Archives For Perseverar en la abundancia

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.

El fin de semana estuvimos con mi esposa Aixa en Petén, aventura en el mundo Maya. Ese lugar precioso en donde se encuentran las ruinas de Tikal, Yaxhá y el más reciente descubrimiento, La Gran Pirámide de la Danta o La Gran Pirámide de Petén, ubicada en el sitio arqueológico El Mirador. Esta supera por 200.000 m³ a la Gran Pirámide de Keops en Guiza, Egipto.

Tuvimos un fin de semana fabuloso en la iglesia Tiempos de Gracia. Mi esposa fue a predicar a un congreso de mujeres. Los hermanos nos recibieron con mucho amor. Y creamos lindas amistades. Más de las de un viaje común.

Pero al regresar mientras subíamos las escaleras al avión, nos dimos cuenta de algo que llamó tanto la atención. En la puerta del avión de la empresa TAG (Transportes Aéreos de Guatemala) estaba escrito lo siguiente: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Este pasaje bíblico que encontramos en Filipenses 4:13 dice tanto cuando lo leemos solo, pero sólo comprendemos su verdadero significado, como el de todo pasaje bíblico, cuando lo leemos en el contexto en el que fue escrito.

Para comenzar, quien declara “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, es el apóstol Pablo, quien escribió 13 cartas de los 27 libros del Nuevo Testamento. Y no está en un resort, está preso.

“Me alegro muchísimo en el Señor de que al fin hayan vuelto a interesarse en mí. Claro está que tenían interés, solo que no habían tenido la oportunidad de demostrarlo. No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Filipenses 4:10-13

La iglesia en la ciudad de Filipos, envió por medio de Epafrodito una ofrenda para sostener a Pablo, tal y como lo habían hecho muchas veces con anterioridad, pero por un buen tiempo había dejado de apoyarlo.

Incluso están Pablo preso y seguramente con necesidad declara que “No digo esto porque esté necesitado”. Pablo no está mintiendo, no tiene necesidad, no porque no tenga sino porque ha aprendido algo. He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.

Este apóstol, sabía vivir en la pobreza y en la abundancia. De la misma manera, nosotros debemos aprender a vivir en ambos mundos. Y en cualquier de los dos podemos declarar: “Todo lo puedo en Cristo que nos fortalece”. Cristo es nuestra fortaleza. Sufrió, murió y resucitó. Cristo se sacrificó por nosotros. No importa qué pueda venir, en Cristo todo lo podemos. El es nuestra fuerza y fortaleza.

Pero también, aún preso, Pablo declara una segunda cosa que ha aprendido: He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias. ¡Wow! No aprender a quejarse, sino aprender a vivir. Ya sea saciado o con hambre, todo lo puede en Cristo que lo fortalece. Cuando hay de sobra o cuando se sufre escasez, todo lo podía en Cristo que lo fortalecía.

Es mejor tener que no tener. Pero como creyentes debemos aprender a estar satisfechos en cualquier situación en la que nos encontremos y aprender a vivir en todas y cada una de las circunstancias. El verdadero gozo y fortaleza del creyente está en Cristo. El es el ejemplo de perseverancia en el sufrimiento y por causa de nosotros. Para con su muerte reconciliarnos con el Padre, con quien teníamos una enemistad por nuestro pecado.

Ya sea que esté enfrentando pobreza o disfrutando de abundancia. Ya sea que tenga que esté saciado o esté pasando hambre, Cristo le fortalece, corra a él en oración. No importa la prueba familiar, económica o la que usted pueda estar enfrentando, Cristo es su fortaleza. Ponga su mirada en él para que su fe no decaiga. Vea lo que sufrió y perseveró en obediencia a la voluntad del Padre. Porque nuestra recompensa es eterna en Cristo Jesús.

No se canse, ni pierda el ánimo. Corra a Cristo ahora mismo en oración y con fe. Y siga corriendo la carrera que tiene por delante. Porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Y no existe situación que, con fe en Jesús, nos pueda quebrar. Ni siquiera la muerte, porque nos espera la promesa de la vida eterna y un día resucitaremos.

“Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo.” La Biblia en Hebreos 12:3

Ese avión de turbina predicaba en silencio. Hagamos lo mismo, pero también con palabras… Y que el mundo conozca la gracia de Dios en Jesús, nuestro Salvador.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

160,919 suscriptores

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.