Archives For Misericordia

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Suscríbase a El Bosquejo Pastoral y reciba un bosquejo bíblico y gratuito, todos los viernes.

Es increíble, lo sé y me vuelve a pasar. Llega una idea y creo que la recordaré. Y al día siguiente, no recuerdo nada.

El sábado pasado estuve en la casa de unos amigos, celebrando con alegría y a la vez tristeza, que un sueño se cumplía. Para esta hija, el sueño de estudiar en el extranjero una maestría y en la universidad de sus sueños, se hacía una realidad.

Siempre vivo pensando en ideas. Ellas llegan o las dispara un comentario, un pensamiento o una historia. Pero lamentablemente como llegan, muchas veces se van. Durante esos momentos de convivencia por la despedida, vinieron a mi mente, como destellos de luz, tres publicaciones para este blog y con unas aplicaciones ¡Wow!

El único problema, no fue saber, fue no hacer. Cuántas veces no le he dicho a mis amigos, anoche se me vino una idea, pero no la anoté, ni la guardé en mi teléfono celular. Y hoy, no recuerdo nada. Y eso me atormenta. Porque he pedido algo valioso, que, por lo general, es una idea que nunca jamás volveré a recordar.

No sólo me atormenta el hecho de perder algo valioso, sino de que por pretender que puedo confiar en mi memoria y en la frescura de la idea del momento me auto engaño y no sólo me privo de escribir algo edificante para este blog, sino a cada una de las más de 150,000 suscriptores del mismo.

¿Se da cuenta hasta dónde llega el impacto de mi irresponsabilidad? Una irresponsabilidad producto de mi auto confianza en recordar cosas – que ya sé que no voy a recordar –. ¿Ha cuántos de mis lectores pudo haber edificado o cambiado sus vidas una de esas publicaciones que por mi auto engaño no anoté la idea? En este sentido, fui un irresponsable.

Sí, yo fui el que resumí este proceso en una frase y hasta la he enseñado en los cursos que imparto: El que no anota, no anota. Queremos echar goles con las ideas que vienen a nuestra mente o enseñanzas que recibimos, tenemos que aprender a registrarlas física o electrónicamente. ¿Lo hace usted?

¿De qué hablaron el fin de semana en su congregación?, ¿Qué pasaje bíblico principal usaron?, ¿Qué conceptos memorizó o puede compartir hoy sobre lo que escuchó a otros para su edificación?, ¿A qué se comprometió después de escuchar ese mensaje?

El fin de semana escuché presencialmente el mensaje: El falso y el verdadero arrepentimiento. Algunas ideas principales fueron:

“El evangelio nos justifica, pero también nos santifica cambiándonos diariamente y formándonos a la imagen de Cristo.”

“El que ha entendido el evangelio no anhela sólo ser perdonado de los pecados, sino que también anhela crecer en Dios hacia una vida libertad.”

“Las primeras palabras de Jesús: “Arrepiéntanse y crean en el evangelio.” Arrepentimiento y fe. Son dos cosas que deben tenerse en la vida para verdaderamente ver cambios.”

“El arrepentimiento es cambiar de opinión para ir en una nueva dirección. Es alejarnos de algo, para volvernos hacia algo.”

“El falso arrepentimiento es una vida enfocada en mí mismo, para mí mismo y hacia uno mismo.”

“Como seres humanos tenemos la misma capacidad de traición que Judas. Pedro también la tenía, pero no sólo sintió remordimiento, sino que se arrepintió de sus pecados”

“Para derrotar el falso arrepentimiento debemos identificar en nuestras vidas los patrones de remordimiento y resolución. Debemos dejar de compararnos con otros, pues no entendemos nuestra maldad. Nos creemos buenos porque nos comparamos con otros. Tenemos que comprender que nosotros no podemos ser la solución, cuando nosotros somos el problema. No hay un campeón dentro de nosotros, hay un pecador, necesitado de un Salvador”.

“El falso arrepentimiento nos hace creer que hay algo que nosotros podemos hacer para cambiar. 

Nos enfocamos más en las malas acciones y en el sentimiento de culpa y vergüenza. Y dejamos ver el objeto de las consecuencias de nuestro pecado hacia Dios, en nosotros y hacia otros. El falso arrepentimiento produce sentimientos profundos de condenación y hasta a veces queremos sufrir por ello, cuando Cristo ya sufrió por nosotros en la cruz.”

“El verdadero arrepentimiento: Es el acto por el cual uno se aleja de su pecado y se vuelve a Dios en fe. Tal y como lo hizo el rey David después de ser adúltero y asesino. No cambiamos obrando, sino dejando primero que Dios obre en nosotros. Y reconociendo que todo pecado es primero un pecado ante la gloria de Dios”.

Lea el Salmo 51:1-17 y 2 Corintios 7:10

¿Por qué recuerdo todo esto? La verdad ya había olvidado la mayoría, pero como tomé notas, fui a mis notas y las copié acá. ¡Qué tan olvidadizos somos! ¿Qué pasaría si nuestro devocional diario incluyera un cuaderno con anotaciones de lo que leímos, lo que Dios nos habló, de lo que debemos aplicar, imitar, arrepentirnos y una oración escrita desde el corazón y producto de nuestro estudio bíblico?

