Archives For Fe

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes. Unase a más de 2,800 personas que ya los reciben cada viernes.

*****

Y de pronto, entramos al patio central de esta iglesia ubicada en un vecindario de la zona 11 de Guatemala. Una iglesia con más de 50 años, la iglesia Bautista Jericó.

Mi amigo, su hijo pequeño y yo, fuimos los primeros en llegar. Mientras esperábamos para entrar al auditórium – pues alguien había echado llave a la puerta y el truco de meter una escoba por la ventana no funcionaba para abrir la puerta – el hijo de mi amigo, que llevaba un muñeco de Olaf me dijo: juguemos.

En unos 30 minutos, comenzaría a dar una capacitación a los miembros que aceptaban el reto de llegar esa noche a comprometerse a servir dentro de la iglesia en un área de servicio y a comprometerse a servir fuera de la iglesia en todo tiempo y lugar con su testimonio de vida para ganar almas para Cristo.

Pero este niño una cosa sabía, la vida es diversión y alegría. Así que invitó al expositor de esa noche a jugar con Olaf. Ese muñeco de nieve que es uno de los personajes principales en la película Frozen.

¿Cuál era el juego? El lo lanzaba hacia arriba y yo tenía que agarrarlo. Luego, yo debía lanzarlo y él debía agarrarlo. Cuando se le caía gritaba y cuando lo atrapaba celebraba gritando. No sé cuántas veces lanzamos al pobre Olaf. Que si fuera un ser viviente, habría vomitado varias veces por las constantes vueltas que daba en el aire.

¿Lo tiro así? Me preguntaba, mientras me daba la espalda, se agachaba y tiraba al muñeco por en medio de sus piernas hacia arriba. Me reí bastante con sus ocurrencias. Para él yo no era nadie más, que un compañero de juego, un compañero temporal en su tiempo en la iglesia. No había barreras en la relación. No sabe ni qué estudié, ni nada más.

En plena capacitación, escuchábamos afuera los gritos de – si no estoy mal – unos cinco niños, pero que parecían Israel gritando ante la muralla de Jericó. Le decía a los hermanos en la iglesia – pues les fueron a decir que le bajaron un poco al relajo – que ese sonido era vida para una iglesia. O la iglesia tiene personas de todas las edades, o las iglesias estarán vacías.

Al final de la capacitación, comimos panes con pollo, unos mini cup cakes y bebimos algo. La capacitación logró su cometido, pero la comunidad post capacitación, fue lo mejor. Los niños entre los jóvenes y los adultos, como si esto fuera una fiesta. Y, los jóvenes y adultos, felices compartiendo unos con otros. Es ese murmullo que da vida a una congregación. Son relaciones…

Ya cuando estábamos a punto de irnos, vi a cuatro niños sentados en una grada al lado del púlpito y les dije, vean hacia el frente y les tomé una foto. Me gusta imaginar a esos 4 niños no sólo juntos allí, sino juntos en la vida, porque en Jesús serán adoptados como hijos de Dios y juntos, se ayudarán a vivir su fe en Cristo.

Porque fe no es sólo creer, es compartir. Compartir la fe, compartir la vida, compartir tirando a un Olaf por el aire y crear memorias. Porque la iglesia, es más que un servicio. Es el Cuerpo de Cristo, en donde nos hacemos bien unos a otros. Y, ese bien, en ocasiones involucra hablar lo que no queremos hablar, llorar conmovidos por el dolor o el pecado del otro y reír mientras nos gozamos de la vida.

Más niños, más líderes tirando Olafs, más comida, más bebida y más buenas conversaciones y relaciones. Porque la fe no se construye sólo desde un púlpito. Se construye en la interacción en donde un hermano menor – no por fuerza en edad – ve como alguien más maduro en su fe, vive la vida en el cada momento en su interacción con su familia y otros.

