Archives For tristeza

Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo electrónico lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia.
Descargue gratis 6 libros sobre noviazgo, liderazgo y vida. En conjunto con ya más de 1,000,000 de descargas.

He visto que dos personas encontrarse con las mismas circunstancias, pero la reacción de ambas no es la misma y esto produce resultados diferentes. ¿Cuál puede ser su excusa?

La historia cuenta que dos presos estaban en la misma cárcel. Uno miraba a través de los barrotes hacia afuera, el lodo en el suelo formado por la lluvia que ya había terminado. Miraba sin esperanza y con dolor. El otro, miraba a través de los mismos barrotes hacia el cielo y exclamaba: “Qué estrellas tan bellas. Cuando salga disfrutaré de mi libertad y seré un hombre nuevo”.

Las mismas circunstancias, sueños diferentes, perspectivas diferentes, resultados diferentes: depresión y esperanza. He visto a gente que creció en la pobreza y ahora es próspera y es de lo más generosa con sus recursos económicos. Por el contrario, he visto a gente que creció en la pobreza y ahora es próspera y es de lo más tacaña que existe. La misma circunstancia, resultados diferentes.

He visto a personas que han perdido a un ser querido y se quedaron perdidos en su dolor. Ya no hay vida en vida. Todo se terminó y sólo ven una nube gris sobre su cabeza día y noche. Por el contrario, he visto gente que ha perdido a un ser querido y ha pasado por un duelo terrible, pero encontró en Dios la luz de la vida a pesar de la muerte. La misma circunstancia, resultados diferentes.

No hay excusa. No son las circunstancias, es algo más. El Coaching ayuda a las personas por medio de un acompañamiento personal a alcanzar sus sueños. Un acompañamiento en donde el cliente es el responsable de todo y el Coach su acompañante. El Coaching siempre ve hacia el futuro. Si va al pasado, sólo va para extraer lecciones y recursos para aplicarlos al tiempo presente para crear un futuro de esperanza.

La siguiente frase marcó mi vida cuando la leí en un libro hace muchos años: “El pasado ya no existe, el futuro no está aquí, sólo tenemos un regalo y se llama, presente”. Quien vive en el ayer o trae el sufrimiento al presente o idealiza el pasado que tal vez sí fue bueno, pero lo creemos mucho mejor y esto es una desgracia. Es una excusa que mata el futuro y nos ancla al ayer. Quien vive sólo en el futuro, tiene un norte claro, pero si sólo vive allá, perderá lo más importante, el presente. Tendrá excusas para disfrutar el hoy porque vive incansablemente trabajando para el mañana. Estar donde se está y ser feliz en donde se está mientras se esfuerza por el mañana con medida, es disfrutar el presente.

¿Qué quiero dejarle en su corazón? No son las circunstancias, son las excusas o la responsabilidad personal ante las circunstancias. No viva en su pasado: “Es que cuando era niño…”. “Es que mi papá…”, “Es que mi socio”, “Es que me hicieron”, a menos que esté dando su testimonio, en una consejería, coaching o con un psicólogo. No más excusas, o será el preso que ve a través de los barrotes hacia el suelo, una víctima más. Sea responsable y busque sanar su pasado en Dios al pedir su perdón, perdonar y pedirle las fuerzas para seguir adelante a pesar de la humillación, vergüenza, injusticia o lo que le haya afectado que partió su alma en dos. Busque ayuda. En Cristo somos una nueva creación, lo viejo ha pasado, lo nuevo ha llegado ya.

“Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros. Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos. Dondequiera que vamos, siempre llevamos en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo. Pues a nosotros, los que vivimos, siempre se nos entrega a la muerte por causa de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo mortal. Así que la muerte actúa en nosotros, y en ustedes la vida.” La Biblia en 2 Corintios 4:7-12

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog, y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/alexlopezmba. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.

Lo que extrañamos…

agosto 31, 2020

Y de pronto aquel lugar en el que estudié durante 13 años, ahora lo extrañaba…

Suelo hablarles a los graduandos en el www.liceofrater.edu.gt  – el colegio que fundó la www.frater.org en 1986 – sobre la importancia de su último año.

