Archives For Navidad

En La Fráter, la iglesia en la que sirvo en Guatemala, hemos venido estudiando el libro de Lucas. Quiero compartirle 4 prédicas que puede escuchar y compartir esta Navidad con sus parientes y amigos.

Si aún no se ha suscrito a mi canal de Youtube en donde encuentre entrevistas a distintos cantantes cristianos, reflexiones sobre el hoy en base a la Biblia y predicaciones, dé clic aquí y únase a más de 117,000 suscriptores. 

En la primera, estudiamos cómo Dios habló por medio del ángel Gabriel luego de 400 años de silencio, entre el último libro del Antiguo Testamento y el primero. Tiempo en el que no hubo profeta. Sin embargo, esperaban la llegada del Mesías prometido, quien sería descendiente del rey David y cuyo reinado sería eterno. Dios rompe el silencio cuando al sacerdote Zacarías el ángel Gabrie le anuncia qeu en en su vejez, él y Elisabet su esposa también anciana, tendrán un hijo que prepararía el camino del Señor. Increíble pasaje y también, increíble que por no haber creído a la promesa, se queda mudo.

En la segunda prédica hablo sobre cómo el ángel Gabriel, visitó luego a una joven adolescente, con un saludo que desde allí sorprende a esta joven, la Virgen María y la actitud que ella manifestó. La actitud de ella es impresionante ante el anuncio que implicaba un sacrificio increíble del que muy pocos meditamos. Incluyendo en este, el no tener luna de miel hasta después que Jesús nació, el no ponerle nombre a su hijo, el viajar lejos de Nazaret a Belén a pie a unos 130 kilómetros de distancia y colocar a su hijo en un pesebre porque el mesón estaba lleno. María acepto gustosamente este desafío y se declara sierva del Señor y del rey tan esperado, el rey descendiente del mismo rey David, quien reinaría para siempre.

En la tercera prédica, hablo sobre esa visita inesperada que la Virgen María, realiza al sexto mes de embarazo a su parienta Elisabet, las palabras de ambas inspiradas por el Espíritu Santo son impresionantes. No sabemos con certeza el grado de afinidad que tenía con Elisabet pero eran parientes. Ambas con un embarazo milagroso. Elisabet ya anciana, recibe el milagro. La Virgen María, sin conocer varón, recibe un embarazo milagroso por el poder del Espíritu Santo. En esta visita, Juan salta de alegría en el vientre al escuchar el saludo de la Virgen María, Elisabet llena del Espíritu Santo habla unas palabras inspiradas por Dios y María exclama esas palabras que han sido llamadas el Magnificat.

En la cuarta prédica, hablo sobre cómo después de pasar 9 meses sin poder hablar, recupera el habla y lo que dice, impresionante. Zacarías se queda mudo por no haber creído a las palabras del Angel Gabriel, que en su vejez le anunció que tendría a un hijo que se llamaría Juan. Recupera el habla, pero lo que dice, nos enseña tanto sobre el propósito del Mesías y de su hijo Juan. Las palabras que este sacerdote pronuncian al recuperar el habla, se conocen como el Cántico de Zacarías.

Oro porque cada uno de estos mensajes sean de bendición para su vida. Si aún no se ha suscrito a mi canal de Youtube en donde encuentre entrevistas a distintos cantantes cristianos, reflexiones sobre el hoy en base a la Biblia y predicaciones, dé clic aquí y únase a más de 117,000 suscriptores.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Una Navidad como ninguna otra

diciembre 14, 2020

Esta Navidad será como ninguna otra en la existencia de nuestra generación. Pero me refiero a más que a los efectos de distanciamiento social y a otros, por causa del Coronavirus.

Una Navidad como ninguna otra, es aquella que se da en cualquier época en el corazón del ser humano, cuando reconoce la necesidad de que Jesús nazca en el pesebre de su corazón, se convierta en el rey sentado en el trono en su vida y le muestre el amor como ninguno otro que salva, perdona, transforma, da vida y esperanza eterna.

“Sigue tu corazón…” nos dicen. Pero nuestro corazón no es la mejor brújula para un norte de paz y justicia. Nuestro corazón nace dañado y con una tendencia marcadísima hacia el mal. Nuestros pensamientos, sentimientos y voluntad, tienden universalmente y sin dejar fuera a ningún ser humano hacia el mal.

Basta con ver a un niño demostrar una cátedra de egoísmo cuando le quieren quitar una papa frita de su plato, para quien, sin haber ido a clases de actuación, ponga la mirada de un sicario en plena ejecución de su fechoría, el ceño fruncido de la persona más amargada del mundo y sin haber tomado una sola clase de canto, utilice el diafragma para pegar un alarido cual, si fuera dar un Do de pecho en el que exclama: “Mío”. Mientras aleja su plato del que quiere una papa frita.

Por eso necesitamos un Salvador, que nos libre de la ira santa de Dios. Dios, el Creador es quien dicta lo que es bueno y lo que es malo, no las masas. Todo lo que dice que es bueno, es paz, es dormir tranquilo, es andar en la justicia. Todo lo que Dios dice que es bueno, es protección para mí y protección para otros.

Dios es el Dios de los derechos, el Dios de lo justo y no de lo torcido. De los diez mandamientos, seis de ellos son derechos. Derechos hacia lo que es bueno, justo y lo que se espera de nosotros para una sociedad que tenga larga vida en sus generaciones y paz en ella.

No matarás, el derecho a la vida. No codiciarás, el derecho a la prosperidad desigual. Pero si quebrantamos sus mandamientos, recibimos la respuesta de un policía que frente a una zona escolar y los niños saliendo de clases, mira que salimos rechinando llantas y pasamos a 80 kilómetros por esa zona. La ira santa de su persona y autoridad, se desatará.

Pero a la vez, Jesús es nuestra paz. Es lo que permite que Dios sea justo y a la vez el que justifica. Justificar es declarar justo e inocente a alguien.

¿Cómo puede Dios ser justo y al a vez pasar por alto nuestros pecados? Porque Jesús, el único justo toma nuestro lugar en la cruz. Y por la fe en su sacrificio recibo perdón. Un perdón y un favor inmerecido, gracia. Que me libra de las consecuencias eternas de mi pecado, misericordia. Que me dice te perdono no porque hiciste, sino porque yo hice, amor sacrificial. Y que demanda santidad, pero deja el camino para que el que peque se arrepienta, viva y deje sus malos caminos, un corazón como ningún otro.

Dios nos da en Jesús, un perdón y un favor inmerecido, gracia. Que me libra de las consecuencias eternas de mi pecado, misericordia. Que me dice te perdono no porque hiciste, sino porque yo hice, amor sacrificial. Clic para tuitear

Con el historial manchado a través de los años que hemos vivido por el pecado, la única esperanza no es una pareja, los hijos, un nuevo proyecto, solvencia económica, amigos, lo único que puede devolvernos el gozo de la vida que el pecado nos quita, es arrepentirnos y creer en Jesús para Salvación.

Dios borra nuestros pecados. Dios no los recuerda más. Dios nos dice que somos amados, incondicionalmente y que su amor estaba allí disponible cuando todavía éramos pecadores.

Es por eso, que una Navidad como ninguna otra, es la que ocurre en cualquier época del año cuando comprendemos nuestro pecado, su gracia, su misericordia y su amor sacrificial. Algo inexplicable al 100% pero disfrutable toda esta vida y por la eternidad.

Que esta Navidad sea para usted y los suyos, como ninguna otra…

“Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la Ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre».” La Biblia en Lucas 2:10-12

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****

Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

158,803 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.