Cumplo 36 años y quiero pedirle un regalo

agosto 26, 2012

pastor alex lopezNací el 27 de Agosto, cumplo 36 años y estoy feliz :-)

Fred Smith – mentor de grandes líderes como Zig Ziglar y John C. Maxwell falleció a sus 92 años en el 2,007 – él solía decir: “Mientras más viejos somos más planes a largo plazo debemos hacer. Porque cuando dejamos de planear le estamos diciendo a nuestro cuerpo y a nuestra mente que estamos listos para morir”. Cada año que pasa hago planes a más largo plazo.

Y no sólo eso, todavía me faltan algunos años para poner en práctica lo siguiente pues también decía “La única manera de envejecer con gracia, es no ver lo que vamos perdiendo, sino agradecer a Dios y valorar lo poco que nos va quedando”. Y no lo decía un teórico sino alguien que a sus 92 años tenía deficiencia renal y estaba postrado en una cama. Sin embargo, todos los sábados abría las puertas de su casa para quien quisiera llegar a Dallas y ser mentoreado en lo que él llamaba Fred en la cama. Porque postrado en su cama hasta sus últimos días, siguió siendo un instrumento para formar a otros.

Estoy feliz de cumplir 36 años porque aunque sé que cada año que cumplo será uno menos que viva, sé a donde voy, sé que mi nombre está escrito en el libro de la vida y que el día de mi muerte no será el final, tan sólo será el principio de la eternidad. Una nueva vida con Dios cara a cara.

Estoy feliz porque soy un discípulo de Jesús, Dios hecho hombre que murió por mis pecados. El es el único mediador entre Dios y los hombres. El dador de la verdad que si obedecemos sus mandamientos seremos sus discípulos y conoceremos esa verdad y esa verdad nos hará libres.

Estoy feliz porque mis papás no sólo aman a Dios sino me aman a mí. Son pastores que comenzaron una iglesia con 20 personas y hoy somos más de 15,000. Gracias a ellos aprendí a servir como lo hago hoy con diligencia, con amor y trato a todos por igual y con humildad sin importar su posición económica o raza.

Estoy feliz porque mi esposa Aixa me conoce todo y me ama. Y de ella he aprendido corazón (ella dice que yo soy la mente y ella el corazón. Aunque a veces siento que ella es el hígado, pero sólo por ratitos Jajaja!).

Estoy feliz porque mis hijos: Ana Isabel (9 años) y Juan Marcos (7 años) son cristianos, sirven en la iglesia y no hay nada más que les apasione que estar en ella y con amigos que tienen el mismo sentir. Soy feliz porque tienen un corazón compasivo, servicial y los estamos criando en el temor de Dios. Ellos saben que no tienen por qué ser pastores pero sí discípulos de Jesús que le honren en todo tiempo y lugar. Ellos me enseñaron la clase de amor que Dios tiene por mí, me ama porque me ama. Cuando nacieron ambos lloramos con mi esposa y los besábamos y ellos no habían hecho nada por nosotros. Es más sólo eran un gasto. Así nos ama Dios. A mis dos chiquitos les decimos con Aixa: nosotros los amamos porque son nuestros hijos y punto. Su actitud nos alegra o entristece pero nuestro amor siempre estará para ustedes.

Estoy feliz porque tengo dos hermanos, dos cuñadas y tres sobrinitos y dos más en camino! Y porque mis sobrinitos me ven como el ¡Wow! sólo porque soy su tío y soy más grande que ellos. Qué mejor posición para influir en ellos y marcarlos para bien para el futuro. Ellos alegran la vida de mis hijos. Mis hermanos ambos sirven en la iglesia. Checha (el menor), como voluntario como uno de los dos líderes de jóvenes y tocando batería en la alabanza y Jorgito (el mayor) dirigiendo su célula de matrimonios.

Estoy feliz porque mis mejores amigos trabajan en la oficina de la Fráter o son coordinadores de los ministerios o voluntarios de la Fráter. Es gente que me quiere y me seguiría queriendo aunque ya no fuera su pastor. Disfruto compartir, reír, comer y pasar un buen rato con ellos. Sobre todo escuchar las historias de vida que tienen y algunos casi de muerte cuando no conocían a Dios.