Olaf, niños en la iglesia y la fe en su mañana… Me recordó lo que más importa. Tiempo compartido entre hermanos, en donde todos, somos una familia. Somos hermanos, hermanos en Cristo porque Dios es nuestro papá…

“No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, 47 alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.” Hechos 2:46 y 47

“Quiero que sepan, hermanos, que aunque hasta ahora no he podido visitarlos, muchas veces me he propuesto hacerlo, para recoger algún fruto entre ustedes, tal como lo he recogido entre las otras naciones.” Romanos 1:13

“Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su morada santa. Dios da un hogar a los desamparados y libertad a los cautivos; los rebeldes habitarán en el desierto.” Salmo 68:5-6

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes. Unase a más de 2,800 personas que ya los reciben cada viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Conéctese conmigo en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y WhatsApp o Telegram

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes. Unase a más de 2,500 personas que ya los reciben cada viernes.

*****

Como que si nada el Año Nuevo llegó. ¿Qué nos traerá este año?

¿Sólo cosas buenas? Imposible. ¿Sólo cosas malas? Tampoco. ¿Momentos alegres? Seguro. ¿Momentos tristes? También. ¿Muerte de algún ser querido? Probablemente. ¿Nuestra muerte? También. ¿Momentos de salud? Sí. ¿Momento de enfermedad? También. ¿Bonanza económica? Primero Dios.

¿Dificultades económicas? Probablemente.

No sabemos con certeza que viene en este Año Nuevo. Pero sí sabemos con certeza quién nos sostiene día a día y en quién confiamos. Somos ciudadanos del cielo y sólo estamos de paso en esta tierra.

Yo no quiero aflicciones en mi vida. Pero en esta tierra hay aflicciones. Desde que Adán y Eva pecaron, entró la muerte y todo lo que lleva a ella. ¿Qué aflicción más grande que esta que perder a un ser querido para nunca más verlo y compartir con esa persona en esta tierra?

Pero Jesús fue claro cuando dijo a sus discípulos previo a su arresto: “Miren que la hora viene, y ya está aquí, en que ustedes serán dispersados, y cada uno se irá a su propia casa y a mí me dejarán solo. Sin embargo, solo no estoy, porque el Padre está conmigo. Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” Juan 16:32 y 33

Jesús venció al mundo y eso debe animarnos. Venció al pecado y por medio de su muerte en la cruz, al creer por la fe en ese sacrificio, yo también he vencido en él. Su justicia me es impartida por la fe. En Jesús soy libre de la condenación del pecado y su Espíritu Santo me empodera para vivir en él.

Jesús venció al mundo y eso debe animarnos. Venció a la muerte y fue resucitado por el Padre al tercer día. No importa el problema, situación o prueba que pueda venir a mi vida y que incluso me lleve a la muerte. En Cristo, volveré a vivir eternamente.

Jesús venció al mundo y eso debe animarnos. Hoy es el Sumo Sacerdote que intercede por nosotros ante el Padre en todo momento. Qué mejor abogado o intercesor para tener delante de Dios. Aquel que comprende mis tentaciones, pero que nunca pecó. Quien lloró y experimentó traición y tanto más. Él puede socorrerme.

Jesús venció al mundo y eso debe animarnos. Soportó todo sufrimiento y esto debe inspirarnos. La fe no nos asegura vivir sin pruebas. Pero sí nos asegura permanecer fieles a Dios sin importar las pruebas que puedan venir.

La fe no nos asegura vivir sin pruebas. Pero sí nos asegura permanecer fieles a Dios sin importar las pruebas que puedan venir. Clic para tuitear

Jesús venció al mundo y eso debe animarnos. Está en el cielo y regresará ya no como abogado, sino como juez. El vendrá para llevarnos y pasaremos la eternidad en el cielo. Un lugar en donde Dios gobierna con justicia y rectitud. En donde ya no hay muerte, no hay llanto, no hay lamento, ni dolor.

¿Qué trae este 2023? No lo sé y nadie puede saberlo. Pero sé que mi Dios seguirá sentado en su trono, reinando y nosotros, tendremos la certeza que esta tierra con sus aflicciones y dolores, en nada se parece a la gloria futura del cielo nuevo y tierra nueva que nos espera.

Venga lo que venga, con fe con la mirada en Dios enfrentemos este Año Nuevo con esperanza en el Todopoderoso. Una esperanza ni se marchita, ni decae. Es una esperanza, eterna… Que vivimos no solos, sino en comunidad. Con una familia espiritual, que Dios provee, a todo el que cree.

“Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien, por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. 3 Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo.” Hebreos 12:2 y 3

“Aunque la higuera no florezca, ni haya frutos en las vides; aunque falle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; aunque en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; aun así, yo me regocijaré en el Señor, ¡me alegraré en Dios, mi libertador! El Señor omnipotente es mi fuerza; da a mis pies la ligereza de una gacela y me hace caminar por las alturas.” Habacuc 3:17-19

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes. Unase a más de 2,500 personas que ya los reciben cada viernes.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Dar gracias a Dios por los regalos inesperados es más fácil, que por los que no llegan o nunca llegarán. Pero la actitud de gratitud hacia a Dios, debe acompañarnos siempre.

De sus manos y con una sonrisa, recibimos un regalo para nuestra familia en una caja roja. Sus palabras fueron, es un regalo para ustedes, no cuenten nada sobre de dónde vino.

El regalo estaba envuelto en una caja de manera elegante. Debíamos abrirlo en familia y mi hijo andaba en un compromiso. Al siguiente día, temprano en la mañana, antes de ir a la iglesia, nos reunimos y lo abrimos. Había un sobre que decía: “Leer esto primero”.

La carta decía: “Querida familia López García. Otro año de retos (sudor), bonitos recuerdos (sonrisas), dificultades (lágrimas), y muchas bendiciones (gracia) ¡de nuestro Señor! En medio de todo Dios sigue un buen Padre, porque El es amor incondicional, siempre fiel… ¡Nuestro Todo! Queremos compartir una bendición con cada uno de ustedes. No porque seamos ricos, no porque queramos llamar la atención. Dios es nuestro ejemplo y nos mandó el regalo más bello y precioso a este mundo, se llama Jesús. Por eso celebramos y la verdad, solamente por Jesús, desde hace años conocimos a su familia. Sólo por Jesús podemos compartir una bendición con ustedes. El regalo viene directo de las manos de Dios, como él nos regalo a su Hijo. “Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.” Santiago 1:17 Recíbanlo de lo alto, nuestro Padre celestial, nuestro único proveedor y denle toda la gloria. Testifiquen de Dios solamente. Úsenlo como cada uno desee y disfrútenlo. Que la paz de esta celebración esté en su hogar en estas fechas y en el año que comienza. ¡Feliz Navidad! Con mucho amor…”.

Cuando busqué la carta para incluirla en esta publicación, ya no estaba dentro de la caja. Pregunté a mi familia y mi hija menor, la había guardado. En sus palabras: “Con mucho cuidado”. El regalo fue importante para todos, pues nos quedamos en silencio al ver un sobre con nombre para cada uno de los seis. Pero la carta, fue superior. Tanto así, que Darly la había guardado entre sus tesoros más preciados.

Recibimos como familia un regalo inesperado por qué dar gracias a Dios. Pero no siempre damos gracias por lo que recibimos, porque en ocasiones no se recibe nada. Esta mujer respondió al correo con una de mis publicaciones y en él decía: “Estoy pasando momentos difíciles, me siento sola y no estoy sola, sé que Dios está aquí, pero me siento abandonada. Tengo 10 meses sin trabajo, y no es por falta de buscar, hago todos los días mi parte. Hoy mi corazón se siente abatido. Sé que Dios proveerá, pero hoy siento aflicción, siento cansancio, siento dolor de espalda, siento que las fuerzas se me van que ya no hay en mí”.

Dar gracias en las buenas, es como bicicletear en bajada. Dar gracias en las malas, eso es otra historia. Y a eso somos llamados. A dar gracias a Dios siempre. Porque, aunque no tengamos carro, vamos en transporte público. Aunque no tengamos para el transporte público, vamos a pie. Aunque no tengamos piernas le tenemos a él. Jesús, nuestra esperanza para aquí y para la eternidad.

A Dios le adoramos por quien El es. Damos gracias por las bendiciones y hasta por las pruebas. Porque Él es nuestra riqueza eterna. Quien nos da más que un hombro para llorar, una familia espiritual con la cual avanzar. En las buenas o en las malas adore. Adore al que vive y reina. Adore al que vino, vivió, nunca pecó, murió para redimirlo de sus pecados y prometió que regresaría por nosotros para llevarnos al cielo.

