¿Por qué la modernización de la alabanza y adoración y los conciertos han alejado a muchos de la Biblia? Y ¿Qué podemos hacer al respecto?

mayo 1, 2012

Los Catapultazos, son las citas personales que he ido creando para sintetizar mis pensamientos y hacerlos memorables. Uno de ellos dice: “Musicalmente obeso, pero bíblicamente desnutrido, es todo aquel que escucha música cristiana pero no posee el hábito de la lectura bíblica”.

En los 35 años de vida que llevo en esta tierra, he visto cambios muy de fondo en la iglesia cristiana. De niños crecimos con mis amigos con un anhelo por conocer más de Dios y por eso leíamos la Biblia constantemente. Era normal ver a un niño de 11, 13 ó 15 años con su Biblia bajo el brazo yendo a la iglesia. Sí, sé que algunos dirán yo la llevo en mi celular (Smartphone), y es cierto, pero son los menos los que la llevan y aun menos los que la leen.

La modernización de la alabanza y adoración en la iglesia – sin que fuera uno de sus planes, ya que claro está que su propósito era glorificar a Dios con la música y el canto al punto que hoy aún tenemos mejores cantantes y músicos en las iglesias que en lo secular – creó una generación que canta de Dios pero no lee la palabra de Dios. Que sabe de memoria cientos de canciones, pero que no sabe muchas veces ni siquiera qué dice Juan 3:16, Filipenses 4:13 o Romanos 6:23. Pasajes que cualquier niño en cualquier iglesia conocía a principios de los ochentas y todavía de los noventas.

¿Estoy en contra de los buenos músicos, los buenos cantantes, los conciertos y las noches de adoración a Dios? Para nada. De hecho en la Fráter organizamos el último fin de semana de Junio de todos los años, un festival de música cristiana que se llama Explo Music Fest. Este año estarán Jesús Adrián Romero, Alex Campos, Abel Zavala, Kyosko, Alternativa y Ray. Cinco de ellos presentando su más reciente producción musical. Y va a estar ¡buenísimo! Además toco el piano al oído y he compuesto más de 20 canciones de alabanza y adoración y de mensaje, la más conocida la que compusimos en los noventas junto con Juan Carlos Alvarado “Con todo mi corazón” que grabó en su disco “Hoy más que ayer”.

Entonces ¿Por qué menciono la modernización de la alabanza y adoración? Porque toda persona que se arrepintió de sus pecados y se convirtió en un discípulo de Jesús, recibió en la mayoría de casos, el apoyo de dos herramientas: CDs con buena música cristiana y un buen libro de una editorial cristiana para leer. Y quien luego se convirtió al evangelio, recibió de la misma persona que recibió unos CDs y un libro el mismo regalo. ¿Qué pasó entonces? Establecimos una generación en donde el Pastor lee y estudia la Biblia y nos alimenta los fines de semana. Muchos nuevos discípulos de Jesús no han tenido contacto con la Biblia o la tienen y no la leen.

Mi intención no es que usted comente en mi Facebook sobre por qué la modernización de la alabanza y adoración es buena, yo también estoy de acuerdo con usted. Tampoco que comente de por qué las editoriales cristianas o seculares que publican libros cristianos son buenas, yo también estoy en eso de escribir mi primer libro. Tampoco que me diga que sí hay muchas personas que sí leen diariamente su Biblia, porque también estoy de acuerdo con usted. Mi intención es como le dijo Jesús a los Fariseos en Mateo 23:23 cuando practicaban el diezmo de todo pero habían descuidado las cosas más importantes como la misericordia y la fidelidad “Debían haber practicado esto sin descuidar aquello”.

Esta es mi propuesta: que sin dejar la música, los conciertos y las noches de adoración a un lado, sin dejar los libros cristianos que publican las editoriales a un lado, no descuidemos la lectura diaria de la Biblia.

Otro de mis Catapultazos dice: “Leer y practicar la Biblia todos los días de mi vida, debe ser la meta de todos los años en la vida del cristiano.” Que no pase un día sin que usted hable la revelación de Dios para la humanidad, sus palabras que imparten sabiduría, conocimiento y que tienen vida eterna en ellas. Cómprese una Biblia que no sale de casa y téngala en su mesa de noche o en su escritorio.

Hace 3 semanas desafiamos a toda la congregación en la Fráter a leer el Nuevo Testamente en 130 días. Para lograrlo debe leer 2 capítulos diarios durante sólo 130 días. ¿Qué tal si acepta el desafío y comienza hoy? Al final de esta publicación, encontrará un separador que puede descargar e imprimir para ir marcando diariamente las lecturas que ya ha realizado y leer el Nuevo Testamento en 130 días.

Que no pase un día sin que usted y yo abramos el tesoro más grande que tiene la humanidad, la Biblia, en donde nos revela su perfecta voluntad para los hombres y su plan de salvación. ¿Si estamos en el mismos sentir? Por favor, comparta esta publicación en su Facebook, Twitter o por correo electrónico. E influyamos a muchos para que una generación que se basa en la Biblia vuelva a ser la norma sin dejar a un lado las bendiciones musicales en cuanto a conciertos, músicos y cantantes que hoy tenemos.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, 17 a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra.” 2 Timoteo 3:16 y 17 NVI

¡Error, el grupo no existe! ¡Comprueba la sintaxis! (ID: 1)