como regresé a casa, con la compañía de cuatro personas más, un carro, pero, sobre todo, un corazón.

Hace un mes y medio desayuné con uno de ellos. Hace un mes con dos de ellos. No pensamos igual, no tenemos la misma fe, no estamos de acuerdo en todo, pero somos amigos. Y estamos incluso a pesar del silencio de años de por medio, disponibles el uno para el otro.

Ojalá pueda ver a todos y recordar. Pero más que recordar, escribir nuevas memorias compartidas, porque la vida es amar a Dios y amar a Dios, implica amar al prójimo. Y el que ama, no siempre recibirá amor, pero siempre su corazón crecerá más.

En quién pensó mientras leía lo que escribía. Tal vez no es del colegio sino de la universidad. O de sus primeros compañeros de trabajo. Un mensaje, una llamada o lo que sea. Pero reconectar con quienes nos quieren sólo por ser, sin la ecuación del tener o de otros asuntos, es un regalo del cielo.

Y eso debe ser la iglesia. Un lugar en el que el que entra encuentra familia. Que lo ama tal cual es, en donde está y con lo que tiene mientras lo apunta al Salvador de los pecados. Porque cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y creemos en Jesús para salvación, Dios no adopta en Jesús y nos da el mayor regalo en esta tierra. Gente que vive para nosotros y nosotros para ellos. Porque imitamos a Cristo, por quien esta familia fue conformada, fruto del sacrificio de su vida rendida en la cruz. Sacrificio que, de la misma manera, somos llamados a dar por los demás.

Y en unos minutos, salgo para un almuerzo junto a toda mi familia. Con una pareja de aquellos amigos del grupo de jóvenes de la iglesia. Con quienes también hay memorias y vida compartida. Alegrías y éxitos. Fracasos y tristezas. Hemos reído y llorado juntos. Y hoy la mesa nos unirá, porque en Cristo somos familia. Y aunque han pasado más de 10 años sin comer juntos a la mesa, hoy compartiremos como si ayer nos hubiéramos dejado de ver. Porque los amigos, son para siempre…

“En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano.” Proverbios 17:17

“Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.” Proverbios 18:24

“Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes. No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.” Juan 15:14-16

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.