Termino recordándole aquel canto que cantaba cuando era niño y que nos recuerda la importancia de adorar a Dios siempre y de darle gracias a Dios siempre: “Yo le alabo de Corazón, yo le alabo con mi voz. Yo le alabo de Corazón, yo le alabo con mi voz. Y si me falta la voz, yo le alabo con las manos, y si me faltan las manos, yo le alabo con los pies, y si me faltan los pies, yo le alabo con el alma, y si me faltara el alma, es que ya me fui con El.”

“¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.” La Biblia en el Salmo 106:1

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.” Filipenses 4:6

“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.” 1 de Tesalonicenses 5:16-18

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Las semillas son la razón por la que habrá fruto. ¿Qué semillas está sembrando en sus redes sociales para que su círculo de amigos y conocidos conozca de Dios?

No podemos criticar a aquellos que no tienen redes sociales. Es más, por lo menos tres veces me he salido de las mismas. Una por lo menos durante 6 meses y otras, más de 3 meses. En ocasiones abruman, pero también son útiles.

Hace poco, conecté con uno de mis amigos del colegio. Tengo por lo menos más de 15 años de no verlo. Ahora vive en Honduras. No hemos hablado por teléfono todavía, pero lo haremos. Ahora veré sus publicaciones y él las mías. Estamos lejos, pero cerca, unidos por las redes sociales.

Sin ver físicamente a cientos de personas, hoy podemos tocar base con ellos por medio de un like, un comentario o de un mensaje. Y esto debe servir para lo social, lo profesional, pero también para lo espiritual.

La necesidad más grande del mundo es la de la fe. Porque fe, tienen todos. Incluso el ateo, tiene fe en que no existe nada superior llamado Dios. Y que lo que vemos, vino de la nada.

Pero el mundo no necesita fe, necesita la fe en Jesús. Quien bajó del cielo, para llevarnos al cielo. Quien bajó del cielo, para mostrarnos el camino al Padre, no del esfuerzo de las obras, sino de la recepción gratuita de la gracia por su obra en la cruz. ¿Cómo compartir de Dios en sus redes sociales?

Publique y viva lo que glorifica el nombre de Dios. Nada peor que ver publicaciones de fe, que se contradicen con una vida de acciones sin fe. Ver en el muro una publicación que habla del amor a Dios y en la siguiente, una publicación cuyo contenido no sólo no glorifica a Dios, sino que incluso, contradice sus enseñanzas.

Publique el texto de citas bíblicas que marcan su vida. En su lectura diaria de las Escrituras, escoja un pasaje bíblico que ha marcado su vida y compártalo en sus redes sociales. Puede ser sólo el pasaje o comentar la razón por la este, ha marcado su vida.

Publique el enlace de una prédica que marcó su vida y le dio un mejor entendimiento de la Palabra y de los que Dios hizo por usted en la cruz. Publique sólo el enlace a la prédica o con un pequeño comentario de por qué le marcó y por qué debieran verla o escucharla sus amigos. Publicarla en nuestros muros ayuda, pero además de esto, enviemos por mensaje a nuestros amigos que sabemos que ese tema les hablará precisamente a la situación presente que está viviendo.

Publique un párrafo de un libro que está leyendo y que marcó su vida, con un enlace al libro para que otros lo compren. Muchas andan buscando qué leer que pueda edificarlos. Si encuentra algo bueno, compártalo y anime a otros a leerlo.

Publique unas oraciones que resuman un testimonio de lo que acaba de vivir. Ya sea cómo es que Dios ha abierto puertas o cómo es que Dios lo está sosteniendo en medio de las pruebas. Como me decía recientemente un amigo, conocía al Dios en la bendición, pero en esta crisis que estamos viviendo como familia, he conocido al Dios en el sufrimiento.

Todo lo que hacemos, dentro y fuera de las redes sociales, es una oportunidad para apuntar a Dios. Una vida consagrada a él, se reflejará en nuestras redes sociales. En nuestro amor por Dios y en nuestro amor por el prójimo. Vivamos para su gloria y publiquemos también para su gloria.