Estoy feliz por lo que Dios está haciendo en la Fráter y a través de ella en Guatemala. Los voluntarios de la Fráter me impresionan. De hecho hoy lunes a las 7 de la noche tenemos una reunión con todos ellos. Casi no lo cuento, pero cuando llego a la iglesia y los veo sirviendo con aquel amor y aquella pasión, se me llenan los ojos de lágrimas y sólo puedo glorificar a Dios que nos ha permitido como iglesia levantar más de 3,000 voluntarios que le sirven y no se sirven de los demás. Gente que ha aprendido a ser fiel no sólo con Dios al diezmar sino con su prójimo al ayudar al necesitado. Su sello en todo lo que hacen es la excelencia.

Estoy feliz porque después de graduarme del colegio estudié Biblia en Christ For The Nations Institute en Dallas Texas. Llegué a los 17 años y 2 semanas después cumplí 18 años (valientes mis papás de dejarme vivir casi 2 años en USA). Porque me gradué de Licenciado en Informática y Administración de Negocios y saqué mi Maestría en Administración de Empresas con especialización en Estrategia de la Universidad que más admiraba desde niño. Todos, sueños que siempre tuve y que anhelé alcanzar. Me gradué de papá y 2 días después de licenciado. Me gustó más la primera graduación. Mis dos líneas de estudio, me han servido para agregarle valor a la Fráter.

Estoy feliz porque usted está suscrito a este blog. Nunca pensé que llegarían a leer mi blog más de 2,267 personas. Hay quienes leen lo que escribo y ni siquiera saben que vivo en Guatemala. Me apasiona compartir de mi fe cristiana. Me apasiona hablar sobre liderazgo. Me apasiona compartir lo que sé y sobre hablar sobre el hoy en base a la Biblia. Me apasiona y llena agregarle valor a otras personas.

Estoy feliz porque aunque no quería tener ni Facebook, ni Twitter y entré tarde a ambos hoy 36,673 personas leen lo que escribo en mi Facebook y 9,853 personas me leen en Twitter.

Estoy feliz porque no tan rápido como quisiera por falta de tiempo, pero estoy escribiendo mi primer libro «Cómo conseguir un novio o una novia espectacular». Un libro que cuando lo tenga listo se lo voy a regalar. El éxito del matrimonio comienza con la selección de nuestra pareja. Puedo ayudar a muchos jóvenes a que se casen y se casen bien hasta que la muerte los separe y con la persona correcta, su sueño no una pesadilla.

Estoy feliz porque aunque me quitaran todo lo que tengo, me queda todo: mi Dios, mi familia, mis amigos y mis hermanos en Cristo en la Fráter es todo lo que necesito.

Estoy feliz porque sé que soy un simple mortal al servicio del Inmortal. Y sólo él y nadie más es digno de gloria, honor y alabanza. Y cuando me muera este blog quedará como un recuerdo para muchos y tal vez olvidado. Pero espero en el camino haber marcado a muchos y haberlos ayudado a ser mejores discípulos de Jesús. Qué mayor trofeo que ese.

¿Quiero pedirle un regalo de cumpleaños?
Comparta esta publicación en Facebook, Twitter, Google+, por correo electrónico o aunque sea por señales de humo, con aquellos que puedan edificarse con lo que escribo (al final de ésta publicación encuentra los botones para compartir en las redes sociales). Escribo acerca de los asuntos relevantes de la vida en base a lo que enseña la Biblia. Gracias por mi regalo y espero llegar a los 37 años. Y si no, pues hay le encargo que por lo menos me llore. Bendiciones.

Suscríbase a mi blog y reciba gratis cuando sea el lanzamiento, el libro que estoy escribiendo sobre el Noviazgo.

Conéctese conmigo en:
Mi blog
, Facebook, Twitter y Google Plus
¡Error, el grupo no existe! ¡Comprueba la sintaxis! (ID: 1)