Archives For Iglesia

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Uno de los activos más grandes en la vida de toda persona, son los amigos del colegio.

Me gradué del colegio en 1993. Facebook y todas las demás redes sociales, comenzaron a aparecer una década después. Sin celulares, permanecíamos conectados sólo por una línea física en nuestras casas, teléfonos anotados en un papel y varios números que ya sabíamos de memoria.

Algunos permanecieron más conectados que otros. Ya sea porque estudiaban en la misma universidad, vivían cerca o tenían hobbies en común. Al graduarme, me fui casi dos años del país a estudiar Biblia. A mi regreso, años después, organizamos una reunión. Hoy estamos conectados la gran mayoría de los que nos graduamos juntos.

Tuve la bendición de estudiar en el mismo colegio toda la vida y varios de mis amigos también. La mayoría de nosotros vivimos todavía en Ciudad San Cristóbal en Guatemala y eso nos unió. Pero no importa la cantidad de años que usted haya compartido con alguien en el colegio. Mantenga las relaciones con ellos.

Veía ayer un video en el que una mujer adulta, subía su foto y un texto que decía: “Gracias a esa niña que, en tercer grado primaria, todos los días me compartió la mitad de su sándwich, porque yo no llevaba comida”. Y, luego, aparecía la foto de la niña de aquella época. No importa cuánto tiempo conectamos, el tiempo compartido a lo largo de un año de colegio, nos une tanto.

Los amigos del colegio son uno de los activos más importantes en la vida, porque tenemos años de experiencias compartidas, alegrías, triunfos, fracasos y tristezas. Como aquella vez que se nos fue la Seño Linda, una maestra espectacular, estábamos en primaria, pero a ninguno nos dio pena llorar frente a otros. Son de los mejores activos que tenemos porque fuimos amigos antes de tener o no tener dinero. Somos, sin importar nada más, ex compañeros de colegio. Amigos para siempre.

Esa noche de la semana recién pasada me fui en Uber a la funeraria. Por dos motivos. El primero, es que quería ir leyendo un libro. El segundo, es que sabía que mis amigos del colegio y sus esposas, estarían allí apoyando a uno de los nuestros que perdió a su abuelita el día anterior y ese día a su papá. Si iba un amigo de mi sector, me iría con él a mi casa. Y así fue como regresé a casa, con la compañía de cuatro personas más, un carro, pero, sobre todo, un corazón.

Hace un mes y medio desayuné con uno de ellos. Hace un mes con dos de ellos. No pensamos igual, no tenemos la misma fe, no estamos de acuerdo en todo, pero somos amigos. Y estamos incluso a pesar del silencio de años de por medio, disponibles el uno para el otro.

Ojalá pueda ver a todos y recordar. Pero más que recordar, escribir nuevas memorias compartidas, porque la vida es amar a Dios y amar a Dios, implica amar al prójimo. Y el que ama, no siempre recibirá amor, pero siempre su corazón crecerá más.

En quién pensó mientras leía lo que escribía. Tal vez no es del colegio sino de la universidad. O de sus primeros compañeros de trabajo. Un mensaje, una llamada o lo que sea. Pero reconectar con quienes nos quieren sólo por ser, sin la ecuación del tener o de otros asuntos, es un regalo del cielo.

Y eso debe ser la iglesia. Un lugar en el que el que entra encuentra familia. Que lo ama tal cual es, en donde está y con lo que tiene mientras lo apunta al Salvador de los pecados. Porque cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y creemos en Jesús para salvación, Dios no adopta en Jesús y nos da el mayor regalo en esta tierra. Gente que vive para nosotros y nosotros para ellos. Porque imitamos a Cristo, por quien esta familia fue conformada, fruto del sacrificio de su vida rendida en la cruz. Sacrificio que, de la misma manera, somos llamados a dar por los demás.

Y en unos minutos, salgo para un almuerzo junto a toda mi familia. Con una pareja de aquellos amigos del grupo de jóvenes de la iglesia. Con quienes también hay memorias y vida compartida. Alegrías y éxitos. Fracasos y tristezas. Hemos reído y llorado juntos. Y hoy la mesa nos unirá, porque en Cristo somos familia. Y aunque han pasado más de 10 años sin comer juntos a la mesa, hoy compartiremos como si ayer nos hubiéramos dejado de ver. Porque los amigos, son para siempre…

“En todo tiempo ama el amigo; para ayudar en la adversidad nació el hermano.” Proverbios 17:17

“Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.” Proverbios 18:24

“Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes. No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.” Juan 15:14-16

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

No existe nada peor que estar rodeado de una multitud y sentirse solo. Eso fue algo que experimenté en buena medida, mientras estudiaba en el Instituto Cristo para las Naciones en Dallas, Tejas a mediados de los 90s.

