Mucho más que ovarios…

marzo 8, 2012

Les comparto la publicación que escribió mi esposa Aixa, hoy en el día Internacional de la Mujer.

Soy la cuarta hija de mi papá. Salí del hospital usando un enterizo celeste porque allegados a mis papás decían que talvez esta vez, era un hombrecito… (y quién sabe porqué, el celeste es el color oficial de los bebés varones, aunque cabe notar, que Dios lo escogió para cubrirnos a todos cada vez que amanece, a menos que sea marzo en la ciudad de Guatemala, en el 2012, y entonces es gris-negro con ventiscas que arruinan la labor de los 23,456 salones de belleza de mi cuadra).

Nací mujer, por diseño y designio divino. Y por eso me enloquecía el rosado y el morado, los ositos y los caballos, y por eso, hablo mucho, explico de más y tomo mil desvíos cuando hablo/escribo, y por eso, mi esposo me mira y pregunta “¿Cuál es el punto?” Y por lo que yo lo miro le respondo: “…por eso necesito amigas!!!”

Jajaja…

Soy feliz de ser mujer, porque fui y soy, querida y a la fecha no tengo ningún problema con el color celeste … Bendigo a Dios por rodearme de un equipo de mujeres fuertes, inteligentes, chistosas y cálidas, para completarme, (lista que encabeza mi mamá), pero hoy bendigo especialmente a mi esposo, mi papá, mi suegro, mi hijo, mis cuñados y amigos, hombres que han sido usados por Dios para cultivar mi vida y la de las mujeres en sus vidas… Eso es de agradecer.

Lo que me da vergüenza, es decir que vivo en un lado del mundo en donde para la mayoría de nosotras, nacer mujer, significa una existencia cuesta arriba, porque según el Hastings Womens Law Journal 2010 (Diario Hastings Legislativo de la Mujer 2010) Guatemala fue nombrado el “lugar más peligroso de Latinoamérica para las mujeres”… silencio… seguido de un profundo suspiro…

Y agárrense… me da aún más tristeza y vergüenza, decir que a nosotras aquí, no nos va tan mal –g u l p- porque al menos, nos dejan ver la luz del día. El año pasado leí (Christianity Today) que en India, es prohibido por la ley, el ultrasonido para decir el sexo del bebé, por la cifra exagerada de abortos de niñas… En China y en Corea, básicamente lo mismo. Tener una niña es considerado pérdida para la familia y aún si no es abortada, los índices de muerte temprana para ellas, es alarmante. Infanticidio o abandono para las bebés, depresión, rechazo y aislamiento para la madre. Nacer niña y vivir una vida que produzca fruto y alcance el propósito para el cual Dios la diseñó mujer, parece ser un sueño que se esfuma para millones alrededor del mundo… Ocho millones más o menos, han sido abortadas, sólo en la pasada década. (BBC)

No voy a tardarme más, escribiendo datos deprimentes, porque este par de allá arriba sobran. Vamos a lo que vamos:

Hoy como cosa extraordinaria, le atiné a esto del día de la Mujer y perdón, pero celebrarlo sólo porque tengo ovarios y lloro viendo películas de Pixar, no me cuadra, eso simplemente no es suficiente! Tengo cerebro, corazón, voluntad y un destino, dado por mi Padre antes de ver la luz de esa sala de hospital (de la cual salí vestida de celeste XD) y si junto a mí, estás respirando y leyendo, más vale que este regalo, que es tu vida, cuente de algo! Fuimos hechas para muchísimo más que sobrevivir, arrastrarnos y “pasarla”… y también nacimos para mucho más que ser cuidadas, atendidas y enamoradas… y porsupuestísimo, que no nacimos para llenarnos la cabeza de basura en forma de telenovelas, Cosmopolitan, chismes, deudas para vernos como las de la tele, líos y enemistades… Todo eso lo usa el diablo para entretenernos y separarnos de una vida que cuenta, que arriesga y que busca desesperadamente su identidad verdadera en su Autor… Puede que en tu casa desearan un niño, puede que el mundo entero diga que no vales la pena, pero fuiste idea de Dios, tu vida le importa mucho y tengo razones para confirmar tus sospechas de que no estás sola cuando lloras en tu almohada. Dios se interesa en todos tus asuntos y no ve la hora en la cual te dejes sanar, para pasar al mejor capítulo de tu historia y emprendas la tarea para la cual te diseñó. La mujer declarada virtuosa, solo existe en el marco del la seguridad del Padre. Afuera de Él y Su verdad, jamás vas a ser más que una sobreviviente.

Las mujeres somos mucho más que ovarios…Nacimos mujeres, para embellecer las filas del ejército que ya ganó y que sigue peleando la buena batalla de la fe para defender la justicia, la misericordia y la humildad, para el Único Dios Bueno y Eterno… el que nos entretejió en el vientre de nuestra madre, como mujeres.

Respira, levántate, usa tu perfume, un poco de brillo labial y toma tu lugar. Dios celebró con flores, peluches, vestiditos, moñas y globos rosados (y uno celeste para mí) tu llegada, para que de hoy en adelante, ames, rías, abraces, animes, sonrías, cocines, defiendas, sanes, prediques, perdones y vivas… para honrarlo apasionadamente a Él y a esos millones de mujeres, que nunca verán la luz del día.

Somos mucho más que ovarios… muchísimo más. Somos coherederas de Su Reino… (1 Pedro 3:7)

Puede seguir a mi esposa Aixa en:
En Twitter, en Facebook, en su Blog

¡Error, el grupo no existe! ¡Comprueba la sintaxis! (ID: 1)