¿De qué otras maneras sus redes sociales pueden apuntar a Dios?

“Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.” La Biblia Colosenses 3:17

“Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique?” Romanos 10:14

“»Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” Mateo 5:14-16

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.
Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

La vida es incierta. No existe certeza de qué vendrá. Cuando lo que esperamos se cumple ¡Qué felicidad! Pero cuando no, ¡Qué decepción! El color gris de la incertidumbre nos invade a todos. Y los días grises son más pesados y duros… ¿Qué podemos hacer?

Recuerdo a mis 19 años de edad, allá los primeros días de julio de 1996. Exactamente después de un congreso para jóvenes llamado Explosión Juvenil y que hoy es Explo Music Fest, estar de madrugada siendo preparado por las enfermeras para una cirugía. Mi mamá se quedó esa noche en el hospital – Dios bendiga su corazón de amor hacia mí, nunca estuve solo –.

Incertidumbre… Cuántos no han entrado a una operación y se han quedado con la anestesia. Otros que entraron y nunca despertaron, incertidumbre. Si se sale de la operación, a esperar el resultado de Patología para ver qué tipo de tumor es, incertidumbre. Cuando se sabe que tipo de tumor es, ¿Qué viene ahora? Quimioterapia, Radioterapia… Incertidumbre.

Cuando se comienzan los ciclos de Quimioterapia, ¿Cuántos serán?, ¿Cómo reaccionaré a esos medicamentos que son un veneno para matar a las células malas y a la vez las buenas?, ¿Valdrá la pena el esfuerzo y sufrimiento para después morir si no funciona? O ¿Será mejor no aplicar la quimioterapia y mejor irse de viaje y disfrutar los últimos días de la vida? Incertidumbre…

Algo incierto es algo desconocido. No conocemos con certeza la probabilidad de que algo ocurra. En otras publicaciones les compartiré más sobre lo que es estar enfermo y lo que ocurre en nuestra mente. Ante la enfermedad sólo existen dos caminos, la vida y sanidad o la enfermedad y muerte. Es duro no tener certeza de lo que uno quiere. Saber que lo que viene es bueno, da paz. Pero la incertidumbre es todo lo contrario. Nos deja en el limbo de la alternativa que viene. Dios decidió esa vez que siguiera aquí. Sólo él sabe cuándo me toca.

¿Qué es lo incierto en su vida en este momento?, ¿Qué cosas le preocupan sobre el mañana de lo que no hay certeza?, ¿Qué lo tiene hoy afectado por causa del desconocimiento de la probabilidad futura?

Permítame recordarle, Dios provee. Permítame recordarle, Dios salva en Jesús y nuestra eternidad está asegurada. Permítame recordarle, eternamente todo estará bien. Y aunque en esta vida llegáramos a sufrir hasta el punto de la muerte, incluso en plena flor de la vida, Dios sabe todo, más y mejor. Aún con lágrimas en los ojos, pero siempre con la mirada en el cielo, eso grita ¡victoria!

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6 y 7

Nuestro modo natural ante la incertidumbre es crear escenarios futuros sobre escenarios futuros que nos afligen más y más, que nos inquietan mentalmente, físicamente y anímicamente. Cuando estemos en ese punto, oremos, roguemos, presentemos nuestras peticiones a Dios y demos gracias. Y esa paz que no se entiende y que sólo puede venir cuidará nuestras emociones y pensamientos.

En el color gris de la incertidumbre ore. Porque todo el espectro maravilloso de la paleta de colores de esta tierra, en nada se comparará a lo que veremos en la gloria futura que no espera eternamente. Un cielo y una nueva tierra en donde gobierna Dios con sus justicia y amor.

En el color gris de la incertidumbre, tenemos la certeza que Dios siempre seguirá sentado en su trono y al será la gloria por quien es, siempre. Aún la muerte, lo peor en esta tierra, en Dios es vida. Y como dijo la mamá de un amigo en medio de su lecho de muerte: “Hijo, para vivir, hay que morir”. Tenemos la certeza en Jesús que ¡Resucitaremos!

Ante la incertidumbre oremos y que nuestros pensamientos por el mañana descansen en Dios y su paz inunde nuestros corazones y mentes.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.