Llegué a mis 17 años, a dos semanas de cumplir 18. Un tiempo en el que no existía el Internet tal como lo conocemos hoy. Nos conectábamos por teléfono y utilizábamos diskettes con tiempo de Internet de AOL (America Online).

El día de mi cumpleaños, llamé por cobrar a Guatemala para saludar a mi familia y que me desearan feliz cumpleaños. La distancia se sentía más que en este tiempo. Hoy una videollamada y estamos hablando con un amigo al otro lado del mundo. Ese no era el caso ese entonces.

Cuando llegué al aeropuerto me recibió Tom. Recuerdo no sólo su nombre sino su rostro. Amablemente me llevó en una van del Instituto. Bajamos en las oficinas, me registré, me llevó a mi cuarto, metió mis cosas, se despidió y se despareció sin ninguna instrucción alguna para un alumno nuevo.


El cuarto era exactamente como el de un Hotel, pues el internado para hombres había sido un Hotel Sheraton. Dormíamos tres alumnos por cuarto. Eso de convivir con otros en un espacio tan reducido es como vivir la gran tribulación. Esto es para otra publicación.

Tenía hambre. No sabía qué hacer, no tenía ni tuve carro durante todos mis estudios. Ni siquiera sabía que afuera, a menos de una cuadra estaba un McDonald’s, del que ni mi percaté en el recorrido. Con hambre, bajé y la cafetería ya estaba cerrada. Como buen chapín – nombre con que se le llama a los guatemaltecos – cobré valor y aunque el rótulo decía que no se entrara por la salida, me metí por ella, tenía hambre. Llegué con una señora que lavaba platos y le dije que recién entraba de Guatemala y que tenía hambre. Recuerdo que me dio una pierna de pollo, dos rodajas de pan y un vaso para servirme lo que quisiera.

Estaba solo en medio de la multitud. La mayoría de alumnos – que éramos en promedio 1,200 por semestre – parecía que ya se conocían y hacían sus grupos entre ellos. Comí solo y me fui al cuarto. Pero todo fue cambiando poco a poco. Cuando comencé a conocer a otras personas y a brindar mi amistad. Sobre todo, conectaba muy bien con todos los internacionales de Bangladesh, India, Corea, Japón y de otros lugares. No digamos con los latinos.

De no conocer a ninguno, llegué a formar excelentes amistades con quienes disfrutamos tiempos de aprendizaje en la palabra de Dios y buenos tiempos de compartir. Muchas veces estamos solos en medio de la multitud, a menos que demos el primer paso. Ese primer paso para mi fue llegar a una mesa y decirle a alguien, me puedo sentar contigo. Y así, poco a poco fue conociendo. Los grupos se fueron formando. Y a los días eran carcajadas entre amigos de otras naciones, incluyendo estadounidenses de distintos trasfondos, y no digamos a los Latinoamericanos que son la fiesta en casi todo lugar.

¿Se siente solo? Haga amigos. Hay amigos que son mala influencia, pues nos llevan a la ruina. Y hay amigos que son buena influencia, pues se convierten en algo más fiel que un hermano. Hacer amigos comienza con presentarse, se nutre con las conversaciones y vida compartida y comienza con un fin en mente, sabiendo que todo buen amigo hoy, un día fue un total desconocido, pero nos presentamos o alguien nos presentó y la amistad creció a lo que es hoy.

Busque amigos en su congregación. Conéctese a un grupo pequeño o como quiera que les llamen en su iglesia. Y ya sea virtual o de manera presencial, pero asista. Dé el paso. Una familia espiritual le espera al otro lado de la pantalla, en esa casa o punto de reunión. Pero para no estar solos, debemos dar ese paso de acercarnos y mostrarnos amigos. Dios da familia y se encuentra en su iglesia.

Esta foto la subió recientemente Eunice Ortiz, una amiga. Es del año 1995 en el Instituto Bíblico Cristo para las Naciones. En una reunión de amigos latinos.

Y usted que ya forma parte de una familia espiritual en su iglesia, abra las puertas y su corazón de par en par para recibir a los nuevos, para amarlos y pastorearles. La iglesia es más que un domingo, es una mesa compartida en donde Cristo, se manifiesta en aquellos que le aman y viven buscando la santidad, porque su gracia cubrió su pecado y vergüenza. Nunca más se encuentre solo en medio la multitud. Encuentre a su familia espiritual que estará allí para usted, en las buenas y en las malas.

“Padre de los huérfanos y defensor de las viudas es Dios en su morada santa. Dios da un hogar a los desamparados y libertad a los cautivos; los rebeldes habitarán en el desierto.” Salmo 68:5 y 6  

“Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano.» Proverbios 18:24

“No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.” Gálatas 6: 9 y 10

La iglesia es más que un domingo, es una mesa compartida en donde Cristo, se manifiesta en aquellos que le aman y viven buscando la santidad, porque su gracia cubrió su pecado y su vergüenza. Clic para tuitear

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.