En la Eurocopa ¿Espectadores o jugadores?

junio 27, 2012

Mientras escribo se lleva a cabo la Eurocopa y mañana jueves juegan en la semi final Alemania contra Italia. Todos tienen su favorito y el 1 de Julio se definirá quién será el ganador entre España y el ganador del juego de mañana. El futbol verdaderamente despierta pasiones. No importa si se es hombre o mujer. Ni siquiera la edad. El futbol une a la familia. Hasta la abuelita decide ser del Real o del Barsa. Hasta las mascotas en contra de su voluntad, son disfrazadas del equipo favorito de su amo.

Pensar que todo comienza con 2 equipos de 11 personas cada uno, en un campo de futbol. Un total de 22 personas en un estadio, reúnen a millones de personas alrededor de la televisión. Ya sea en un restaurante o en la sala de la casa, amigos y familiares se reúnen para ver jugar a 22 personas durante 90 minutos.

¿Qué ocurre durante esos 90 minutos frente al televisor? Todo el mundo habla y grita. Se da una conversación entre todos los presentes. Especialmente como que hay un entrenador en la cancha pero millones de entrenadores por las casas quienes dicen qué se debe hacer, a qué jugador sacar, a qué jugador meter, qué jugadas hacer y a quién debió pasársela en lugar de haber tirado.

Opiniones. En resumen, todos los que vemos el partido tenemos una opinión que compartimos con los demás. Opiniones porque realmente no estamos jugando, no estamos haciendo nada, sólo estamos viendo. Aunque decimos: hoy jugamos. Realmente no vamos a jugar, nuestro equipo de 11 personas va a jugar. Nosotros vamos a ser simples espectadores de un partido en donde nuestro equipo en el campo sí va a dejar cuerpo y alma por ganarlo.

Podemos ser espectadores o jugadores. En la familia, en el colegio, en el trabajo, en la iglesia ¿Soy un espectador o un jugador? ¿Estoy en los graderíos o en el campo? ¿Estoy describiendo la historia o haciendo historia? Para que nuestro mundo sea mejor, necesita más jugadores y menos espectadores.

En su iglesia decida ser un jugador y no un espectador. Decida asistir todas las semanas, decida llevar a sus amigos no creyentes, decida ser un fiel diezmador, decida asistir a una célula o grupo pequeño, decida abrir una célula en su casa, decida leer la Biblia todo los días, decida servir y agregar valor al reino de los cielos con sus dones y talentos. Juegue, ya no sólo mire. Haga historia, ya no sólo la describa.

Suscríbase a mi blog y reciba gratis cuando sea el lanzamiento, el libro que estoy escribiendo sobre el Noviazgo.

Conéctese conmigo en:
Mi blog
, Facebook, Twitter y Google Plus
¡Error, el grupo no existe! ¡Comprueba la sintaxis! (ID: 1)