Archives For muerte

Somos simples mortales al servicio del Inmortal. Un creyente más y de alto impacto en el mundo partió ayer a la presencia de Dios.

Luis Palau, el evangelista que proclamó la salvación de los pecados en Jesús por el mundo entero, después de una batalla de tres años contra el cáncer de pulmón en etapa IV, partió a la presencia del Señor a sus 86 años. Hoy ve cara a cara al que proclamó. Dios fortalezca y consuele a su familia.

Lo conocí de niño cuando hizo una cruzada en Guatemala en el Estadio Mateo Flores. No sólo recuerdo cuando predicó tanto en la mañana a los niños como por la noche a los adultos. También un almuerzo en un restaurante Nais en el que por allí anduve jugando y tuve el gusto de saludarlo a él y a su esposa.

Una muerte de alto impacto para el mundo cristiano nos recuerda entre otras cosas:

1. Somos simples mortales al servicio del inmortal. Todo se trata de Dios, no de nosotros.

2. A todos nos llegará nuestro día de rendir cuentas ante Dios.

3. No existe Salvador sino Jesucristo, nuestra vida es un medio, jamás un fin.

4. Disfrutar la vida con todo y sus afanes mientras glorificamos a Dios es nuestro llamado.

5. Aún los hombres de fe se enferman, pero la victoria es que su fe permanece inquebrantable.

6. Jesús es la razón aquí y en la gloria. Todo lo demás un excelente agregado.

7. No importa tanto que seamos conocidos, como que Dios nos conozca.

8. Mucho solemos desperdiciar en vida, hasta que nos dicen que la hora está cerca. Vivamos así hoy.

9. Todo ministerio debe caminar con nosotros y sin nosotros. Porque todos, un día partiremos.

10. El gozo más grande será escuchar: ¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!

Aunque la cámara no nos siga a nosotros, que el día que muramos, el cielo recuerde nuestro amor por el Padre, por sus hijos y los perdidos. Vea este video inspirador que editaron en la memoria del evangelista Luis Palau.

Luis Palau – Homenaje from LPA on Vimeo.

“¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.” La Biblia en 1 Tesalonicenses 4:14

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

160,634 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Ni la muerte podrá detenernos

septiembre 14, 2020

El apóstol Pablo dijo: “Mi ardiente anhelo y esperanza es que en nada seré avergonzado, sino que con toda libertad, ya sea que yo viva o muera, ahora como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo. Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.” La Biblia en Filipenses 1:20 y 21

Qué verdad tan poderosa: “Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia”. ¿Por qué el apóstol Pablo podía hablar de esa manera? Jesús ya había muerto y resucitado cuando se le apareció camino a Damasco, como una luz fuerte a Pablo. En ese entonces él perseguía a la iglesia de Cristo por considerarla una secta al predicar el perdón de pecados en el sacrificio de Jesús en la cruz y no por guardar la ley dada a Moisés.

Pablo no sólo había visto al Cristo resucitado, había sido confrontado en su error y, además, comisionado a proclamar el evangelio que antes perseguía a los gentiles – toda persona no judía -. La certeza de la resurrección era innegable para él. Vivir era Cristo y morir era ganancia.

El libro del Apocalipsis realmente es la revelación de Jesucristo. Y nos muestra al discípulo Juan quien escribe todo lo que ve y que Jesús le ordena escribir. Al final vemos que existe la muerte segunda y la vida eterna. La muerte segunda, es la separación eterna de Dios.

El Anti Cristo no sólo vendrá, ya está entre nosotros. Entre aquellos que se oponen a la iglesia cristiana y a la revelación de Dios. Ven a la iglesia como una esclavitud y no como la libertad que es en Cristo.

No ven que los derechos fundamentales de la vida están escritos en los diez mandamientos. Por ejemplo: no robarás, es el derecho a la propiedad privada. No matarás, es el derecho a la vida. No codiciarás, es el derecho a la prosperidad desigual.

A pesar de los Anti Cristo, al final de los tiempos, se ve la victoria triunfal de Jesús, sobre todo. Tanto la bestia, el falso profeta y el diablo, serán arrojados al lago de fuego y azufre, en donde serán atormentados por los siglos de los siglos (Apocalipsis 20:10).

La buena noticia, es que aquel no que hace buenas obras para ser salvo pues así nadie es salvo ante Dios pues todos somos pecados y descalificados ante su santidad. Sino que se arrepiente de sus pecados y cree en Jesús como su justificación ante el Padre, recibirá la promesa de una vida eterna en el cielo, en donde no hay muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor. Un jardín del Edén, pero perfecto, eterno y único en el universo creado por Dios.

Por eso es que el apóstol Pablo podía decir: “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia.” Porque ni la muerte nos detiene a los creyentes. Porque, así como Jesús resucitó, nosotros también resucitaremos con él.

Y llegará el día del Señor, el día que Jesús regresará ya no como abogado que por ahora intercede por nosotros ante el Padre, sino que regresará como Juez. Y toda rodilla en esta tierra, se doblará ante él y reconocerá su majestad lo quiera o no.

Si ni la muerte nos detiene. Que nada más lo detenga porque el apóstol Pablo incluso preso dijo: “Todo lo puede en Cristo que me fortalece” La Biblia en Filipenses 4:13

Y nosotros también, aun con lágrimas en los ojos, aun en nuestro lecho de muerto, aun con la pérdida del ser querido más importante para nuestras vidas, aun con la pérdida de nuestro trabajo, Jesús nos fortalece para seguir adelante.

Aun con lágrimas en los ojos, aun en nuestro lecho de muerto, aun con la pérdida del ser querido más importante para nuestras vidas, aun con la pérdida de nuestro trabajo, Jesús nos fortalece para seguir adelante. Clic para tuitear

Si ni la muerte nos detiene, que nada nos detenga. Jesús es nuestra fortaleza…

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

160,634 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.