Archives For No olvidarse del Creador

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

Reciba el enlace de cada publicación por WhatsApp o Telegram, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

Demasiado pronto solemos olvidar a nuestro Padre Dios y lo que en Jesús ha hecho por nosotros. Entonces nos rebelamos y obtenemos en nosotros las consecuencias de nuestro pecado.

El Salmista escribe: “Hemos pecado, lo mismo que nuestros padres; hemos hecho lo malo y actuado con iniquidad.Cuando nuestros padres estaban en Egipto, no tomaron en cuenta tus maravillas; no tuvieron presente tu bondad infinita y se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo. Pero Dios los salvó, haciendo honor a su nombre, para mostrar su gran poder.Reprendió al Mar Rojo, y este quedó seco; los condujo por las profundidades del mar como si cruzaran el desierto.Los salvó del poder de sus enemigos, del poder de quienes los odiaban.Las aguas envolvieron a sus adversarios, y ninguno de estos quedó con vida. Entonces ellos creyeron en sus promesas y le entonaron alabanzas.Pero muy pronto olvidaron sus acciones y no esperaron a conocer sus planes.En el desierto cedieron a sus propios deseos; en los páramos pusieron a prueba a Dios.Y él les dio lo que pidieron, pero les envió una enfermedad devastadora.” Salmo 106:6-15

El Salmista reconoce su pecado y el de sus padres. Su pecado fue no tomar en cuenta las maravillas de Dios y no tener presente su bondad infinita. No sólo el pueblo de Israel ha recibido milagros ¿Cuántos no hemos recibido nosotros – comenzando con el principal – la salvación en Cristo Jesús de nuestros pecados? En Jesús tenemos bondad infinita. Pero solemos olvidarlo. Le animo a leer todo el Salmo 106 dando clic aquí. Si no tiene tiempo, continúe.

Al final del Salmo 106 leemos: “Al verlos Dios angustiados, y al escuchar su clamor,se acordó del pacto que había hecho con ellos y por su gran amor les tuvo compasión.Hizo que todos sus opresores también se apiadaran de ellos.Sálvanos, Señor, Dios nuestro; vuelve a reunirnos de entre las naciones, para que demos gracias a tu santo nombre y orgullosos te alabemos.¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, eternamente y para siempre! ¡Que todo el pueblo diga: «Amén»! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!” Salmo 106:44-48

El Salmista clama por salvación. Y recuerda que la base de esta salvación descansa en el gran amor de Dios. Por su gran amor les tuvo compasión y al escuchar su clamor y al verlos angustiados se acordó de su pacto. Dios siempre está por su gran amor allí para perdonarnos en Jesús. Pero no debemos ser olvidadizos. Debemos tener presente siempre a nuestro Dios para no olvidar ni sus maravillas ni su bondad infinita. ¿Cómo podemos tenerlo presente?

Asistiendo semanalmente a nuestra congregación y a un grupo pequeño.

Realizando un devocional diario de las Escrituras.

Leyendo diariamente su Palabra.

Escuchando música que alaba el nombre del Todopoderoso.

Colocando visualmente en nuestro celular o en nuestras casas su Palabra.

Una cita bíblica en el refrigerador, en el baño, en la entrada o en la sala. Desde algo tan sencillo como una hoja impresa, hasta algo más elaborado en madera, sea lo que sea, si no tenemos presentes las maravillas de Dios y su bondad infinita, seremos olvidadizos y los olvidadizos no honran al Padre y cosechan como fruto su desgracia. ¿Qué hará para tener presente al Todopoderoso en su vida y vivir para honrarlo siempre?

“»Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades.” Deuteronomio 6:4-9

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog con su correo electrónico, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por WhatsApp, únase al grupo, en donde sólo nosotros podremos escribirle cada vez que realicemos una publicación, por lo que no será bombardeado con otros mensajes.

Reciba el enlace de cada nueva publicación por Telegram Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.