Archives For Me equivoqué

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Hay personas que se equivocan y no pueden reconocerlo. Personas que ofenden o fallan y tampoco pueden reconocerlo. Esto es destructivo para todos. ¿Qué debemos hacer?

Estoy cursando en línea, un programa que se llama Family Business en el INCAE en Costa Rica en conjunto con la Universidad Cornell en Nueva York. El propósito es poder asesorar a las empresas familiares en temas de sucesión, posesión, innovación y más…

Cuando estudiamos el tema de la innovación con uno de los profesores de Cornell, me pareció increíble que las empresas familiares que se acercan más a sus clientes, pero especialmente, las que innovan y crean nuevos clientes, son aquellas en donde se está permitido fracasar. Es más, existe una empresa que año con año celebra “El reconocimiento al fracaso Heroico”. ¿Quién lo recibe? Aquel que fracasó en algo, pero lo intentó.

El principio, no es promover el fracaso, sino al contrario, promover la creatividad en cada uno de los equipos, porque el temor al fracaso no sólo inhibe la creatividad, sino que también, paraliza al equipo. En otras palabras, muchas veces se prefiere ser mediocre sin innovar, que buscar el éxito de la creatividad y exponerse ante el riesgo del fracaso, la vergüenza y crítica.

Ni usted, ni yo somos perfectos. Las empresas que buscan el éxito lo saben, pero a veces nosotros no. No busquemos enviar un mensaje de perfección, pues nos costará caro. Estaremos actuando y atados a una imagen falsa y sin fundamento que deseamos transmitir sin fundamento alguno. Es más, la Biblia enseña que no existe justo ni aún uno. Es decir, todos hemos pecado y, por nuestro pecado, estamos no sólo alejados de Dios, nos hemos convertido en sus enemigos y merecemos muerte y muerte eterna.

Sólo existe un justo, alguien que jamás ha fracasado en su vida espiritual ni una sola vez y, esta persona, es Jesús. ¿Por qué intentar mantener una fachada de perfección cuando sabemos que no somos perfectos? No quiero decir que utilicemos la frase “No soy perfecto” para vivir y excusar el pecado. Sino para reconocer nuestra pecaminosidad y correr a Dios por salvación y transformación de vida en Jesús.

Usted y yo fallamos. No nos hagamos los locos. Cuando le fallemos a alguien, reconozcamos nuestro pecado u error. No nos defendamos, expresemos con toda libertad: “Me equivoqué” y enmendemos lo enmendable.

Cuando le fallemos a alguien, arrepintámonos y pidamos perdón. Un “perdóname” tiene el poder de evitar catástrofes. E incluso, si la catástrofe se diera, tiene el poder de sanar corazones, aunque no siempre de restaurar relaciones. Pero eso sí, al pedir perdón honramos a Dios, a nuestro prójimo y nos humillamos reconociendo nuestro error y la necesidad de restituir lo restituible. Como también, la necesidad de un Salvador.

Decir me equivoqué, no le resta, le suma. Decir perdón, no le destruye, le construye. Perfecto, sólo Dios. Pero luche por honrar a Dios, siempre. Y esto sólo comienza primero, reconociendo su pecado y confesándolo a Él.

Decir me equivoqué, no le resta, le suma. Decir perdón, no le destruye, le construye. Perfecto, sólo Dios. Pero luche por honrar a Dios, siempre. Y esto sólo comienza primero, reconociendo su pecado y confesándolo a Él. Clic para tuitear

“Este es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero, si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.” La Biblia en 1 de Juan 1:5-10

“Mis queridos hijos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero, si alguno peca, tenemos ante el Padre a un intercesor, a Jesucristo, el Justo. Él es el sacrificio por el perdón de[a] nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino por los de todo el mundo.” 1 de Juan 2:1 y 2

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene WhatsApp dé clic aquí. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.