Ese año es determinante para muchas cosas. La salvación no se hereda. Dios no tiene nietos, Dios sólo tiene hijos. Les comento que el mayor peligro que pueden tener en sus vidas, es creer que porque estudian en un colegio con principios cristianos y en donde se brinda una educación que trasciende al eternidad, son cristianos. Se van a graduar, pero de la fe, nos graduamos hasta que nos morimos. Permanezcan fieles a Dios.

En esa charla a principios de año, se los digo, pero muchos no me creen. Les digo que el año va a volar y cuando sientan, van a estar ante el tradicional timbre de fin de año, en donde todos los niños celebran con gritos y lágrimas la llegada de sus vacaciones.

Se los hago ver, pero muchos no me creen. Les digo, todos ustedes van a estar ese último día en centro del gimnasio, abrazándose unos a otros y llorando como bebés. Será su último día en el colegio y nunca más volverán a compartir estos bellos momentos. Disfruten este año, conéctense con su Creador, creen memorias inolvidables.

Y así es. Cuando se gradúan y regresan de visita al colegio, llegan con una sonrisa. Y sus palabras siempre son: “Cuánto extraño este lugar”. Muchos se ponen nostálgicos y hasta se les salen las lágrimas al recordar todo lo que vivieron en su colegio.


¿Qué extrañamos hoy? Extrañamos congregarnos en nuestra iglesia, un tiempo de adoración todos juntos, saludarnos antes y después de los servicios, servir en el área en el que apoyamos en la iglesia. Extrañamos el visitarnos en nuestras casas para buscar de Dios, compartir la mesa, los alimentos, las risas y las lágrimas cuando toca.

Seguramente la normalidad regresará, pero esto no será pronto. Cuando regresemos a una vida normal, no olvidemos lo que extrañábamos y que verdaderamente Dios, la familia, los amigos y los tiempos de compartir, sean más importantes que el trabajo y todo lo demás.

Porque cuan olvidadizos somos. Si no veamos al Israel de los tiempos bíblicos. Milagro tras milagro y pronto olvidaban a su Creador y sus mandamientos. No olvidemos lo que más valoramos o desearíamos estar haciendo ahora.

La normalidad regresará, pero no será pronto. Cuando regresemos, no olvidemos lo que extrañábamos y que verdaderamente Dios, la familia, los amigos, sean más importantes que el trabajo y todo lo demás. Clic para tuitear

Que nuestras vidas y todo lo que tenemos, sea consagrado al camino de Dios. Que un nuevo despertar a una vida más plena y llena de paz, guíen nuestras vidas hoy y siempre. Que al regresar, aprendamos a atesorar las cosas más pequeñas y nos desgastemos en ellas, cosas que antes dábamos por sentado.

Mi graduación llegó y ya hace 23 años que quedó ese año de 1993 atrás. Los años han pasado. Pero mis amigos del colegio siguen en mi corazón. Extraño mi colegio, extraño mi tiempo con ellos. Siempre esperé ser libre del colegio cuando me graduara, sólo para darme cuenta, que lo que dejé, fueron de los mejores años de mi vida con amigos que durarán para siempre.

Y si regresara ¿Qué haría diferente? Lástima que ya no puedo hacerlo. Y cuando regresemos a la normalidad ¿Qué hará diferente? Qué bueno que aquí, tendremos otra oportunidad. No la menospreciemos.

Comparta esta publicación con sus amigos con los botones al final de la misma.

*****
Suscríbase a mi blog y únase a más de 150,000 personas que ya reciben en su correo lo que escribo sobre el hoy en base a la Biblia. Si no tiene mis seis libros anteriores: #Emparejarse, #NoviazgoDeAltura, #MeQuieroCasar, #MetasDeVida, #LiderazgoCuarenta y #ElMaestrodelDinero descárguelos gratis en www.librosalexlopez.com Seis libros, en conjunto, con más de 1,000,000 de descargas.

Reciba en su teléfono celular las publicaciones de mi blog. Si tiene el App Telegram dé clic en https://t.me/pastoralexlopez. Si no, dé clic en https://bit.ly/2ZBBTO5 para conocer cómo descargar el App (tipo WhatsApp) y ser edificado directamente en su celular.