Archives For La mesa

Mesa llena, vida llena

junio 14, 2021

Lo importante no es el nivel de la comida, es el nivel de la comunión. Y, por encima de la comunión, lo que ocurre por medio de ella, todo, alrededor de una mesa.

La mesa es el lugar alrededor de la que una familia y un grupo de amigos convergen. Como creyentes debemos recordar que, en Cristo, una mesa llena, equivale a una vida llena. Vida llena cuando reflejamos en ella, el carácter de santidad de Dios y nos amamos unos a otros.

Tan solo una conversación a la mesa, ha sido algo catastrófico para unas personas por las heridas recibidas en ella. Pero también a la mesa, se han dado conversaciones que han sido vida y vida en abundancia para muchos.

Jesús, el Hijo de Dios, quien apareció en escena físicamente en este mundo al nacer de la virgen María – aunque existe desde siempre y por su palabra el universo fue creado –, habiendo sido colocado milagrosamente por El Espíritu Santo en su vientre, mientras ella aún era virgen, es el fundador de la iglesia. Jesús es la cabeza. Este grupo de creyentes en el que siempre ha sido y es la cabeza, se reúnen para adorar a Dios. Pero esto, trasciende el lugar físico en donde la iglesia se reúne, también involucra las casas y todo lugar de reunión.

“No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, alabando a Dios y disfrutando de la estimación general del pueblo. Y cada día el Señor añadía al grupo los que iban siendo salvos.” La Biblia en Hechos 2:46-47

Lo importante no es el nivel de la comida, es el nivel de la comunión. Y, por encima de la comunión, lo que ocurre por medio de ella, todo, alrededor de una mesa. Clic para tuitear

El templo y asistir al mismo, está presente en la mayoría de congregaciones. Y ¿El pan y la comida que se comparte con alegría y generosidad? Y ¿El alabar a Dios en todo lugar y disfrutar de la estimación del pueblo porque lo que reflejamos en nuestro trato hacia los de adentro y hacia los de afuera es el amor sacrificial de Dios en todo sentido?

Aún con pandemia, debemos aprender a compartir la mesa. Incluso si hay menos personas, si sólo son dos o tres. Si es necesario, un lugar abierto o distanciamiento físico, pero algo ocurre cuando estamos más de uno juntos y a la mesa. Recordamos las palabras de nuestro Señor Jesús cuando habló acerca de la oración: “Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos».” La Biblia en Mateo 18:20

Sin importar el lugar, alrededor de una mesa en casa, en un restaurante, en un jardín, en un callejón, en un garaje, donde hay dos o tres reunidos en el nombre de Jesús allí está él. Note que no es masa, es más que uno, porque todo miembro de la iglesia de Cristo no fue llamado a vivir en soledad sino en comunidad. Más que uno, ya es comunidad, uno solo, solitud.

Más aún, cuando juntos además de comer en una reunión o tomarnos un café, abrimos la Biblia, el libro, y leemos una porción de la Escritura, nos hacemos preguntas sobre ello y luego compartimos lo que hemos encontrado en ello y oramos juntos para vivir lo que hemos leído y ese y todos los días anteriores.

O cuando la reunión es de dos personas en donde uno está guiando y discipulando al otro uno a uno. Porque el discipulado más que impartir conocimiento bíblico, es que Cristo sea formado en nosotros y obedezcamos sus mandamientos. Que comprendamos que no entramos al reino por obras y no nos mantenemos por obras sino por la fe en Cristo crucificado y resucitado quien es nuestra paz con Dios. Somos llamados a hacer buenas obras, pero estas no salvan, sólo Cristo salva.


Una mesa puede servir para construir como para destruir. Que, en la iglesia de Cristo, en donde Dios nos ha dado familia, porque ahora al tener a Dios como Padre, somos hermanos sin importar el país, el idioma o la cultura, la mesa, una comida o un café, estos hermanos se convierten en un instrumento para la gloria de Dios, cuya característica principal es dar su vida a Dios en obediencia y en amor a su prójimo.

No es la comida, es la comunión y lo que ocurre cuando esta se da. ¿A quién invitará a compartir los alimentos con todas las medidas de distanciamiento necesarias?, ¿En dónde podrá ser? Tal vez por ahora, no será una mesa, sino un lugar abierto, recibir todo dentro de una bolsa. Pero la comunión que siga dándose porque es hermoso y bello cuando los hermanos habitan en armonía. Tal vez será solo dos, peor más que uno, ya es comunidad.

Es alrededor de una mesa en donde yo he recibido las bendiciones más grandes de mi vida y es en ella, en donde quiero ser de bendición para otros. Usted y yo tenemos un púlpito y se llama: cada interacción. Desde donde Cristo, es proclamado. Y usted, ¿A qué se siente movido hoy? “¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!” La Biblia en el Salmo 133:1

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

160,917 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.