A nosotros como pueblo de Cristo, nos faltan más notas en la congregación, más notas en cada mensaje, más reflexión en la palabra, más consciencia de nosotros mismos y más oraciones de arrepentimiento y confesión de cuán lejos estamos de ser como Cristo y recibir es gracia de su sacrificio en la cruz, nuestra reconciliación, nuestra vida nueva y esperanza eterna.

¿Qué puede hacer a partir de hoy para no olvidar nada, pero, sobre todo, para no olvidar a nuestro Dios, a Jesús nuestro Salvador, nuestro llamado y la revelación de su Palabra, para su vida cada momento de su vida?

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Las puertas representan oportunidades para bien o para mal. ¿Qué puertas estamos abriendo? Y ¿Qué estamos haciendo después?

La tentación es una invitación al mal, una oportunidad para rebelarnos ante la perfecta voluntad de Dios. Eva fue tentada por medio del fruto prohibido y pecó. Adán fue invitado a hacer lo mismo y pecó. La chispa de la tentación despertó el deseo, pero pronto ambos estaban en una hoguera de culpabilidad, vergüenza y consecuencias terribles para ellos y para todos sus descendientes en la humanidad.

Quien se acerca al fuego, primero se calienta. Quien se acerca más, se ahúma. Quien se acerca aún más, se quema y quien se lanza al mismo, se destruye. La tentación opera así, nos seduce, nos arrastra y luego nos consume y nos hace cenizas. Pero Dios, en Jesús, hace algo nuevo y da vida incluso de las cenizas. No reconstruye al pecador arrepentido, lo hace una nueva creación.

La tentación es una invitación al mal, la oportunidad, una invitación al bien. Dios es el Dios de las oportunidades. Este amigo no lo creía. Había cometido un pecado que le avergonzaba, al punto que cuando hablamos por teléfono me dijo: “Alex, yo pensaba que Dios no me iba a perdonar. Yo entiendo y he enseñado sobre la gracia y la misericordia de Dios. Pero nunca había sentido el peso del pecado sobre mi vida como ahora. Es tonto, pero llegué a pensar que Dios no perdonaría mis pecados”. Su vida sin saberlo descansaba en su desempeño, pensaba que era justo, pero nunca lo fue. Porque no existe justo ni aún uno en esta tierra.


Mientras estamos vivos tenemos, al mejor abogado del universo de nuestra parte. Un abogado que no soborna con dinero para obtener la libertad de su cliente, con su propia vida, justa y sin pecado, paga con sangre por la libertad del que nunca podrá pagar la deuda de sus pecados ni a Dios, ni a su Hijo que en obediencia murió en la cruz.

Mientras estamos vivos, Jesús es nuestro abogado. El es nuestro representante ante el Padre, sentado en el lugar de más alto honor en el cielo, intercede por nosotros. Es nuestro sacerdote y a la vez el sacrificio que aplaca la ira santa de Dios. Dios sí perdona los pecados del que los confiesa y se aparta. Del que entra por la puerta de la oportunidad, gracia y misericordia de su bendito amor.

Tenemos dos invitaciones, la puerta de la tentación o la puerta de la oportunidad. ¿Cuál estamos abriendo?, ¿En cuál estamos viviendo? Y todo esto no sólo se aplica a la vida espiritual, también a la vida diaria de este mundo. Tentaciones para hacer el mal en donde estudiamos o trabajamos. O las oportunidades que se nos confían para hacer el bien y en las que debemos brillar.

Tentaciones u oportunidades. Ambas puertas se nos presentarán a diario. La diferencia está en qué haremos frente a la puerta de la tentación del mal y ante la puerta de la oportunidad del bien. Yo he abierto ambas, pero la tentación lleva al fuego que consume la vida. La oportunidad a experimentar la gracia en Jesús que perdona, libera, da vida y esperanza eterna.

Mi oración es que usted y yo, abramos diariamente la puerta a la oportunidad de obrar para bien y para la gloria de Dios. Y, que, si fallamos porque abrimos la puerta de la tentación, corramos a la puerta de la oportunidad que da vida, Jesús nuestro abogado. Porque cuando muramos o Jesús regrese en gloria, volverá ya no como abogado, sino como juez y juzgará a cada quien conforme a sus obras.

Tentaciones u oportunidades. Ambas puertas se nos presentarán a diario. La diferencia está en qué haremos frente a la puerta de la tentación del mal y ante la puerta de la oportunidad del bien. Clic para tuitear

Dos puertas se nos presentan a diario y muchas veces por día. ¿Cuál abrirá? Y ¿Cuáles debe cerrar?

“El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre. Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.” La Biblia en Eclesiastés 12:13 y 14

“Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja halla perdón.” Proverbios 28:13

“Todos los que han pecado sin conocer la ley también perecerán sin la ley; y todos los que han pecado conociendo la ley por la ley serán juzgados. Porque Dios no considera justos a los que oyen la ley, sino a los que la cumplen. De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por naturaleza lo que la ley exige, ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley. Estos muestran que llevan escrito en el corazón lo que la ley exige, como lo atestigua su conciencia, pues sus propios pensamientos algunas veces los acusan y otras veces los excusan. Así sucederá el día en que, por medio de Jesucristo, Dios juzgará los secretos de toda persona, como lo declara mi evangelio.” Romanos 2:12-16

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.